Este emperador romano es conocido por la descripción macabra que la historia dio de él. Se dice que llenó a Roma de sangre. Las fuentes que existen sobre su reinado describen un emperador tiránico y demente, hablan de su extrema crueldad y su perversidad sexual. En realidad, ¿quién fue Calígula? En Supercurioso te contaremos los puntos más importantes de su vida y algunas de las curiosidades más interesantes de esta.

1. Quién fue Calígula: descubre su vida

La historia nos dice que Calígula era un hombre nervioso, inestable, con un rostro en el que afilaban las aguas de la locura y el mal… Este emperador romano sucedió a Tiberio y, debido a sus actos, se alza como uno de los personajes más desconcertantes y oscuros de nuestro pasado. Un rostro que podemos seguir viendo en las reproducciones que de él se conservan, en las que podemos sentir aún ese halo de desquiciado desequilibrio. Pero, comencemos por el principio, ¿quién fue Calígula?

Calígula nació el 31 de agosto del año 12. Su padre fue Germánico y no fue cualquier hombre, sino uno de los generales más importantes en la historia del Imperio Romano. Su madre fue Agripina, la Mayor, una de las mujeres más importantes de Roma que años más tarde terminaría exiliada en una pequeña isla donde murió de hambre.

Siendo Calígula un niño, acompañaba a su padre a expediciones militares en Germania y Siria. Germánico fue hijo adoptivo de Tiberio, el emperador que precedía a Calígula. Tiberio amaba a Germánico profundamente, por ello fue que este decidió que el Imperio Romano debería quedar en manos de sus nietos: Calígula y Tiberio Gemelo.

Quienes debían compartir el poder con Calígula o entraban en conflicto con este, en esta «etapa temprana» de su vida, morían en extrañas circunstancias. Este fue el caso de sus tíos, y también de Tiberio Gemelo. Para la historia es aceptable el hecho de que Calígula se deshizo de Gemelo, y así dejó el poder solo para él, por lo que nadie protestó por las muertes de estos personajes, pero suena bastante frívolo asesinar a su hermano cuando tan solo tenía 25 años.

El reinado de Calígula

El periodo inicial del reinado de Calígula estuvo marcado por una buena administración e incluso por la prosperidad del Imperio. Pero, justo después de sufrir una enfermedad, su reinado cambió. Se dieron varios errores en la administración que desembocaron en hambrunas para Roma. En lugar de entrar en un régimen de austeridad, se empezó a destapar quién fue Calígula, pues realizó reformas urbanísticas y públicas que vaciaron el tesoro del imperio, además, empezó a pedir dinero a la plebe.

En su reinado, no paró la expansión y la conquista del Imperio Romano. Empezó a tener ideas fuera de lo común y algo extravagantes. Por ejemplo, propuso a su caballo para un cargo político (ser su cónsul y un sacerdote). También pedía a los Senadores besar sus pies o pelear con gladiadores. Incluso, se cuenta que una vez faltó la comida en el Circo Romano y Calígula mandó traer presos de las cárceles para echarlos a las fieras. Sin duda alguna estamos hablando de un hombre que infundió miedo en su pueblo, muchos lo consideraban un lunático, alguien que jamás debió llegar al poder.

Calígula también fue el emperador que se autodiagnosticó con «adiatrepsia«. Según él, era la desfachatez de poder imponer por la fuerza hasta el más salvaje de sus deseos. Por su comportamiento errático y desenfrenado, Calígula solo reinó por cuatro años. Algunos historiadores afirman que en sus últimos años de vida estallaron escándalos de incesto que lo involucraban a él y a sus hermanas.

Tal como lo lees, parece que esto se debía a la tradición del Imperio Egipcio, al que admiraba Calígula, donde tomar a las hermanas como esposas y amantes fue en algún tiempo costumbre. El caso es que una de las tantas conspiraciones por el poder que se dieron en el Imperio Romano, acabó con su vida el 24 de enero del año 41. Murió a los 29 años, a causa del puñal que Casio Quereas hundió en el cuerpo del emperador romano.

Después de esto, los mismos conspiradores mataron a la esposa y a los hijos de Calígula, también con crueldad (al parecer no eran tan diferentes a Calígula). Su corta vida se vio ligada a múltiples escenas sangrientas y su muerte fue simplemente una más. Si nos preguntamos quién fue Calígula, podríamos pensar que a fin de cuentas, uno de Los Tiranos más excéntricos del Imperio Romano.

2. Curiosidades de su vida

  • Si eres fanático de Game of Thrones (Juegos de Tronos) seguramente asociaste a Calígula con Joffrey. Pues al parecer, la producción de esta seria se fijó en quién era Calígula para otorgarle mayor personalidad a Joffrey, por lo que te podemos decir que si querías ver a Calígula en acción, te recomendamos ver la serie (si es que aún no la has visto).
  • Su nombre de nacimiento no es Calígula sino Cayo Julio César Germánico.
  • Calígula es un sobrenombre afectuoso que se le dio al emperador, este significaba «botitas». Surgió de las fechas en su infancia cuando acompañaba a su Padre a las expediciones militares en Germania, allí se ponía las cáligas (nombre que se le daba a los zapatos de cuero usado por los legionarios romanos).
  • Se dice que Querea pidió darle la primera puñalada a Calígula impulsado por su rencor frente a los apodos y burlas que el emperador le había hecho.
  • También se dice que en sus estados de demencia absoluta, el emperador hablaba en las noches con la Luna, tratando de encontrar respuestas para que su reino se rindiera ante él.
  • Su caballo se llamaba Incitatus. Se dice que este fue el único ser en quien buscó consuelo al morir su padre Germánico en Siria. Por extraño que parezca, Calígula amo profundamente a su padre, no obstante, a su madre no la quiso jamás, de allí que años después fuera exiliada.
  • Al morir Calígula, el pueblo no se convencía de la muerte del emperador; creían que era simplemente una ficción que este mismo había montado dentro de su demencia y excentricidad, para observar quiénes eran leales. Con el paso de las semanas, estos se dieron que Calígula nunca más regresaría y celebraron su muerte.
  • Los historiadores no han determinado los posibles problemas mentales y emocionales de Calígula, lo cierto es que este emperador acostumbraba a recorrer lugares vestido de dios, llamándose a sí mismo Hércules, Apolo, Júpiter, entre otras deidades.
  • No existe ninguna tumba de Calígula. La urna con sus cenizas estuvo en el Mausoleo de Augusto hasta el año 410. Después, uno de los saqueos de la ciudad hizo perder las cenizas para siempre.

Esperamos que este artículo te haya servido para descubrir quién era Calígula. Muchos advierten que fue un hombre poderoso y extremadamente malo, que en cualquier oportunidad demostraba su alma frívola. Si quieres conocer más sobre historias del mundo antiguo, te invitamos a descubrir la verdadera historia de Hércules, te sorprenderá saber que no es el mismo héroe de la película de Disney.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here