Valora este post

Los primeros encuentros no siempre se dan en esos escenarios de ensueño que vemos en el cine, a veces son, más bien, torpes, llenos de errores que quedan a futuro como anécdota graciosa, o quizá no tanto. A todos nos ha pasado alguna vez, vamos a nuestra primera cita con alguien y, aunque todo parece ir bien, de repente ocurre el cambio brusco: esa persona hace uno de estos imperdonables, y… Bueno, demás está decir que no se vuelven a ver. Quizá no te haya pasado propiamente, tal vez, sin darte cuenta, tú fueras esa persona, y luego de esa cita te quedaras preguntándote por qué no te volvieron a llamar. Pues bien, en Supercurioso también nos ha pasado, razón por la cual decidimos compilar en este artículos las cosas que NO hacer en una primera cita, para que no vuelva a ocurrirte.

15 cosas que no hacer en una primera cita

qué no hacer en una primera cita.
¿Qué no hacer en una primera cita? Descuidar estos consejos.

1. Cuando como picante tengo diarre… ¡Exceso de información!

Estáis sentados el uno frente al otro, cenando y en el primer plato empezáis a hablar de vuestras tendencias políticas y religiosas y terminas el postre confesando tus traumas infantiles más oscuros. ¡Ni hablar! Espérate, puede que seas sólo tú el interesado en «purificar» su espíritu en la primera cita. Además, la conversación no puede girar sobre ti siempre, deja que el otro se exprese.

Además, es importante tomar en cuenta que quién está contigo es un desconocido/a (a no ser que os conozcáis de antes, pero en cualquier caso estarías entrando en terrenos resbaladizos). Además, si se lo cuentas todo hoy, ¿qué harás en la próxima quedada? Conversad tranquilamente y deja que él o ella también se exprese, así lo conocerás mejor y no estarás exponiéndote demasiado. Así que cuidado con esta primera cosa que no hacer en una primera cita.

Eso sí, tampoco caigas en la frialdad. Mantente informal y disfruta de la quedada. Ya le confesarás tus peores miedos y experiencias más adelante. Guarda ese cartucho.

2. Hablar de tu ex constantemente: olvídale un rato

¡Genial una cita con la persona ideal! ¡Increíble que haya quedado conmigo! Se parece tanto a mi ex… ¡Error! Hablar de tu ex es una de las cosas que no hacer en una primera cita. No hables de él o de ella o empezarás a vomitar todo lo que piensas de tu ex pareja sin poder evitarlo. Sea por sus terribles defectos o virtudes, si hace poco que lo habéis dejado, cuando empieces a hablar de él o de ella no habrá quien te detenga. Así que mejor piénsatelo antes de soltar el primer comentario «ex».

Además, el mensaje que estarás enviando con eso es que esa persona te ha marcado profundamente, aunque sea para mal, algo contra lo que el nuevo candidato o la nueva candidata puede no sentirse capaz de competir. Es muy fácil enfriar el agua tibia de esta manera, seguramente, pero la verdad es que no es algo que sea recomendado para una primera cita, sobre todo si esa persona con la que estás realmente te interesa. Intenta desentenderte, vive el momento, después de todo estás ahí para conocer a alguien nuevo y no para revolcarte en el pasado.

Si no puedes evitarlo y terminas hablando todo el tiempo de tu ex, quizá sea interesante darte un respiro y esperar un poco antes de intentar iniciar una nueva relación, por ti y por tu futura pareja.

3. Ser el segundo plato, ¡hazte valer!

qué no hacer en una primera cita
Siempre recuerda que una cita se trata de conocer al otro y de darte a conocer a ti mismo también.

– ¿Hola? Sí, te dije que quería que nos viéramos pronto. ¿Qué te parece quedar en… digamos… media hora en el bar de otro día?

¡NO! Ni hablar. Quien sea que te ha propuesto este plan no se ha tomado la molestia de cambiar sus planes principales para quedar contigo y, como le han fallado, posiblemente ha decidido que eras una buena segunda opción. A menos que sea vuestra forma de quedar, no acudas. Ten en cuenta que si empiezáis con una dinámica en la que el otro tiene derecho a disponer de tu tiempo cuando quiera, esta puede que no cambie y podría ser un problema a la larga. Así que pendiente de no caer en este error, y sigue leyendo qué no hacer en una primera cita.

4. Insistir en que habéis tenido un flechazo al despedirte

La cita ha ido genial y sientes que tu corazón palpita como una patata frita: es la persona que buscabas. ¡Para el carro! Puede que sea una atracción puramente física o que tengas un día muy eufórico. Antes de empezar a declararte tras la primera cita, piénsalo fríamente. ¿Tanto te gusta? ¿La/lo conoces suficientemente? ¿Cómo reaccionarías tú, si alguien te dijera que eres el hombre o la mujer de su vida tras unas horitas juntos? Considéralo.

