Atrapasueños. Cuelgan en los cabeceros de nuestras camas o sobre la cunas, están hechos de modo artesanal y penden como los delicados objetos elaborados a base de cuerdas, un círculo central y varias plumas inferiores que son, aleteando débilmente al ritmo del viento o de esos sueños perdidos que tan a menudo olvidamos.

Los atrapasueños o cazadores de sueños son esos bellos amuletos capaces de filtrar nuestro mundo onírico para ensalzar únicamente lo positivo, para filtrar pesadillas, traernos buena suerte y atrapar en sus redes todo el reverso de lo negativo que, en ocasiones, nos envuelve. Magia, tradición y curiosidad orlada en estos atractivos objetos tan habituales en tiendas y mercados.

¿Te interesaría saber más sobre ellos?

Los atrapasueños de los Ojibwe

Se cuenta, que estos sugerentes «receptáculos» denominados cazadores de sueños o, sencillamente, atrapasueños tuvieron su origen en el pueblo nativo norteamericano de los Ojibwa, sobre los años 60.  Recordemos que los Ojibwa son uno de los pueblos nativos más grandes de América del Norte, casi tanto como los cheroquis o navajos. Podemos encontrarlos tanto en la zona de Ontario (Canadá), como en Wisconsin o Minnesota.

8964172926_a81e75a833_b_660x330

Para los Ojibwa, los atrapasueños eran casi su símbolo de identidad, mientras que para otros pueblos nativos aquellos objetos eran algo ridículo con simples fines comerciales con los que servirse para obtener dinero. Se elaboraban de un modo muy simple: atando hilos de fibra de ortiga alrededor de una argolla circular o en forma de lágrima, de modo que quedaran como una especie de tela de araña. Se hacían a mano con madera de sauce, y debían disponer de unos 9 cm de diámetro, normalmente de color rojo. Las críticas sobre los «cazadores de sueños» se basaban sobre todo en el hecho de que eran vendidos sin que la gente supiera muy bien cómo funcionaban o cual era su significado. Se compraban casi siempre por motivos estéticos, por sus atractivos colores, sus hebras o por la mayor o menor calidad de sus materiales.

Pero, a pesar de las críticas, los atrapasueños se comercializaron de modo masivo en todo el mundo. El fenómeno fue imparable incluso existiendo el malestar de algunos grupos nativos americanos.

La leyenda de los atrapasueños

El atrapasueños debe ser colgado sobre la cabecera de la cama o sobre la cuna de lo niños. ¿Su finalidad? Protegernos de las pesadillas o las visiones malignas. Los Ojibwa veían en estos objetos un modo de filtrar los sueños, de modo que los «buenos sueños» discurren por el centro hacia la persona que duerme mientras que los «malos sueños» son atrapados por la malla y se desvanecen con el primer rayo de luz del amanecer. Evocador, sin duda. Pero, ojo, para los Lakota, sin embargo, la magia actúa al revés, es decir, las pesadillas pasarían a través de la red y los sueños buenos quedan atrapados en las hebras para deslizarse hasta las plumas y, después, hacia la persona que duerme. Como ves, aunque la finalidad es la misma prácticamente, el modo de conseguir esos sueños positivos parece tener distintos mecanismos según el pueblo en el que nos basemos.

15509657928_3d56a9c308_k_660x330

Pero ¿cuál es la leyenda de este singular receptáculo? Para los ojibwa, esta leyenda habla de su origen y nos explica la historia de una mujer araña. Su nombre era Asibikaashi, una dama encargada de velar por todo niño y persona de este mundo. Pero en ocasiones le era difícil llegar a toda criatura, así que un modo de conseguir que la magia protectora llegue a cualquier ser del mundo, es tejiendo un «cazador de sueños» para atrapar esas pesadillas, esos malos sueños que quedan pendidos y que el amanecer siempre hace desaparecer con su luz renovada. Simplemente precioso.

