En 1987 se encuentran unas huellas de nada más y nada menos que 3,6 millones de años… Son las huellas más antiguas del mundo hasta el momento y que demuestran como caminábamos erguidos. Porque nos gustan los temas sobre la evolución humana, ya hablamos de Darwin en otro artículo, te invitamos a que hoy descubras más sobre estas interesantes huellas.

El descubrimiento

En 1987 un equipo de arqueólogos liderados por los reconocidos arqueólogos Mary Leakey y Richard Hay descubrieron 70 huellas de 3,6 millones de años en Laetoli (Tanzania).

Laetoli, TZ2
Laetoli, TZ2

Las huellas, 2 series paralelas separadas entre sí por unos 25 cm;  tienen un recorrido de norte a sur de 35 metros. En principio se pensó que correspondía a 2 homínidos pero se concluyó con que en realidad eran las huellas de 2 adultos y un niño. Las huellas se han atribuido a la especie Autrolopithecus affarensis.

¿Por qué son tan importantes estas huellas?

Hay varias razones para considerar estas huellas como imprescindibles en el conocimiento de la historia de la humanidad. En primer lugar porque gracias a este descubrimiento se comprobó como el hombre caminaba perfectamente y de forma muy parecida a la actual mucho antes de lo que se había pensado hasta entonces  y, en segundo lugar, porque demuestran la locomoción bípeda perfecta.

¿Pero cómo se pudieron conservar estas huellas hasta ahora?

Con la expulsión de una capa de cenizas del volcán Sadiman (a 20 km. de las huellas) cayó una lluvia. Los homínidos y otros animales caminaron sobre el suelo y, debido a la humedad, la ceniza hizo las de cemento y las huellas quedaron impresas.

laetoli huellas

Nuevas erupciones volcánicas siguieron desprendiendo cenizas, cubriendo las huellas, y de este modo se conservaron las pisadas hasta hoy.

Las huellas de Laetoli se están deteriorando

Triste noticia pero es así. En 1995 se dieron cuenta que se estaban resquebrajando debido a las raíces de las acacias y otros arbustos. Entonces el Instituto de conservación de Getty (EEUU) consolidó la zona con productos químicos y nuevos materiales para proteger las huellas durante unos 50 años, pero…

Desgraciadamente no ha sido así; unos cuantos arqueólogos entre ellos el español Manuel Dominguez Rodriguez del Instituto de Evolución Humana en África (IDEA) constataron en el 2011 que las huellas se han deteriorado y es que las raíces han seguido haciendo de las suyas y han penetrado por la capa química que se puso como protección, también ha entrado humedad y termitas.

Kikwete el presidente tanzano decidió que lo mejor era retirarlas y ponerlas en un museo cercano a la zona: el dinero para el Museo saldrá de la venta de entradas para los visitantes de las huellas y de los beneficios que se obtengan con nuevos alojamientos turísticos que se construyan en la zona.

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas «Uruk, la ciudad más antigua del mundo«, como siempre en Supercurioso.

Imagen: Momotarou2012, Moi En rougeNegesoMuso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here