Ten en cuenta además, que una relación no viene determinada por la primera cita, hay tanto tiempo y experiencias que vivir juntos que vuestro futuro en común ya se irá esculpiendo a medida que paséis más tiempo juntos.

5. Mentir, acabarán pillándote

¡Cuidado con esas mentiras típicas de la primera cita! Empezar con un «¡Ups! Llego tarde porque el autobús se ha retrasado», cuando en realidad estabas terminando de arreglarte o comentando la jugada con tu amigo/a, pues esto no ayuda a que empiece bien esta posible relación. Tampoco ayuda que mientas para sonar más interesante: «Vaya… ¡Es que la limusina ha encontrado un atasco!» o «Estaba terminando algo de papeleo de mi ONG». No, no y no.

Si vais a tener más citas, estas mentirijillas acabarán por descubrirse y a no ser que sea una persona con mucho sentido del humor, pueden no sentarle demasiado bien (sobre todo si espera que lo devuelvas en limusina y acabáis volviendo en transporte público). Además, ten en cuenta que es muy posible que alguno de sus conocidos te conozca a ti de alguna forma y si se encuentran… ¡Prepárate! Así que empieza siendo sincero/a, que antes se atrapa a un mentiroso que a un cojo. Así que cuidado con esta cosa que no hacer en una primera cita, porque podría terminar todo muy mal.

6. Hacer un interrogatorio

qué no hacer en una primera cita
Evita atosigar a la otra persona con preguntas, pero también con gestos. Lleva las cosas en calma y sigue leyendo qué no hacer en una primera cita.

Si bien una persona que se desborda diciéndolo todo de sí no es bueno, otra que no deja de meterse en la vida del otro, pues, tampoco. Sabemos que se trata de la primera cita y que probablemente estés interesado en conocer a la otra persona, pero calma, deja que las cosas se den con naturalidad, de lo contrario, terminarás atosigándolo/la. Así que pendiente, que esta es una de las cosas que no hacer en una primera cita. Mejor relájate y deja que la conversación fluya, todo lo demás llegará por añadidura.

7. Llegar tarde

¿Qué no hacer en una primera cita? Llegar tarde. Quizá esta no sea una cuestión tan imperdonable, pero igual, cuidado. Recuerda que la primera cita es el momento de dejar una buena impresión, y a nadie le gusta quedarse esperando a otro. Si bien la puntualidad en la vida cotidiana es de por sí una cuestión de respeto, en la primera cita es casi fundamental: si llegas tarde podrías estar enviando el mensaje de que en verdad no te interesaba demasiado estar ahí. 

8. Ni arreglarte en exceso ni descuidar tu imagen

Esta puede ser un poco complicado, pero la verdad es que es fundamental. Cuando vayas a tu primer encuentro con alguien, es obligatorio que cuides tu imagen lo suficiente, pero cuidado, arreglarte en exceso también te puede hacer quedar mal. Todo depende, claro, del contexto del encuentro, el lugar en el que hayan quedado, etcétera, pero siempre ten en cuenta cuidar tu imagen, después de todo es en la primera cita donde dejarás marcada la primera impresión que tengan de ti, pero recuerda no excederte en los arreglos, porque podría verse mal.

Si no sabes muy bien cómo vestirte, puedes revisar qué ropa elegir para una cita.

9. ¿Aló? Sí, no estoy haciendo nada importante, dime…

qué no hacer en una primera cita
Revisar el teléfono es una falta de respeto, pero también descuidar a quien tienes al frente o mostrar aburrimiento. ¿Quieres verte como los de las fotos? Entonces sigue leyendo qué no hacer en una primera cita.

Si te preguntas qué no hacer en una primera cita, te diremos que esta, en definitiva, es un pecado capital. Si vas a una cita, asegúrate de guardar bien tu teléfono, y procura evitarlo durante el tiempo que dure la cita, pues siempre que prefieras revisar tu móvil a interactuar con la persona que tienes al frente, estarás enviando un mensaje muy claro: no me interesas. Sí, cierto que a veces nos entran los nervios o nos quedamos sin qué decir, pero detente, no recurras al celular, manten la calma, replantea la conversación y continúa. A no ser, claro está, que le quieras mostrar un meme, en ese caso lo tienes permitido, pero asegúrate de que sea uno bueno.

10. Llega la cuenta y, boom, te desapareces

No salgas corriendo apenas llega la cuenta. Para empezar, dejémoslo claro: estamos en el siglo XXI, ya no valen los viejos dogmas y no es el hombre el que debe pagar siempre. Después de todo, de eso se trata el empoderamiento. En todo caso, esto no quiere decir que no se puedan ofrecer y aceptar cortesías, pero estas no son algo que deba imponerse. ¿Llegó la cuenta? La actitud responsable es que entre los dos decidan quién va a pagar, o, si la cosa se pone complicada, siempre pueden dividir la factura.

