Algunos antropólogos señalan que el inicio de la civilización humana, o por lo menos el inicio de la cultura, se dio cuando empezaron los entierros. Dicho de otro modo: cuando la cultura humana comenzó con los ritos sobre la muerte al percatarse el hombre de la finitud de su existencia en el mundo y ser consciente de ella. Al mismo tiempo, desde que han existido los entierros, también han existido los saqueadores de tumbas. Pero, ¿en qué consiste este oficio? En Supercurioso te descubrimos todo lo que debes saber sobre este antiguo y peligroso oficio.

Saqueadores de tumbas

a href=»https://supercurioso.com/wp-content/uploads/2020/07/Saqueadores-de-tumbas-una-profesión-tan-peligrosa-como-antigua-1.jpg»>Saqueadores de tumbas, una profesión tan peligrosa como antigua

Todos, en mayor o menor medida, creemos saber qué es un saqueador de tumbas: tan sencillo como una persona que cava un hoyo en la tierra, en un espacio en el que se supone que está enterrado un cadáver, para ver si da con algún objeto de gran valor que haya sido enterrado junto con el cuerpo. Pero este oficio esconde mucho más secretos de lo que parece. La mayoría de nosotros imaginamos que los saqueadores de tumbas son personas de pocos recursos que, como última opción, se dedican a este oficio con la esperanza de encontrar algo de valor que los ayude a sustentarse unos días más. Sin embargo, en la actualidad este oficio puede llegar a ser muy lucrativo, aunque también muy peligroso.

Por otro lado, pocos de nosotros conocemos cuándo inició esta antigua profesión. De hecho, es común creer que es de data reciente, pues desde sus inicios se ha tratado de un oficio marginado de la sociedad, pero este, así como otros oficios raros, es uno que nos viene acompañando desde la antigüedad. ¡Vamos a conocer un poco más sobre el oficio de los saqueadores de tumbas!

1. Los primeros saqueadores de tumbas

Los primeros saqueadores de tumbas

El oficio de los saqueadores de tumbas no tiene nada de reciente. De hecho, es casi tan antiguo como las primeras sociedades humanas. Una de las curiosidades del Antiguo Egipto, por ejemplo, es que ya en ese entonces existían saqueadores de tumbas que estaban dispuestos hasta a sacrificar su vida con tal de hacerse con algunas cosas de valor. Fue en las ciudades de Egipto donde nació este negocio, y la cuestión no tiene nada de casual puesto, que la religión en el Antiguo Egipto y la cultura de esta sociedad llevó a que muchos faraones construyeran las más grandes e imponentes tumbas conocidas hasta ahora: las pirámides de Egipto.

Sin embargo, no todo el mundo se atrevía a ser un saqueador de tumbas. En primer lugar, porque durante las mejores épocas de los faraones egipcios las pirámides egipcias eran muy bien vigiladas. Si bien es cierto, cuando el gobierno egipcio cayó en crisis, durante uno de los cambios de dinastía, la vigilancia de estos espacios se vio reducida, así como las fuentes de ingresos, y muchas personas vieron en este oficio una oportunidad de ingresos. Esto no quiere decir, por supuesto, que se tratara de un oficio que exigiera pocos esfuerzos. Todo lo contrario, si eras un saqueador de tumbas, sabías que te enfrentabas a muchos riesgos.

Pero, ¿cuáles eran los riesgos de ser un saqueador de tumbas en el Antiguo Egipto? En primer lugar, como lo sigue siendo en la actualidad, profanar una tumba es un acto que genera desprecio, sobre todo entre los allegados a las personas cuyas tumbas son profanadas, pero también en el resto de la sociedad. Pero en este caso no se trataba solo del desprecio, sino que, además, era una actividad completamente ilegal. Todas estas son cosas que también encontramos en la actualidad, así que, ¿cuáles son las diferencias reales? Pues, bien, las diferencias reales son las tumbas que había que saquear.

Los faraones egipcios eran momificados en sus tumbas con muchas de sus pertenencias, entre las cuales se incluían sus joyas más preciadas y muchos objetos de gran valor. Como sabían que esto podía llamar la atención de muchas personas que pudieran interrumpir o dañar su viaje al más allá, los egipcios construían las pirámides repletas de trampas y triquiñuelas que los saqueadores de tumbas tenían que sortear si querían lograr su objetivo. Sin duda, los primeros saqueadores de tumbas corrían muchos riesgos si querían lograr sus objetivos, pero, ¿qué hay de quienes practican este oficio en la actualidad? Vamos a conocerlo.

2. ¿Cómo es este oficio en la actualidad?

Para hablar de los saqueadores de tumbas en la actualidad debemos, primero, hacer una distinción importante. Y es que en la actualidad hay dos clases de personas que practican este oficio. En primer lugar nos encontramos con los saqueadores de tumbas ordinarios, esos que de forma particular se dedican a este oficio, pero también podemos conseguir bandas o grupos criminales organizados que se dedican a esto y que, dicho sea de paso, consiguen hacer de este oficio una cuestión muy rentable.

Los particulares

De estos no hay, realmente, demasiado que decir. Se trata de personas particulares que se dedican a este oficio para generar ingresos, y que usualmente saquean tumbas de personas que pudieran ser enterradas con algunas pertenencias de valor. Estos se dedican, sobre todo, a extraer relojes, collares y otro tipos de objetos de gran valor que fueron enterrados junto con los cadáveres de las personas. Sin embargo, si lo comparamos con el otro grupo de personas que se dedican a este negocio en la actualidad, se trata de un oficio poco rentable, y que todavía se mantiene como un negocio de alto riesgo, pues se trata de una actividad completamente ilegal.

