En Supercurioso nos interesan mucho las características y fenómenos de otras culturas, por ejemplo, ¿por qué en China el 4 es el número de la mala suerte? . En esta ocasión te invitamos a viajar con nosotros hasta Japón y a conocer a esos hombres y mujeres, en su mayoría jóvenes, que padecen el síndrome de Hikikomori.

¿Qué es el síndrome de Hikikomori?

Hikikomori significa en japonés «estar recluido», «aislamiento social grave«. Este síndrome se ha extendido en la sociedad japonesa hasta convertirse en un auténtico problema social.

Los hikikomori, aquellos que sufren de este trastorno, son jóvenes que deciden mantenerse al margen de la sociedad, en su mayoría hombres.

Hikikomori ordenador

Estas personas sufren de una especie de fobia y ansiedad sociales que les lleva a quedarse en casa, evitando cualquier presión o estrés del exterior.

¿Cómo huyen del mundo los hikikomori?

Los hikikomori se encierran en su habitación o otra sala de su hogar, de hecho del de su familia, y permanecen allí por mucho tiempo, incluso años. Sus actividades suelen ser nocturnas, período del día en el que suelen estar despiertos, viendo la tele y jugando a videojuegos, mientras que las horas de luz las invierten durmiendo.

Habitación hikikomori

Eso sí, toda esta inactividad les resulta sostenible porque sus padres los alimentan y los mantienen, a pesar de haberse convertido en una especie de desconocido que permanece en casa, pero al que prácticamente no ven.

¿Cómo se manifiesta el síndrome de hikikomori?

El hikikomori empieza a experimentar los cambios en su actitud muy lentamente. Generalmente, suele empezar con una tristeza constante y la pérdida de amistades, cosa que les lleva a desarrollar inseguridades y a, poco a poco, minimizar su conversación. Esta actitud les hace recibir críticas, especialmente en las escuelas o institutos, algo que no ayuda en absoluto a su recuperación.

Jóvenes japoneses estudiando bajo la mirada de su profesor

Más tarde el hikikomori se encierra en su habitación y deja de relacionarse socialmente, excepto con su ordenador o la televisión. Si esta situación se alarga, las habilidades sociales y la mente del hikikomori quedan severamente afectadas, ya que olvidan cómo reaccionar ante cualquier cosa que no sea una pantalla.

¿Y la familia del hikikomori?

La familia del hikikomori, en Japón, suele llevar el problema en secreto y, generalmente, cuesta que se decida a buscar un psicólogo que pueda tratar al joven. El patrón de actuación mayoritario es dejar caer toda la responsabilidad respecto al joven en la madre, que es quién se ha ocupado de él siempre, y limitarse a dejar que el afectado por sí solo decida volver a la sociedad. Sin ayuda, sólo a partir de su madurez.

En algunos casos, se decide obligar al joven a viajar al extranjero, donde su conducta no evoluciona y sólo hace que traspasar el problema a la familia que lo acoge.

Niña japonesa a quién su madre da de comer

Una reacción tan pasiva no ayuda al hikikomori y provoca situaciones como la que se vive actualmente en Japón. Hoy en día muchos hikikomoris tienen ya cuarenta años, tras pasar veinte años de aislamiento. Estos individuos pertenecen a la primera generación de hikikomori y su regreso a la sociedad preocupa mucho a los japoneses, que calculan que, si no se encuentra solución, en 2030 podrían encontrarse con un gran problema: los primeros hikikomori tendrán 60 años y sus padres, quienes les mantenían, empezaran a morir. ¿Qué será de estos aislados individuos?¿Tendrá que hacerse cargo el Estado? Este síndrome, además, está cada vez más extendido, hasta el punto que, según el psicólogo Tamaki Saitô -quien acuñó el término hikikomori- actualmente un 1% de la población japonesa es hikikomori.

Superación del hikikomori

Cuando el hikikomori decide volver a la sociedad, tras reflexionarlo y tomar la iniciativa él mismo, sufre lo indecible. Se encuentra con que ha perdido gran parte de las habilidades sociales y nivel académico. Esto hace que se siga sintiendo inseguro respecto al resto de población a quiénes oculta, sin dudarlo, su oscuro pasado de hikikomori.

