Hoy en día estamos totalmente acostumbrados a que nuestro doctor sea una mujer, pero durante siglos los estudios de medicina les estuvieron vetados a las féminas. A pesar de que en el hogar y en las comunidades pequeñas en las que no había galeno, eran habitualmente las mujeres las que se encargaban de los enfermos o de las curas de mayor o menor importancia, no fue hasta el siglo XIX que ellas pudieron acceder a las universidades. La primera licenciada en medicina fue la estadounidense Elizabeth Blackwell en 1849. Sin embargo, si retrocedemos más de 2.500 años en la historia de la humanidad, descubriremos a dos mujeres que ejercieron esta profesión en el Egipto faraónico. Acompáñanos en Supercurioso a conocer a Merit-Ptah y Peseshet de Egipto, consideradas las primeras médicas profesionales de la historia.

Merit-Ptah y Peseshet de Egipto, las primeras médicas

Merit-Ptah y Peseshet de Egipto | Las primeras médicas de la historia

Merit-Ptah y Peseshet se disputan el honor de ser las primeras médicas profesionales conocidas por su nombre en la historia de la humanidad. Existe cierta confusión sobre las fechas en las que vivieron, pero en todo caso, ambas mujeres egipcias ejercieron como doctoras y trabajaron también para la familia del faraón. La medicina en el Antiguo Egipto era muy avanzada para la época. Tenían un sistema de atención médica muy completo y universal con médicos profesionales que trabajaban en lugares reservados para el ejercicio de la medicina. Hacían diagnósticos y usaron diferentes medios terapéuticos, aunque eso sí, sus prácticas tenían siempre relación con las divinidades.

1. Merit-Ptah

Merit-Ptah y Peseshet de Egipto | Las primeras médicas de la historia

Merit-Ptah vivió durante la Segunda Dinastía egipcia, sobre el año 2.700 a.C. Su nombre significa «amada de Ptah» que era el dios de la arquitectura y la artesanía en Egipto. La profesión que ejerció fue la de «doctora jefa» y lo sabemos por la inscripción que su hijo, que era sumo sacerdote, dejó en una tumba de una necrópolis existente cerca de la pirámide escalonada de Saqqara. También hay una imagen de ella en la tumba. Es la primera mujer médica de cuyo nombre se tiene constancia y posiblemente sea también la primera mujer citada en la historia de la ciencia.

No podemos dejar de comentar que existen historiadores que niegan la existencia de Merit-Ptah ya que, a parte de la inscripción en la tumba, no existen otras pruebas de su vida o de su profesión. Hay menciones de otras féminas llamadas Merit-Ptah, pero en ningún otro lugar se cita que fuera ni médico ni «jefe médico». También hay dudas sobre la fecha en la que vivió, ya que algunos entendidos creen que no fue durante la segunda dinastía, sino en el Imperio Nuevo, es decir, sobre el año 1.500 a.C.

En honor a esta doctora del antiguo Egipto y como se considera que Merit-Ptah y Peseshet fueron las primeras médicas de la historia, la Unión Astronómica Internacional bautizó con su nombre uno de los cráteres del planeta Venus.

2. Peseshet

Merit-Ptah y Peseshet de Egipto | Las primeras médicas de la historia

A Merit-Ptah y Peseshet se las suele citar juntas debido a esas dudas respecto a las fechas en que ejercieron como doctoras, pero no hay duda de que fueron las primeras médicas de las que se tiene constancia. Peseshet vivió durante la Cuarta Dinastía que duró entre el año 2613 y el 2494 a.C. Se cree que se graduó como partera o ginecóloga en la escuela de medicina que existió en la antigua ciudad de Sais. Recibió el título de «Dama supervisora de las médicas» y se cree que ella también era médica. Conocemos su existencia por su hijo, Akhethetep, en cuya mastaba que se encuentra en Gizeh, está su estela personal. Posiblemente, su marido fue un funcionario de la corte llamado Kanefer y ella además de como supervisora de las médicas, ostentaba otros títulos como el ser la «directora de las sacerdotisas de la madre del rey» que se encargaban de los ritos funerarios.

3. La escuela de medicina de Sais

Merit-Ptah y Peseshet de Egipto | Las primeras médicas de la historia

En el Antiguo Egipto, la medicina y la religión estaban indisolublemente unidas y muchos templos egipcios antiguos tenían asociada una escuela de medicina. En el Templo de Sais, en la antigua ciudad del mismo nombre, existió una escuela de medicina en la que estudiaron muchas mujeres y en la que también ejercieron como docentes. Se especializaba en ginecología y obstetricia principalmente. Fue famosa también por su biblioteca que contaba numerosos documentos médicos. Una antigua inscripción en las ruinas de la ciudad reza: «He venido de la escuela de medicina de Heliópolis y he estudiado en la escuela de mujeres de Sais, donde las divinas madres me han enseñado a curar enfermedades».

En la medicina egipcia los médicos hicieron pequeñas cirugías no invasivas, redujeron fracturas y tuvieron extensos conocimientos farmacológicos, además de utilizar fórmulas mágicas en sus curaciones. Merit-Ptah y Peseshet fueron dos dignas representantes de esa incipiente ciencia. ¿Sabías que se las considera las dos primeras médicas de la historia? ¿Conoces otras doctoras o científicas que se avanzaron a su tiempo? Si quieres descubrir a algunas otras, te invitamos a leer María la Judía, primera alquimista de la historiaMetrodora, autora del texto médico femenino más antiguo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here