Valora este post

Los hábitos y leyes de siglos pasados, especialmente cuando están basados en la costumbres locales alejadas de la tradición cristiana habitual en occidente, nos sorprenden en muchos casos. Las bodas son una muestra de ello. En Supercurioso hemos visto como eran los matrimonios chinos tradicionales y en esta ocasión hemos querido acercarnos a las curiosas leyes de divorcio en la Antigua China. ¡Sorpréndete!

Las curiosas leyes de divorcio en la Antigua China

Las curiosas leyes de divorcio en la Antigua China. ¡Sorpréndete!

Estas curiosas leyes de divorcio en la Antigua China estuvieron vigentes desde la Dinastía Tang, que se instauró en el siglo VII hasta que se abolió definitivamente en 1930 cuando se aprobó la Sección 5a. del Código Civil de la República de China (Parte IV).

En la China Tradicional, las leyes concretaban tres formas de divorciarse: el divorcio sin culpa, en el que había una incompatibilidad personal y únicamente se requería que el marido lo dejara por escrito, el divorcio por anulación del matrimonio dictado por el estado, que era cuando había un delito grave o traición, y a través de un acuerdo. Sin embargo, existía un cuarto método que reconocía la posibilidad al marido de declararse unilateralmente divorciado si se cumplían una de las siguientes razones y que constituyen una de las curiosidades de las leyes de divorcio en la Antigua China.

El esposo podía divorciarse si:

La esposa no demostraba devoción o «piedad filial» que es el respeto y amor que deben tener los hijos e hijas por sus padres según Confucio. Si la mujer no tenía «piedad filial» por sus suegros, lo que suponía cuidarlos, respetarlos, obedecerlos y complacerlos, estos podían romper el matrimonio en nombre de su hijo incluso si este se oponía.

Las curiosas leyes de divorcio en la Antigua China. ¡Sorpréndete!

También podía divorciarse unilateralmente si la mujer no podía tener hijos, aunque debía esperarse a que cumpliera 50 años. También si era vulgar, lasciva o adúltera y en este último caso no necesitaba pruebas, bastaba con que lo sospechara. Podía divorciarse si la esposa era una mujer celosa y se oponía al concubinato de su marido, si tenía una enfermedad infecciosa, si era una chismosa o si era una ladrona.

Las curiosas leyes de divorcio en la Antigua China. ¡Sorpréndete!

La leyes de divorcio en la Antigua China, sin embargo, contemplaban cierta protección para las mujeres cuyos maridos decidían divorciarse sin acuerdo y estas excepciones son realmente curiosas: el marido no podía divorciarse si su esposa carecía de familia a la que poder regresar y que la acogiera. Tampoco podía hacerlo si la mujer durante su matrimonio había observado un duelo de por lo menos tres años a la muerte de su suegro y por último, el marido no podía divorciarse si se había casado siendo pobre y ahora era rico.

Esperamos que estas curiosas leyes de divorcio en la Antigua China te hayan resultado interesantes. ¿Qué te han parecido? ¿Las conocías? Si quieres saber más sobre cómo funcionaban los matrimonio en la antigüedad y en otras culturas, te invitamos a leer: ¿Cómo era la sexualidad en el Antiguo Egipto? ¿Y el matrimonio?El matrimonio, distintos ritos y distintas culturasBodas árabes tradicionales | 10 curiosidades fascinantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here