Superación Hikikomori

Existen dos clases de terapia para hikikomoris: la japonesa, que apoya la libre voluntad y proceso del afectado, y la occidental, que apuesta más por la firmeza de decisiones y la autoridad sobre el afectado.

El hikikomori fuera de Japón

Este síndrome también ha llegado a Latinoamerica y a Europa, donde los jóvenes también deciden aislarse de la presión social externa y encerrarse en la «comodidad» de su habitación.

hikikomori occidental

En España, según el Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar (Barcelona) asegura, existen bastantes casos, los cuáles suelen tener una media de tiempo de aislamiento de casi dos años.

¿Qué te parece este trastorno? ¿Crees que es comprensible o se trata de un sinsentido? Comparte tu opinión con nosotros.

Si te ha interesado este artículo, puede que quieras conocer la curiosa historia de un náufrago japonés.

Imágenes: bass_nroll, allthecolor, depinniped

34 Comentarios

  1. con ganas sería así, la sociedad asusta y desespera… Pero mis padres no tendrían la santa paciencia de tolerármelo… XD
    Se ve que estos hikikomoris no tienen una madre como la mía, se les pasaba la tontería en dos telediarios!

    • Es cierto a veces los padres son demasiado tolerantes … pero llegado a cierto punto ellos tambien se quedan sin recursos para hacer que respondas … ciertamente ellos se cansan de obligarte!!!

      • Es que no tenían que haber llegado a obligarte, si te hubieran estado criando bien desde el principio, en la sociedad actual hay una especie de abandono de educación por parte de los padres.

    • es cierto yo pienso igual que tu yo creo que este sindrome toma su fuerza por falta de afecto, comunicacion y autoridad de los padres asia los hijos como dicen aqui en mexico quien mantiene puercos sin capar.! jajaja

  2. La verdad esta es una terrible realidad!! No sólo en Japón,sino en todos los lugares donde hay tecnología y la cual no ha sabido ser.limitada por los mismos padres,quienes por comodidad ponen al niño a ser educado por mamá tele, yo creo que los padres tenemos.una gran culpa.en ello, porq estamos tan metidos en una sociedad consumista, donde más tengas. Más vales, y nos.vamos.por el.mundo preocupados por ganar más, tener mejor nivel profesional..
    Y nuestros hijos??? Que su.única.compañía sea la tele, la compu, el x-box. Y cuando ya es un joven, como regresar atrás?? Y.cambiar hábitos q trae de toda la vida, reflexionemos.y dejemos a un lado el cel,.y todo esto que nos roba tiempo y pasemos.más tiempo con nuestá familia y admiramos la.naturaleza, vivamos y enseñamos a.vivir a.los nuestros.

    • es dificil ser normal, cuando uno a pasado por un monton de traumas, e leido libros sobre el funcionamiento de la sociedad, para logran entenderla, pero me es muy dificil encajar en ella…prefiero ser el espectador, aveses me sientro muy triste, pero salir a la calle con los audifonos puestos y caminar toda la ciudad observando…es mi forma de ser feliz

  3. Pues yo siempre he sido así. Tengo pc desde hace 5 años, pero ya lo era de antes. ¿Cómo? Leyendo. Me encantaba leer y escribir y en vacaciones, como mucho iba a la biblioteca publica a retirar libros y poder leer, el rato que no estaba escribiendo. Ahora tengo pc y combino las cosas, pero no es indispensable que haya un pc.

  4. […] perdiendo su característica principal, la de pertenecer a un entorno concreto. Un ejemplo es el síndrome de Hikikomori, el cual está perdiendo su condición solamente japonesa y se comienza a hallar en lugares como […]

  5. Home Ciencia El síndrome que crea asesinos en serie El síndrome que crea asesinos en serie - Monky

    […] perdiendo su característica principal, la de pertenecer a un contexto concreto. Un ejemplo es el síndrome de Hikikomori, el cual está perdiendo su condición únicamente japonesa y se empieza a encontrar en lugares […]

