Nuestro planeta es un crisol de paisajes, en cuya contemplación no podemos parar de sorprendernos. Cordilleras empinadas, cuevas de hielo, playas de arena cristalina, selvas tupidas, ríos caudalosos… todo eso y mucho más encontramos entre los lugares más extraordinarios del mundo. Recorrer el planeta y simplemente ser espectador de su magnificencia es un maravilloso proyecto de vida. Y si te cuentas entre los supercuriosos y amantes de los viajes y la naturaleza, en Estados Unidos encontrarás un espacio paradisíaco, digno de convertirse en un escenario de película. Se trata del lago Mono en California, un lugar en el que sentirás que has llegado a una dimensión paralela, a un verdadero escenario lunar en el que, tras esas extrañísimas torres que se alzan tranquilas sobre las aguas, parecería que habita una extraña civilización de seres peculiares. Acompáñanos en Supercurioso a visitar el Mono lake en California.

¿Cómo es el lago Mono en California?

lago Mono en California

Seguro que habrás tenido la oportunidad de ver muchos lagos, en persona o a través de la televisión o películas, pero créenos cuando te aseguramos que el lago Mono en California es diferente a todos los demás. En primer lugar, te contamos que se trata de un lago endorreico, es decir que no evacúa cantidades significativas de agua, sino que simplemente esta se evapora.

El Mono lake en California se originó hace unos 760.000 años a raíz de la Cuenca del Mono, cercándolo sin tener opción a tener salida al mar. Se dice que su formación también se debe a acciones volcánicas, de ahí que sus aguas tengan una concentración de sal extremadamente elevada. Y no sólo eso, también tiene altas cantidades de arsénico y es un escenario tan, pero tan alcalino, que el tiempo ha ido esculpiendo con sutileza y espectacularidad estas rocas que ya son mundialmente conocidas como las torres del lago Mono.

Es un paisaje tan asombroso, que es habitual que cada día lo visiten cientos de turistas, con cámara en mano, dispuestos a captar una instantánea. Una imagen increíble de esas torres calcáreas que emergen del agua, como las chimeneas de una vieja nave sumergida, como los restos de una civilización pasada. Pero, además de turistas, son miles las aves migratorias que frecuentan el lago Mono en California a lo largo de las temporadas. La razón es que en él se forma un ecosistema tan rico y productivo que muchos pájaros encuentran su alimento diario.

Las condiciones de salinidad hacen que se produzca un tipo de mosca alcalina muy particular, así como unos crustáceos del género artemia que son un auténtico bocado para millones de aves. También pueden apreciarse unas pequeñas algas autóctonas del increíble Mono lake en California. Uno de estos pájaros que no falla ni un solo año a su festín en estas aguas, es el falaropo tricolor, un ave migratoria que llega en temporada invernal y que ¡ojo! ¡Llega a comer hasta duplicar su propio peso!

1. La biodiversidad del Mono lake en California

Mono lake en California

Te hemos hablado de las moscas, los crustáceos y las aves que frecuentan el Mono lake en California, pero aún existe un dato igual de interesante sobre la biodiversidad de este escenario. Fue la NASA quien halló en el lago una bacteria (GFAJ-1) de la clase Gammaproteobacteria realmente peculiar y asombrosa. Un organismo que se alimenta básicamente de arsénico. Los científicos están muy expectantes con este dato, puesto que es la primera bacteria conocida capaz de construirse a partir de un químico tan venenoso.

Por sus elevados niveles de sal y de arsénico, pensaríamos que el lago Mono en California es un lugar poco dado a la vida. Es justo por ello que asombra su ecosistema productivo. Recordemos por ejemplo que los primeros habitantes de la zona fueron los nativos Kutzadika’a, descendientes de los Yokut, un grupo étnico que habitaba en el valle de San Joaquín, enmarcado en la zona de Yosemite. Este grupo social tenía como parte importante de su nutrición las propias larvas de las moscas alcalinas de este lago. ¿Te atreverías a probarlas?

2. La protección al lago

En la actualidad el lago Mono en California está protegido y forma parte de la red hemisférica de reservas para aves, pero esto no siempre fue así. En los años 70, la ciudad de Los Ángeles llegó a desviar el agua que fluía hacia el lago, consiguiendo que bajara tanto el nivel, que las aves casi dejaron de acudir. Se perdía así una zona increíblemente importante para ellas y para la biodiversidad del país. Afortunadamente, se originó el Comité Lago Mono, formado por estudiantes, nativos de la zona y biólogos. Estos ganaron una batalla legal en 1979, que obligó a Los Ángeles a restaurar, en lo que se pudo, el nivel del lago. Una muestra esperanzadora de que, en ocasiones, la fuerza local puede defender los intereses de rincones únicos para el mundo como el maravilloso y peculiar Lago Mono.

3. ¿Cómo llegar al lago Mono?

paisajes de Estados Unidos

Si se ha despertado en ti el germen de la curiosidad y ya te imaginas recorriendo este paisaje fenomenal, es importante que sepas que el lago Mono en California está situado al este del estado, sobre las montañas Mammoth. Justamente, se extiende a lo largo y ancho de un valle que está considerado como la mayor caldera del planeta. El paisaje lunar se fortalece por el hecho de que el lago se encuentra justo al norte de los cráteres de Mono-Inyo, una serie de pequeños volcanes que se ordenan en una curiosa línea recta.

El Mono lake en California está considerado como uno de los más antiguos de todo Estados Unidos. Sus aguas han ido menguando con el paso de los siglos, pero incluso se cree que hubo otra época en la que llegó a cubrir gran parte de las regiones de Nevada y Utah. Si quieres llegar a este lago que se ubica a tan solo 23 kilómetros del espectacular Parque Nacional Yosemite, deberás tomar la Tioga Pass, la única ruta habilitada por el lado este de las montañas. Y si de regreso de tu paseo quieres parar de vuelta a la civilización, ten presente que la población más cercana al lago Mono en California es Lee Vining.

Sin duda que la naturaleza y sus paisajes no paran de sorprendernos con su grandeza. Si te ha gustado este artículo, no te pierdas la historia de otro lago asombroso, Natrón, el lago que petrifica a sus víctimas. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here