A lo largo de la historia la humanidad ha tenido que enfrentarse a situaciones que han sido sinónimo de violencia, enfermedad y muerte. Basta solo con recordar eventos como las cruzadas de la Iglesia, la Primera Guerra Mundial, la Guerra Civil española o la Guerra Fría. Pero entre todos esos conflictos que dejaron a su paso un saldo de sangre y dolor, destaca con especial potencia la Segunda Guerra Mundial. Y no solo por los soldados caídos en batalla, sino por haber sido el escenario del mayor genocidio del que el mundo haya sido testigo, el Holocausto Judío. Y justo en el marco de esa masacre de dimensiones espeluznantes, surgen las impactantes fotografías de Czeslawa Kwoka, la niña en Auschwitz que a través de sus expresiones transmitió todo el dolor de aquella experiencia en la que estuvo signada con el número Auschwitz 26947. Hoy en Supercurioso nos acercamos a su historia.

¿Quién fue Czeslawa Kwoka, la niña en Auschwitz?

niña en Auschwitz

La transformación al color de algunas fotografías de los terribles eventos ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial, ha servido para dotar a todos aquellos sucesos de un significado mucho más profundo, más vívido. Percibir la palidez de la piel, el violeta de los moretones o el rojo oscuro de la sangre, consiguen comunicar con mucha más potencia el sufrimiento de aquellas personas. Czeslawa Kwoka, la niña en Auschwitz, fue una de ellos. Esta pequeña de origen polaco tenía tan solo catorce años cuando fue llevada hasta uno de los campos de concentración más terribles de la guerra, en el que fue identificada como Auschwitz 26947.

Czeslawa, junto a su madre y otras 116 mil personas, fueron desalojadas del condado de Zamosc y convertidos en prisioneros. Era de religión católica y no hablaba el alemán, así que nunca comprendió lo que le decían ni por qué la sometían a aquellos horrores. A su madre la asesinaron a los dos meses de haber llegado al campo de concentración, por lo que la niña quedó en la más absoluta soledad.

El desalojo de su pueblo obedeció a intereses políticos. Los nazis aspiraban instalar una colonia agraria de alemanes arios en este lugar situado al sudeste de Polonia. Para cumplir este propósito, sus ocupantes fueron enviados en camiones hacia distintos campos de concentración, en condiciones inhumanas. Hacinados, confundidos y llenos de temor, unos se dirigían hacia Majdanek, otros hasta Zwierzyniec, y Czeslawa Kwoka fue a parar a Auschwitz, el 13 de diciembre de 1942.

A partir de ese momento, la pequeña niña en Auschwitz perdió su nombre. Ahora solo tenía la identidad del número que se plasmaba en su pijama y en su piel: 26947. Su infancia, su familia y todo lo que conocía le sería arrebatado en un abrir y cerrar de ojos. Se convirtió en prisionera de un sistema del horror que acabó con su vida y la de millones de inocentes. Muchos años después, la artista brasileña Marina Amaral tomó para sí el proyecto de darle color a las imágenes de este período histórico, y entre ellas destacó la de la pequeña Czeslawa.

Las fotografías de la niña en Auschwitz

Auschwitz 26947

El retrato de la niña en Auschwitz es uno de los más famosos del holocausto. Fue tomado por otro prisionero, el fotógrafo polaco Wilhelm Brasse, quien logró sobrevivir a su paso por Auschwitz. Brasse había sido encomendado con la función de realizar el registro fotográfico del resto de los reclusos. Tan terrible y cruda resultó aquella experiencia para el hombre, que desde que salió de Auschwitz y hasta sus noventa y dos años, edad en la que murió, jamás volvió a tomar una fotografía. Según dijo en entrevistas posteriores a su liberación, alcanzó a tomar unas cuarenta a cincuenta mil imágenes durante su permanencia en el campo de concentración, pero el rostro de Czeslawa Kwoka era el que mejor recordaba.

Antes de presionar el disparador de la cámara, Czeslawa fue golpeada en el rostro con un palo, de una manera bestial, por un guardia de seguridad. Sus labios sangraban, ella lloraba asustada, pero al saber que nada podía hacer para defenderse, se resignó, se secó la cara, limpió un poco la herida y posó para el lente de Brasse. “Antes de tomar la fotografía, la niña se secó las lágrimas y se quitó la sangre del corte en el labio. Siendo sincero, sentí como si me estuvieran golpeando a mí mismo, pero no pude interferir. Hubiera sido fatal para mí”, expuso el propio fotógrafo luego de su liberación.