11. Cambiar tus opiniones por la otra persona

No te preocupes si los intereses de ambos o los puntos de vistas que mantienen sobre las mismas cosas no son idénticos, ¡da tu opinión! Al fin de cuentas, esconder tus ideas solo porque el otro piensa distinto de ti solo demuestra inseguridad, mientras que mantener una postura firme es una clara muestra de carácter. ¡Ojo, con respeto! Que esto no quiere decir que tus opiniones tengan que invalidar la del otro, mira que ser incapaz de escuchar las ideas de los otros también es un error garrafal. 

12. Sexo, sexo, sexo, sexo…

qué no hacer en una primera cita
Con calma, andando despacio se llega lejos. Eso sí, tampoco te pases de tímido, y recuerda seguir estos consejos sobre qué no hacer en una primera cita.

Sí, todos somos humanos y, al final del día, sabemos que dentro de todas esas convenciones sociales lo que buscamos es sexo (además, claro, de una pareja estable, amor, y otras tantas cosas, pero permítannos la generalización para ilustrar el punto), ya lo había dicho Freud antes que nosotros. Sin embargo, eso no significa que tengas que llegar a la primera cita hablando de sexo, sexo y más sexo. Calma, todo a su debido tiempo, primero tienen que conocerse y después, si todo sale bien, llegará el momento. 

Pero, ya que estamos aquí, ¿sabes cuál es la posición sexual preferida de los millennials?

13. Hacer planes a futuro

Mira, no. Estas en la primera cita, conociendo a la otra persona, y ya estás hablando de la cuarta y la quinta salida, cuando ni siquiera tienes por seguro que la otra persona esté interesada… Eso no se hace. Tómate tu tiempo para anlizar la situación, ¿la otra persona se siente bien en tu compañía? ¿La está pasando tan bien como tú? ¿O simplemente asumes que sí? Calma, si la relación se da bien, evolucionará de manera natural, pero la verdad es que un potente extintor de pasiones es hacer planes a futuro que no toman en cuenta a la otra persona. 

Esto no quiere decir, no obstante, que sea un pecado mortal hacerlo. Si todo va bien, si ambos se sienten en confianza y la cosa se da de forma natural, bueno, puedes atreverte a intentarlo, pero la verdad es que lo mejor es que esperes un poco más, no vaya a ser que te des un tortazo.

14. Vine con mi amigo, espero que no te moleste

¡NO! Un no rotundo, severo, directo. ¡A la primera cita no se asiste con un amigo o amiga! ¡Vamos! Claro que uno a veces se pone nervioso, se siente inseguro y mil cosas más, pero tengan por seguro que asistir con un amigo u amiga no va a solucionar nada, sino que, por el contrario, te va a dejar sin algo que solucionar: lo va a acabar todo. A no ser que sea una cita doble, te recomendamos encarecidamente que no lleves a alguien más. 

15. Beber demasiado…

Es tu primer encuentro con esa persona que podría ser la especial, así que cuida la copa, pues si bebes demasiado todo puede terminar muy mal. Un vinito, ¡sí, cómo no! Pero con calma, o podrías terminar haciendo el ridículo y cayendo en otra de estas cosas, si no varias, que te recomendamos no hacer.

Si estos consejos no te ayudan, puede que estés haciendo una de estas cosas que te alejan de encontrar el amor. 

Pues bien, quedas advertido, si caes en estas cosas que sea bajo tu propio riesgo. Y recuerda, se trata de conocer al otro en un ambiente sano y de respeto mutuo, no te creas la última pepsicola del desierto, tómate las cosas con calma y relájate que si sigues estos consejos todo debería salir bien. Esperamos que te haya gustado nuestro artículo acerca de qué no hacer en una primera cita. Si te ha gustado, no te pierdas cómo salir espectacular en la fotos.

 

5 Comentarios

  1. Mujeres, si un hombre les pregunta a donde quieres ir o que hacemos tenga la iniciativa, algunas veces los nervios no nos dejan pensar muy bien, eso si, no quieran que gastemos toda la quincena.
    Hombres, algunas veces un helado por muy sencillo nos puede favorecer para no parecer pretenciosos, pero tampoco se hallan por lo mas barato.
    A fin de cuentas se trata de conocerse y no hay nada como ser sincero desde un inicio…

  2. […] u otro por la experiencia de una primera cita. En Supercurioso te presentamos una vez algunos tips sobre lo que nunca debemos hacer en este tipo de encuentros, pero en esta ocasión queremos profundizar un poco […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here