Bandas criminales

Las bandas criminales que se dedican a saquear tumbas en la actualidad sí le han dado la vuelta a este negocio. Se trata de grupos organizados que se dedican a este oficio, pero que han sabido llevarlo a otro nivel. Se trata de ladrones de arte que destruyen la herencia cultural de la humanidad, y que se dedican a saquear tumbas famosas. Estas personas no acuden a un cementerio cercano o cualquiera, sino que se van hasta lugares en los que se han realizado descubrimientos arqueológicos importantes en busca de tumbas famosas y de artículos de gran valor que pudieran encontrarse en ellas.

Usualmente encuentran objetos de gran valor histórico y arqueológico que luego son vendidos a muy alto costo a coleccionistas, o en subastas, donde estos objetos son hechos pasar como legales. Por poner un ejemplo, en el año 2007 fue subastada en Nueva York una figura de piedra de unos 8 centímetros la cual había sido encontrada en Irak. Esta figurilla, de unos 5.000 años de antiguedad, fue vendida por 7 millones de dólares junto con un certificado de origen falso. La verdad es que había sido extraída de tumbas por un grupo criminal que se dedica a esto. Así como este ejemplo, hay muchos otros casos de grupos organizados que hoy en día se encuentran saqueando antiguos yacimientos arqueológicos en busca de objetos de valor.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre los saqueadores de tumbas? ¿Te imaginabas que este oficio fuera tan antiguo? Y, ¿sabías que podía ser un oficio tan rentable? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Datos sobre saqueadores de tumbas y cosas que se llevaron

1. Uno de los robos más famosos y actuales, ocurrió cerca de Luxor en los primeros años del siglo XXI, la tumba en cuestión fue la de uno de los nobles más destacados del faraón Akenatón. De ella se extrajo la momia de un niño, además de muchas halajas o reliquias de un inmenso valor. Los expertos y arqueólogos que acostumbran a visitar dichas tumbas, piensan que pudo ser algún habitante de los pueblos que estén cerca. El «modus operandi» también quedó bastante claro, ya que los saqueadores de tumbas realizaron un túnel posterior para poder entrar al recinto consagrado.

saqueadores de tumbas

2. El siguiente caso del que vamos a hablar, no es tanto por el valor de lo robado sino por el protagonista del saqueo. El famoso actor francés Gérard Depardieu confesó recientemente que durante su juventud ayudó a saqueadores de tumbas profesionales a realizar su dudoso trabajo. Seguro que esta noticia te ha resultado chocante, pero el actor explicó que era muy fácil profanar tumbas para despojar a los fallecidos de todas sus alhajas y pertenencias de valor. No todos los saqueadores de tumbas han robado en fastuosas salas egipcias objetos de valor incalculable, sino que la mayoría se dedican a saquear cementerios habituales.

saqueadores de tumbas

3. Es muy difícil documentarse acerca de objetos robados en tumbas, ya que en algunas había tantos que se conoce del asalto aunque no se tenga claro lo que se han llevado. El siguiente saqueo que vamos a documentar ocurrió en México, su triste protagonista fue María Félix que fue una gran diva y actriz mexicana fallecida en el año 2002. De entre todos los objetos que los saqueadores de tumbas lograron extraer, destacan numerosos candelabros de oro, un busto de la diva con piedras preciosas y numerosos cuadros con un valor sentimental inigualable. Los fans y familiares criticaron la escasa seguridad de la cripta, ya que los ladrones lo tuvieron muy fácil para entrar a la misma.

saqueadores de tumbas

4. El complejo funerario de Saqqara, que se encuentra a 25 kilómetros al sur del Cairo, fue saqueado recientemente. A pesar de que se desconoce el número exacto de objetos robados, si se sabe que fue un comando armado y preparado que sustrajo numerosos relieves de este complejo. Esta localización ha sido ultrajada durante toda la historia, ya a comienzos del siglo XX un gran relieve de piedra caliza fue sustraído por saqueadores de tumbas, aunque afortunadamente se identificó y localizó para volver a llevarla a su lugar de origen.

saqueadores de tumbas

5. El cementerio de la Almudena en Madrid tampoco se libró de los saqueadores de tumbas, ya que en total se han registrado el robo de más de 400 jarrones de cobre. Dichos hechos ocurrieron en una sección muy concreta del cementerio y el «modus operandi» es muy simple, ya que los ladrones únicamente usaban un mazo y golpeaban con gran potencia la lápida para que esta cediera. Estos artículos sustraídos son más fáciles de vender en un hipotético mercado negro, ya que son más habituales y no son tan raros. Casualmente, en esta zona de Madrid se han producido muchos robos simultáneos, en un mismo día.

saqueadores de tumbas

Como habrás comprobado tras leer este artículo sobre saqueadores de tumbas, éstos han existido a lo largo de toda la historia y los objetos sustraídos nunca se llegarán a saber a ciencia cierta. Ahora, como siempre nos encantaría que nos dejases tus comentarios para que podamos apreciar los puntos que más te han gustado y los que te dejan dudas. ¿Creías que existían saqueadores de tumbas en la actualidad? ¿Qué opinas de este oficio tan mal visto? ¿Pensabas que realmente había bandas organizadas que se dedicaban a esto? Contesta a estas preguntas y no dudes en escribirnos. ¡Anímate! 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here