Valora este post

La Santa Compaña es una de las leyendas urbanas más famosas y escalofriantes de toda España, de seguro no querrás toparte con esta procesión de espíritus que anuncia la inevitable muerte de uno de los vecinos.

El origen de la Santa Compaña

La Santa Compaña es una popular leyenda perteneciente a la mitología gallega, la misma asegura que una procesión de muertos o almas en pena caminan errantes por diferentes partes de la provincia visitando las casas en las que próximamente habrá una defunción.

santa

Según la leyenda, estas almas en pena van vestidas de blanco o negro, con los pies descalzos y cada espíritu lleva una vela que deja impregnado en el ambiente el olor a cera. Al frente de esta escalofriante procesión va una persona viva, quien al día siguiente generalmente no recuerda lo sucedido, detrás de la persona van todos los fantasmas quienes en muchas ocasiones no son visibles pero se puede sentir su presencia por el frío ambiente y el olor de la cera de las velas.

Se dice que la persona que encabeza esta procesión puede ser hombre o mujer y lleva a cabo esta tarea porque ha sido castigado por sus pecados, es por ello que cada noche debe encabezar esta peregrinación y a la mañana siguiente se encuentra completamente debilitado y desorientado hasta que finalmente cae enfermo y fallece. La única forma de evitar ese destino es que otro incauto vea la procesión y las almas errantes, entonces el vivo le pasará la cruz que porta y será esa nueva persona quien encabece la fúnebre marcha.

La leyenda

Hay una leyenda urbana que cuenta la historia de un niño que se encontró con esta extraña procesión. Álvaro regresó a su casa para visitar a su enfermo padre que batallaba desde hace semanas con una terrible enfermedad. Una noche Álvaro decidió salir a caminar y despejar su mente sin importarle que eran más de las 2 de la madrugada, fue entonces cuando escuchó un extraño cántico, rápidamente se escondió en unos arbustos y observó petrificado como una procesión liderada por un hombre delgado y demacrado que cargaba una pesada cruz se dirigía a la casa de su padre.

santa2

Detrás del hombre iban almas en pena que portaban unas velas, el olor a cera quemada impregnó todo el ambiente. De forma cautelosa, Álvaro siguió a la procesión, quienes se detuvieron frente a la casa de sus padres, acto seguido vio salir a su padre y tomar una vela, comenzaron a caminar nuevamente y unos pocos metros más adelante se desvanecieron como la niebla. El hombre que lideraba la marcha cayó inconsciente en el piso por unos minutos, luego se levantó desorientado y se dirigió nuevamente hacia el pueblo.

Álvaro estaba en shock, no podía creer lo que había visto, cuando de repente un grito lo sacó de sus propios pensamientos, se trataba de su hermana, quien lloraba desconsolada, su padre finalmente había muerto y la Santa Compaña había ido a buscar su alma.

¿Conocías la historia de la Santa Compaña? ¿Conoces más leyendas españolas que quieras compartir con nosotros?

Imagen: Isidro Cea, juantiagues, Guillermo Viciano

6 Comentarios

  1. Recomendaría a la persona del artículo, que se informe mejor antes de escribir algo de lo que no tiene ni idea. Ya que no es exactamente una leyenda ni funciona como se ha descrito en el articulo

  2. Hay pequeñas lagunas en la descripción de esta «tradición», que no una leyenda, ya que se reportan testigos por toda Galicia de la misma, yo personalmente he sido oyente de esos relatos, que nada de leyenda tienen.

    Quizás le falte un poco mas de investigación de a pie, para que los datos de su relato sena mas fidedignos.

    De todas formas, un gran articulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here