La popularidad de los atrapasueños ha llegado a tal nivel, que es habitual descubrirlo ya en tatuajes e incluso verlos colgando en el interior de los coches o en las entradas de casas y tiendas. Puede que, de algún modo, busquemos sólo que nos aporte la buena suerte en cualquier ámbito de nuestra vida, dejando el tema de las pesadillas a un lado. Quién sabe.

Tatuajes-de-atrapasueños_660x330

Y ahora cuéntanos ¿tienes tú un «atrapasueños»? ¿Cuelga sobre tu cama? ¿Crees que te ayuda? Esperamos tus comentarios, mientras te invitamos a conocer el mundo de los Onironautas.

Imagen: noelia.Raquel Rivera

18 Comentarios

  1. Yo tengo uno sobre la cabecera de mi cama, me lo compro mi abuela hace un tiempo, porque tenia muchas pesadillas y no podía dormir, sinceramente me ha funcionado, pero es mas por la fe que se le pone a las cosas, ademas porque adoro a mis indígenas, así que eso me ha hecho ponerle tanta fe y amor al cazador. Excelente articulo.

  2. Yo tengo uno pequeño que me regalo mi hermana, ella lo compró en un lugar de artesanías típicas durante un viaje a una ciudad del interior del país donde vivo, no lo solía tener cerca pero desde hace poco está sobre un espejo grande al lado de mi cama y me di cuenta que mis sueños son mas impactantes los recuerdo casi perfectamente al despiertarme y pienso en el por que lo soñé, tal cosa que no me pasaba mucho antes. Creo en el significado del atrapasueños cada vez más.

  3. Yo tengo uno colgando en el retrovisor de mi carro. Lo traigo porq me gusta la figura del atrapasueños aunq no creo en lo q dicen hace dicho objeto. Me gusta la forma y las plumitas es todo. Buen articulo me gusto.

  4. Pues yo tengo uno… aun que no esta sobre mi cama, esta a la puerta de mi casa, justo en la entrada, también tenia un collar… pero lo regale a mi novio.. supongo que es una forma de cuidar que las malas vibras no entren… tengo mi fe en ellos… y también considero que son muy bonitos! 🙂

  5. Yo tengo tres volando dice mi cama, gsm dudo obsequio de mis amigos, ya que he leído que uno mismo no puede comprarlo porque no es lo mismo. Creo más que todo en la energía que ellos me brindan.

  6. Yo tengo tres colgando sobree mi cama,son obsequios de mis amigos, ya que he leído que uno mismo no puede comprarlo porque no es igual el efecto. Creo más que todo en la energía que ellos me brindan.

  7. Muy buen artículo, Valeria, me encantó, yo hice mi atrapasueños ya hace un buen tiempo, con decoraciones sencillas, y si bien no recuerdo mucho mis sueños, y nunca he sufrido de pesadillas, son como un lindo amuleto que no pierde el encanto.

    • Estupendo Sara! Suelen decir que siempre es mejor elaborarlos uno mismo. Seguro que por eso te funciona 😉 Un abrazo desde todo el equipo!

  8. Yo tengo uno, la verdad si lo compré por que estaba teniendo pesadillas con frecuencias, resulta ser que lo coloqué y todo, pero las pesadillas se hicieron más intensas, sin embargo cesaron y aúnm lo sigo teniendo por que me gusta y por que tal vez lo coloqué en un espacio errado, quizá no siempre sea en la cabecera, pero me gusta admirarlo 🙂 bonito artículo

  9. Me parecen encantadores yo realizo algunos y los comercializo le dijo a mis clientes que atrapan los sueños malos y que viene de una creencia indigena gracias por la informacion me retroalimento bastante saludos desde Colombia

  10. Yo tengo una colección en la cabezera de al rededor de 18 Atrapasueños desde 10cm de diámetro hasta el mas mínimo de 7 & otra colección de al rededor de 20 Atrapasueños de color 3 solitarios & tres pares de aretes me encantan & siempre he sabido su significado por eso me llaman tanto la atención también tengo un collar de metal & una pieza para el ombligo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here