En blanco y negro la herida de la niña en Auschwitz podría pasar desapercibida si la miramos de pasada. Sin embargo, desde que Marina Amaral, experta colorista, dibujó cuidadosamente estos retratos, la sangre que antes se apreciaba como un rayoncito oscuro, ahora es roja, difícil de ser ignorada. Vemos su sufrimiento a todo color, por lo que inevitablemente la empatía y el dolor por los abominables actos de la humanidad, aparecen para embargarnos. Empatía por ella, y por tantas otras personas que encontraron la muerte en uno de los momentos más oscuros de la historia.

La muerte de Czeslawa Kwoka

Víctimas del Holocausto

La pequeña Auschwitz 26947 no contó con la suerte de su fotógrafo. Lamentablemente se sumaría a la lista de niños que encontraron la muerte en medio de la barbarie nazi. En efecto, en los campos de concentración los niños eran los primeros en ser asesinados, puesto que tenían poca utilidad y resistencia para el trabajo. Pero las cosas cambiaron en el año 1943. Fue aquel el momento en el que Josef Mengele, “el ángel de la muerte”, comenzó a incluir a la población infantil en sus experimentos.

La niña en Auschwitz de cuya historia te hablamos fue una más de sus víctimas. La prisionera identificada con el número Auschwitz 26947 tan solo duró unos meses en aquel calvario. Mengele fue el responsable de firmar y ejecutar su sentencia de muerte. La pequeña Czeslawa murió a consecuencia de una inyección de fenol en el corazón, que resultó inmediatamente letal. Su muerte ocurrió el 12 de marzo de 1943.

En definitiva, la historia de Czeslawa Kwoka, la pequeña Auschwitz 26947, es una más de las millones que ocurrieron entre los fríos muros y alambres de los campos de concentración nazi. Más allá de cualquier enfrentamiento militar, el mundo no había conocido jamás tal despliegue de odio, xenofobia y barbarie. Hoy las imágenes de esta pequeña que recién iniciaba su vida, una de los 230 mil niños que asesinados en aquel campo de concentración, sirven como un recordatorio y una advertencia de hasta donde puede llegar el hombre cuando se deja embargar por el odio.

Si te interesa seguir profundizando tus conocimientos sobre este abominable período en la historia de la humanidad, no te pierdas esta selección de los 10 mejores libros de la Segunda Guerra Mundial. Conoce también la historia de Ana Frank, la pequeña autora de un Diario que lanzó luces sobre la oscuridad de la guerra y sus dolores.

35 Comentarios

    • coomo sabes eso,lo mismo ocurre en todo el mundo , solo que tanta maldad ya no esta concenrada en campos de consentracion.

      • Y porqué no sacan las fotografías de cómo quedaron los niños de Japón después de la explosión, jamás he visto fotos, ponen a los nazis como lo peor y que hay de EEUU, ellos son peores.

        • Es que los nazis fueron lo peor de lo peor en esa epoca tanta maldad que la maldad de ellos llego al punto de hacer un centro de concentración para acabar con una raza que no tenia culpa de nada solo porque Hitler vivió toda su vida con tanto adio ha esa raza

        • O los niños de palestina donde los judios no tiene límites en atacar niños y ancianos ahí no es holocausto! Realmente no conocemos la historia

        • Los japoneses fueron demasiado malos en la segunda guerra mundial, incluso también tenían campos de concentración y ni hablar de los horrores contra los chinos y los coreanos, infórmate un poco amigo y tampoco defiendo a los estados unidos pero infórmate y no quedes de ignorante y tanto es así que en Japón es tabú hablar de esos temas para no manchar el honor de la milicia

      • tu si eres inbecil, acaso aquí hay nazis? aquí lo que hay unas plagas de mal vivientes que están jodiendo a mi Venezuela, no vengas tu con tu comentarios amarillistas.

          • los nazis no acabaron con el comunismo, fue al revés… si leen un poco de historia verán que Stalin fue mil veces peor que Hitler. La historia es cíclica por ende los episodios se repiten, solo que evidentemente con personajes distintos, el comunismo ha sido y sera siempre la peor plaga en el mundo. sabían ustedes que el partido de Hitler se llamaba Nacional Socialista? y que en los años 30 el acabo con la pobreza en Alemania, elimino el desempleo en un 98%, Alemania fue prospera e independiente, el marco era la mejor moneda a pesar de lo desgarrado que quedo Alemania luego de la 1era guerra mundial con el tratado de Versalles. debemos leer sinceramente.

        • No hay nazis, tienes toda la razón, pero hay personas igual o peores que están en el gobierno.
          Gobierno que no abastece a los hospitales de insumos médicos y como consecuencias la población que está enferma está muriendo, hay muchos casos de niños con cáncer que han muerto por falta de medicamentos!.

