Realmente todo lo que rodea y rodeó a Dalí nunca ha estado exento de magia, misterio, magnetismo y originalidad. ¿Quieres saber como concibió Dalí su tumba y la de su amada Gala? ¿Quieres conocer la polémica en torno a ésta? Pues no te pierdas este artículo.

La Tumba de Gala y Dalí

Gala está enterrada desde 1982 en la cripta del Castillo de Púbol (Girona) junto a otra tumba igual, la de Dalí. Y es que Dalí dejó dicho que quería dos tumbas que en su interior se conectaran por un pequeño agujero, que permitiera que las manos de los dos amantes estuvieran unidas para siempre… pero la tumba de Dalí está vacía. Parece ser que a última hora cambió de parecer y decidió ser enterrado bajo la cúpula de su teatro-museo de Figueras.

Teatro-Museo de Dalí
Teatro-Museo de Dalí

Pero la historia no acaba aquí… El hecho de que Dalí cambiara de opinión todavía sigue generando debate y opiniones diversas entre los historiadores. Parece ser que cuando en 1989 Dalí contaba con 85 años y estaba medio moribundo, le dijo al alcalde de Figueres, Mariá Llorca, que quería ser enterrado en su teatro museo…

Pero lo cierto es que ambos estaban solos en la sala de hospital y no hay ningún testigo que lo reafirme ni ninguna acta notarial. Así que no se sabe si es cierto o no que Dalí hiciera esta última petición al alcalde. De hecho, Robert Decaharnes, uno de los colaboradores de Dalí, siempre ha sostenido que el artista siempre tuvo la misma idea de ser enterrado tal y como describíamos al principio del artículo.

Decharnes considera que fue un error lo que se hizo finalmente, enterrarlo en su teatro museo, y se convirtió en el 2002 en uno de los impulsores de una petición al Rey para que se trasladaran sus restos a la tumba de la Cripta del Castillo de Pubol junto a Gala.

La petición está firmada por personas de todas partes del mundo desde España, pasando por Japón, Alemania, Austria, Grecia, Rusia, Portugal, hasta Francia.

Algunos testimonios

  • El reconocido hispanista y estudioso de Dalí, Ian Gibson, dedica una amplia explicación a este asunto en la biografía que escribió sobre Dalí: «Nunca llegué a hablar con Marià Llorca, que era el único testigo, porque siempre estaba de viaje o demasiado ocupado. No sé si me daban largas o no quería decir nada. No sé, por lo tanto, si entendió bien lo que dijo Dalí o no».
Castillo de Púbol
Castillo de Púbol
  • Por otro lado Enric Sabater, su secretario durante 11 años, dice: «cuando operaron a Dalí de próstata en 1977 le acompañé todo el rato. Estaba convencido de que se iba a morir, era muy aprensivo, y antes de entrar en el quirófano me dio las órdenes de lo que tenía que hacer si esto pasaba. Y una de las cosas que me dijo es que lo enterraran bajo la cúpula del museo. Si se hubiera muerto entonces, así lo hubiera hecho, y creo que era lo que él quería».
  • La Fundación Gala-Salvador Dalí no quiere entrar en polémica y siempre ha dicho que Dalí está bien donde está. Así es que la tumba junto a su esposa sigue vacía.

¿Qué opinas tú?

Si te ha gustado este artículo, quizá también te interese 3 hechos que marcaron la vida de Dalí.

Imagen: Jeronimo Tinoco, levilo – Leandre,levilo – Leandre

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here