Los Romanov fueron una dinastía que gobernó Rusia durante poco más de 300 años. Llegó al poder a finales del medioevo, durante el siglo XVII, y supo muy bien mantenerse. Pero la historia de esta dinastía terminó de forma abrupta a principios del siglo XX, en medio de la Primera Guerra Mundial, cuando estalló en Rusia la Revolución Bolchevique, en 1917. Aquella revolución marcaría el final de los Romanov, empezando por el entonces zar Nicolás II. Su paradero, no obstante, fue una de las curiosidades sin resolver de la historia durante mucho tiempo. Por eso, en Supercurioso nos hemos puesto a investigar un poco acerca de la oscura historia que rodeó a esta dinastía durante sus últimos años. ¿Quieres enterarte de este gran misterio? Acompáñanos en este artículo para que conozcas todo lo que debes saber al respecto.

La oscura historia de los Romanov

Los Romanov 2

300 años de historia que acabaron en un fusilamiento colectivo. Pero, ¿por qué? Hay varias razones para explicar esto. En principio, el descontento por el trato injusto que recibían los obreros rusos y la falta de representación de la gente; el advenimiento de las frases de Karl Marx sin duda también influyó; y, cómo no, también el descontento por las derrotas de Rusia había venido sufriendo frente a Alemania, durante la Primera Guerra Mundial. Estas son solo algunas de las razones históricas que causaron el declive de los Romanov, la dinastía rusa que había venido gobernando el país durante los últimos 300 años. Sin duda, la caída del gobierno ruso frente a la Revolución Bolchevique fue uno de los datos alucinantes de la Primera Guerra Mundial, y sus implicaciones políticas y sociales rápidamente se harían sentir por el mundo.

Otra de las razones que los historiadores adjudican para todo esto es la actitud del mismo Zar, Nicolás II, considerado uno de los reyes malditos.

1. Nicolás II, el último Romanov

¿Por qué la caída de los Romanov pudo haber sido, en parte, causada por el mismo Nicolás II? ¿Acaso él quería que el fin de la dinastía? ¿Nicolás II conspiraba en contra de la monarquía? Pues no, nada de eso. La verdad es que todo el problema de Nicolás II era ser un hombre sencillo: prefería la vida familiar a la corona. De hecho, los historiadores usualmente lo califican como un hombre no apto para la política, que terminaba tomando decisiones por la presión de los hechos, o por la premura de los acontecimientos, lo que lo llevó a cometer muchos errores durante su período de gobierno.

Quizá fue eso mismo lo que lo llevó a abdicar poco después del estallido de la Revolución Bolchevique, para el año 1917. Desde ahí, lo que siguió a la historia del Zar y su familia fue buscar el exilio, sin conseguirlo. Con todas sus joyas escondidas, Nicolás II fue arrastrado de un confinamiento a otro, hasta que, un año después, el Zar, su esposa, sus cuatro hijos y los sirvientes que los acompañaban fueron fusilados. Este hecho marcó el fin de la dinastía rusa, aunque otros herederos quisieran reclamar el trono para sí, sin poder lograrlo. Sin embargo, el asesinato de los Romanov se convertiría en un misterio que no sería develado sino casi un siglo después.

2. 90 años de misterio

Nicolás II, su familia y los sirvientes que los acompañaban fueron asesinados el 17 de julio de 1918. La terrible muerte de las hijas del Zar, de hecho, pasaría a la historia, pero por lo secreta que fue. De hecho, muchos años después de sus muertes muchas personas se harían pasar por parte de la familia real rusa para conseguir prebendas, precisamente porque la muerte de los Romanov era una cuestión bastante incierta. Y es que no solo los fusilaron, sino que en algunos casos los desmembraron, y sus cuerpos fueron escondidos en fosas secretas que no se terminaron de descubrir sino hasta el año 2007, 89 años después de los asesinatos. Según cuentan, para que no se escuchara el fusilamiento, cerca de la casa donde estuvo recluida la familia real estacionaron un carro con un motor bastante escandaloso, lo que opaco el sonido de los disparos.

Aunque durante los años siguientes correrían muchos rumores, algunos incluso propiciados por quienes habían sido los genuinos asesinos de la dinastía Romanov, sus cuerpos no serían encontrados. La muerte de la dinastía Romanov se mantendría como un misterio, hasta que varios investigadores dieron con una de las tumbas ocultas de los Romanov. No obstante, no todos los cuerpos aparecieron en el primer poso, descubierto en la década en de los 90. No fue sino hasta el 2007 cuando se terminaron de encontrar los cuerpos de los Romanov, y cuando por fin se aclaró el misterio de su muerte.

¿Y tú, qué piensas sobre el fin de la dinastía rusa? ¿Piensas que la Revolución Bolchevique benefició a la humanidad, o crees, por el contrario, que ha sido una de las grandes atrocidades de la historia? Hay muchas opiniones encontradas al respecto, y en Supercurioso amamos el debate. Eso sí, ¡siempre de forma respetuosa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here