          • No hay nazi, hay comunistas que eso es mil veces peor… y lamentablemente hay Venezolanos que siguen apoyando a esta basura… no se que será de nosotros pero debemos sacar a este maldito comunismo de nuestro pais

      • Por dios, no entiendo como todo lo relacionan con Venezuela… hay muchos países que están peor! Aunque no lo creas… Y se trató de un holocausto, piensa un poquito antes de comentar

  1. Asi como en el olocausto pasa lo mismo ahora en Siria y el mundo no dice nada, seguro de aqui de 30 años igual mostraran las imagenes de esos tantos niños muertos y diran nunca se devio de permitir, parece que se perdio la compacion y la bondad, el.sentido humano, somos peores q animales salvajes, que poco a poco nos estamos eliminando.

    • Total% de acuerdo…ya no se trata de quien tiene la razón..se trata de volver a ser compasivos, generosos y alegres con el resto de la humanidad. FUERA TODA GUERRA VERBAL Y ARMAMENTISTA QUE AFECTA A NIÑOS INOCENTES!!!!

    • Muy cierto, cada época encuentra la manera de ASESINAR MASIVAMENTE. En esta época: El aborto legal y ilegal, la experimentación en embriones, las guerras, la prostitución infantil, etc etc se que falta nombrar mucho.

  2. Vilmis
    averigua por favor, por qué se mantiene y por qué no se termina la guerra de Siria…
    Búscalo en Youtube, el wiki, el internet, en donde sea y te darás cuenta que eso no terminara rápido, seguirán las fotos y los memes de dolor y todo eso, pero al final es solo para que la gente tenga la sensación de empatía, al final ante el poder nada podemos hacer los simples humanos… No lo diré para no recibir comentarios recriminantes, al final usted Deside.

  3. Algo no muy lejano pasa ahora tanto en palestina como en siria… Claro que por supuesto no es europa por eso los niños de allà no tienen tanto enfacis como los niños europeos …. Las guerras dan Ascó y solo sirven para enrriquecer a algunos …
    Solo por intereses

  4. Es triste, esos nazis acabaron con un tercio de la poblacion en europa en aquella epoca, el mundo civilizado en aquel entonces era oscuro, da tristesa todo lo que pasaron esos prisioneros en especial a Czeslawa Kwoka, quien se olvido del dolor, y mostro un rostro sin expresion, señalando que a la final, de la muerte no escaparia :/ malditos nazis menos mal que los liquidaron.

    • Y quedaron los estadounidenses que son peor, cuántos asesinaron sus bombas atómicas, ah!, y eso sin tomar en cuenta el daño ecológico al planeta!.

    • Estas errado, los comunistas han acabado con mas personas… Lee y entenderas, si no te gusta leer busca en youtube la historia no contada de Hitler o la historia de Stalin…

  5. Muy cierto, cada época encuentra la manera de ASESINAR MASIVAMENTE. En esta época: El aborto legal y ilegal, la experimentación en embriones, las guerras, la prostitución infantil, etc etc se que falta nombrar mucho.

  6. malditas basuras,politicos con ansias de poder y locos con cochinas religiones sin sentido son los que destruyen a la humanidad,ni los animales actuan como estas bestias

  7. Están compitiendo a ver quien sufrió o sufre más? Estoy leyendo bien? No se trata de ver quien es peor, no hay competencia en este tipo de cosas. O acaso si mañana suben una nota sobre Siria o VENEZUELA alguno dirá que el holocausto fue peor? Aquí está la prueba fiel de que el ser humano es conflictivo por donde se lo mire, nunca está conforme, siempre busca el debate absurdo y sin sentido que no ayuda a nadie ni deja nada positivo. Mejoraremos el día que seamos más solidarios, menos bocones, menos agresivos, más sensibles y pensemos antes de hablar pavadas (entre otras cosas).

  8. los nazis, menudos hijos de puta ke ni sikiera hacían prisioneros en combate, gracias a la alianza se les derrotó pero como dijo por otro flanco Japón, hemos despertado a un gigantedormido, y tanto, ke con la información sustraída a hitler se acabo de diseñar la bomba atomica de irosima y nagasaky y demás información y científicos liberados de la SS ke fueron a parar en su mayoría a Estados Unidos, ganando esta nación superioridad para la devastada Europa y norte de África, logrando posteriormente grandisimos avances para el mundo.
    las guerras serán siempre actualmente por codicia de residuos fósiles y para un mayor control del planeta, esto desde Estados Unidos o el tio sam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here