La mitología es sencillamente fascinante. Ya sea que hablemos de la mitología japonesa, de los nueve mundos de la mitología nórdica o, como en este caso, de los dioses de la mitología griega, la verdad es que siempre tenemos nuevas cosas que aprender sobre el pasado, y sobre toda esa oda fantástica que fue construida para intentar explicar el mundo. En Supercurioso somos, definitivamente, unos amantes de la mitología, de todos esas historias que se erigieron para explicar el ciclo de la vida, y por eso siempre estamos investigando sobre las mejores curiosidades de la mitología. El día de hoy hemos querido hablarte del Cancerbero, el perro de tres cabezas de la mitología griega, y para ello te hemos traído las mejores curiosidades de esta quimera mitológica. ¿Quieres descubrir los mejores datos del perro de tres cabezas? ¡Vamos a ello!

El perro de tres cabezas que resguardaba el inframundo

El perro de tres cabezas que resguardaba el inframundo

«Cerbero», parte de su nombre, significa literalmente, «demonio del pozo», por lo que supondrás que Cancerbero era un ser terrible de la mitología griega. Concretamente, era el perro de Hades, el dios del inframundo griego, y era el encargado de resguardar las puertas del mismísimo más allá. En la mayoría de leyendas, se decía que este perro de tres cabezas tenía cola de serpiente y que su gigantesca figura era aterradora. Sin embargo, en algunas historias incluso lo representan como una quimera mucho más escalofriante.

La función de Cancerbero era asegurarse de que los muertos no salieran del inframundo y, a su vez, evitar que los vivos se internaran en el infierno griego. Según los expertos, la leyenda de un perro guardando las puertas del inframundo no fue originaria de la cultura griega, ya que hay pruebas fehacientes de que civilizaciones anteriores también recurrían al mito de un perro guardian del infierno. En todo caso, es gracias a la civilización y la cultura griega que este mito se mantuvo vivo, y por eso en gran medida se le atribuye a la época helenística. ¿Listo para conocer las mejores curiosidades del perro de tres cabezas? ¡Acompáñanos a descubrirlas!

1. ¿Cuántas cabezas tenía?

La mayoría de los autores clásicos coinciden en que Cancerbero poseía tres terribles cabezas y que sus nombres eran: veltesta (cabeza izquierda), tretesta (tercera cabeza) y drittesta (cabeza derecha). Sin embargo, otras versiones señalan que el perro del infierno tenía más de tres cabezas. De hecho, autores como Hesíodo señalan que no tenía tres, sino 50 terribles cabezas. Píndaro, otro de los grandes autores de la Grecia Antigua, señalaban que no eran 50 las cabezas del can del inframundo, sino 100. No obstante, la tradición Griega mantuvo que el cerbero era un perro de tres cabezas.

2. Uno de los trabajos de Hércules

perro de tres cabezas

El perro de tres cabezas sufrió diversas derrotas a lo largo de la historia y la mitología griega. Esto se debió a que muchos héroes de la Antigua Grecia, ambicionaban cruzar las puertas del inframundo para llevar a cabo alguna tarea. Una de las veces en las que Cancerbero fracasó, fue a manos de Hércules. Y es que uno de los mitos de Hércules que quizá no conocías fue que este legendario guerrero hijo de Zeus tuvo que realizar doce trabajos imposibles para probar su valía, y uno de estos trabajos, precisamente, fue capturar a Cancerbero.

Existen varias versiones sobre cómo Hércules consiguió llevar a cabo esta monumental tarea. Una de ellas sugiere que Hades aceptó dejar que lo raptara, siempre y cuando Hércules sometiera al perro de tres cabezas sin ninguna de las armas que poseía, con lo que el héroe usó la capa de león y su gran fuerza para someterlo. Otras versiones, no obstante, señalan que Hércules se enfrentó al dios del inframundo Hades y, al final, logró hacerse con el perro de tres cabezas, gracias a la ayuda de un garrote. Sea como fuere, todas las leyendas coinciden en que Hércules completó su trabajo y consiguió sacar a Cancerbero del inframundo, para luego exhibirlo orgulloso por toda Grecia antes de devolvérselo a Hades. Sin duda, uno de mitos griegos cortos más sorprendentes.

3. El perro en la mitología

El perro de tres cabezas tiene un significado más profundo que el de ser el simple guardián del inframundo, ya que también se encarga de conducir o guiar a las almas a su destino. Los habitantes de antiguas civilizaciones como la romana o la egipcia, consideraban a los perros o chacales mensajeros de los dioses. Por ese mismo motivo, no es causalidad que la figura del guardián del inframundo sea representada por un perro. De hecho, este animal nos recuerda a otros dioses como Anubis, el dios egipcio de la muerte, quien tenía una función bastante similar dentro de la mitología egipcia a la que tenía Cancerbero en los mitos griegos.

4. Cómo derrotar al perro de tres cabezas

Cómo derrotar al perro de tres cabezas

Dentro de la mitología griega e, incluso, la romana (que tomó muchos elementos de la mitología griega, incluyendo al perro de tres cabezas) múltiples héroes lograron derrotar al cerbero, y cada uno utilizó distintas formas. Orfeo, por ejemplo, utilizó su música para calmar al terrorifico can; Hermes logró dormirlo utilizando agua del río Lete; Eneas (mitología romana) logró calmarlo utilizando tortas de miel con drogas; y, finalmente, Psique, también de la mitología romana, logró calmarlo utilizando los mismos métodos de Eneas. Estas son algunas de las formas más conocidas sobre cómo derrotar a Cancerbero.

5. Su nombre tiene significado en la actualidad

Ya para cerrar con nuestras curiosidades sobre el perro de tres cabezas queremos señalar el uso que se la da a su nombre en la actualidad. Si eres un aficionado al fútbol seguramente ya habrás notado que en algunas ocasiones se refieres a los arqueros como el Cancerbero. Este es un símil que se ha popularizado mucho en este deporte, y que refiere a los arqueros como los defensores. Y es que así como Cancerbero defendía las puertas del infierno, los arqueros defienden las porterías. Este símil es utilizado, sobre todo, en Latinoamérica, y es un uso particular que se le ha dado al nombre de este mitológico can.

6. Las puertas del inframundo

Las puertas del inframundo

Otra de las curiosidades de Cancerbero que nos sorprendió mientras investigábamos fue que gracias al perro de tres cabezas se realizó un hallazgo arqueológico importante. Y es que en el año 2013 un equipo de arqueólogos italianos encontraron en Turquía una estatua de Cerbero que medía 1,5 metros de altura. Esta estatua fue encontrada en las ruinas de la antigua Hierápolis, en Turquía. Gracias a este hallazgo se pudo confirmar una hipótesis que había surgido  partir del descubrimiento de una gruta encontrada en 2012. Según los expertos en el tema, esta gruta sería nada más y nada menos que la entrada al inframundo descrita por el geógrafo e historiador griego Estrabón, y gracias a la estatua de Cerbero los investigadores pudieron confirmarla.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre el perro de tres cabezas que resguardaba el inframundo griego? ¿Conocías todas las curiosidades de esta imponente figura? Y, ¿qué otras particularidades de este ser mitológico conoces? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here