Valora este post

Durante más de 500 años, los Papas utilizaron para sus desplazamientos solemnes un utensilio parecido a las tradicionales «sillas de mano» que se conocía como «sedia gestatoria». Acompáñanos a conoce 10 Curiosidades del incómodo antecesor del papamóvil, la Silla Gestatoria.

Sedia gestatoria o Silla gestatoria significa simplemente «asiento para llevar» y fue utilizada por los Papas de Roma durante siglos. Por eso, se considera el antecesor al vehículo que hoy conocemos como «papamóvil» y que ayuda al Papa a desplazarse por aquellos lugares que visita.

10 Curiosidades de la Silla gestatoria

Sabemos que se trata de un modo incómodo de trasladarse, entre otros, por los comentarios de uno de los últimos Papas que dijo que ir en la Silla gestatoria era parecido a transitar sobre las olas del mar debido a los vaivenes, pero que era la única manera de que todo el mundo, sin ningún tipo de distinción, pudiera ver al Papa.

Silla gestatoria | 10 Curiosidades del incómodo antecesor del papamóvil

1. Aunque algunos historiadores se remontan a una ceremonia de los faraones del Antiguo Egipto, el origen cierto de la silla gestatoria hemos de buscarlo en la antigua Roma. La silla gestatoria era utilizada tanto por hombres como por mujeres tanto en Roma como en las provincias romanas. Se distinguía de la silla «lectica» ya que en esta última se transportaba al sujeto tumbado sobre una especie de sofá. En la gestatoria los transportados estaban sentados en posición vertical y la silla podía ser cubierta o descubierta, además de estar decorada a gusto del propietario.

2. Básicamente, la silla gestatoria es una butaca mullida y cubierta de seda situada sobre una plataforma o «suppedaneum» de la que salen unos anillos a través de los que se pasan unas varas largas que doce lacayos, conocidos como «sediari», sitúan sobre sus hombros con el fin de moverla. Ser un sediari es un gran honor, son únicamente 24 los elegidos. En algunas ocasiones se puso en la plataforma, además de la silla, una mesa con el fin de trasladar junto con el Papa el Santísimo Sacramento.

3. Aunque existe un comentario del obispo de Pavía, Magno Ennodio Felice, de principios del siglo VI sobre una «Apostolicae gestatoriam sellam, se considera históricamente que el primer Papa que utilizó la silla gestatoria de manera ceremonial fue Pío II. Al parecer este Papa padecía gota y no podía hacer su entrada triunfal en Roma a lomos de un caballo blanco como era costumbre en aquel momento, por lo que se adoptó la sedia como un digno sustituto ya que confería también gran prestancia y solemnidad a la ceremonia. Anteriormente, también se trasladaba al Papa directamente sobre los hombros de varios caballeros.

4. Inicialmente este trono ceremonial fue utilizado para llevar y traer a los Papas entre la Basílica de San Juan de Letrán y la Basílica de San Pedro para diversas ceremonias solemnes.

5. Durante siglos, la silla gestatoria era acompañada por dos inmensos abanicos de plumas de avestruz conocidos como «flabella» y que eran portados a ambos lados del trono.

6. Existió más de un tipo de silla gestatoria. Además de la Silla que hacía las funciones de trono en las grandes ceremonias, los Papas tenía unas sillas conocidas como «sedes menores» que se utilizaban en ocasiones menos importantes y en las que el pontífice no quedaba elevado por encima de las cabezas de la gente, sino prácticamente a su nivel. Estas «sedes menores» eran llevadas únicamente por ocho sediari.

Silla gestatoria | 10 Curiosidades del incómodo antecesor del papamóvil
Boceto de Rafael de 1519/1520 donde se muestra el uso de una Sedia gestatoria del tipo «sedes menores»

7. Uno de sus usos principales fue para la coronación del nuevo Papa, ceremonia que fue abandonada posteriormente. En ella el Papa iba sobre la Silla Gestatoria y en un momento dado el maestro de ceremonias interrumpía el transito para quemar tres balas de estopa frente al nuevo pontífice diciendo: «Pater Sancte, sic transit gloria mundi» que significa «Santo Padre, así pasa la gloria del mundo».

8. El Papa Juan Pablo I fue el último que utilizó el trono ceremonial en septiembre de 1978. Este Papa, cuya muerte hizo correr ríos de tinta, no quería utilizar la silla gestatoria ni la tiara ceremonial, pero fue convencido de que debía dejarse transportar sobre la «sedia» para que todo el mundo pudiera verlo. La última vez que se sentó en ella fue el día antes de su muerte, ocurrida de manera súbita el 28 de septiembre de 1978. Ni Juan Pablo II ni Benedicto XVI ni el Papa Francisco han querido utilizarla.

Silla gestatoria | 10 Curiosidades del incómodo antecesor del papamóvil
Pio VIII en su Silla Gestatoria

9. El Papa Juan Pablo II, se negó a utilizar la Silla gestatoria, pero cuando empezó a tener problemas de movilidad usó un artilugio para desplazarse conocido como la «pedana móvil» que era una plataforma móvil que le permitía trasladarse sin tener que caminar, ya que lleva unas pequeñas ruedas.

10. La décima curiosidad es una aclaración: no hay que confundir la Silla Gestatoria con la Silla Estercoraria. Esta última no se utilizaba para trasladar al Papa de manera solemne, sino para comprobar, en siglos pretéritos, que el recién elegido era un varón. La silla Estercoraria tenía un agujero en el centro donde quedaban situados los atributos masculinos del recién escogido Papa y de manera visual o táctil se certificaba que era un hombre.

¿Conocías estas curiosidades de la Silla Gestatoria? ¿Sabes alguna más? ¡Compártela con nosotros! La función primordial de la Silla Gestatoria y del actual Papamóvil es que todo el mundo pueda ver al pontífice y en este sentido nos ha recordado el motivo por el que la reina de Inglaterra viste de colores claros y que podéis encontrar en el post: El lenguaje secreto del bolso de Isabel II. ¡Por eso siempre lleva uno!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here