  6. Yo he perdido casi todas mis amistades y en la uni me va fatal por no asistir y permanecer en el «ostramiento»… lejos de sentirme aliviada por no ser la única, me asustó más que hasta haya nombre para eso D: La diferencia es que prefiero hacer mil actividades, como escribir, leer… hacer manualidades, me la paso feliz así, pero bueno, creo que hay un límite para esto, somos seres sociables y después de todo siempre necesitamos a los demás así como los demás de nosotros

  7. Yo he perdido muchas amistades y en la uni me va fatal por mantenerme en el «ostramiento», y lejos de sentirme aliviada por no ser la única, me asustó más el hecho de que hasta eso tuviera un nombre D: Pero por lo regular me la paso leyendo o haciendo manualidades, sinceramente soy muy feliz lejos de todos, pero bueno somos seres sociales, y es algo que nunca podremos cambiar por más que lo deseemos, pues siempre necesitaremos de los demás y seguramente los demás de nosotros 🙂

  8. Yo opino que simplemente hay veces en las que uno prefiere estar solo, alejarse de la sociedad y estar con uno mismo, aunque puede llegar a ser un exceso y puede perjudicarnos. Al mismo tiempo debo admitir que ellos llevan una vida demasiado cómoda, no sana, pero relajante.

  9. no pense que lo que asia tenia nombre, trato de socializar pero me cuesta mucho porque no entiendo por que deveria ablarle?, por que deveria de ir a ver ami familia?, mejor me quedo en casa jugando al lol, o en la ps4,…seque esta mal, pero cadavez que lo intento siempre me traicionnan

    • Amigo te recomiendo que cuando converse con tu familia u otras personas no hables de esos videojuegos que tanto te gustan a menos que sepas que tus interlocutores tengan ese mismo gusto que tu, mi primo tiene ese problema y pues me daba pena ajena ya que nadie le prestaba atencion porque no tenian ese interes y en realidad resulta molesta que te hablen de algo irrelevante almenos mi primo cambio por que a el mi tia lo obligo a trabajar aunque a el no le gusta hacer nada ni estudiar pero bueno gracias eso almenos y tiene novia ya llevan tiempo juntos si quieres habla de recuerdos de la infancia, profesores, lugares que quisieras visitar, comida etc cosas asi.

  10. La verdadera culpa es de los padres por no dejar que sus hijos sean libres, los padres deberían de dejar de darles las cargas de TV, cable, internet, videojuegos, alimento, ropa, accesorios de limpieza y dejar que estos «jóvenes» sean completamente libres de conseguir su propia ropa, su propia TV, su propio videojuego, su propio alimento, sus propios útiles de limpieza, deberían dejarlos ser libres y dejar de presionarlos, para que estos jóvenes puedan pagarse solos su energía eléctrica, su cable y su internet, los padres deberían dejarlos solos y libres para que se compren su propio «smartfon», su propia computadora y todas esas hermosas cosas de la gente libre.

    Los padres los atan con tantas cosas malas y creo que si se les deja gozar de la libertad antes mencionada muchos «jóvenes» saborearían la verdadera libertad de la autosuficiencia.

    Bueno, eso pienso.

  11. Estoy seguro que lo padesco… y me preocupa demaciado, ahora solo vere la forma de conseguir empleo, no tengo mucha idea, ya que mi familia, consiguio trabajo atraves de alguien, pero nose… ya no me quedare hasta tarde (ahora son las 4:37 am) Saldre de mi mundo virtual LineageII y solo quiero un empleo y hacer algo utilde mis dias….

  12. Para mi punto de vista, es la resignación de los padres solo lo aceptan como si fuera una sentencia de muerte, porque como decian por ahi para mi madre hubiera sido eso , no me lo hubiera permitido jamad y ahora que ya soy madre huevos que voy a dejar que mi hijo pase por eso sin ayudarlo y mucho menos resignarme.
    Pero bueno a veces miro madres con una resignación yan grande que no la entiendo.

  13. Me sorprende que la mayoría no busca la raíz del problema que es la sociedad enferma y decadente porque en un sistema inhumano y avaricioso solo vales por lo que posees, eso crea trastornos mentales que enferman si te pones a pensar los enfermos mentales no son ellos los hikikomoris, lo son las personas que aceptaron con facilidad sin resistirse a formar parte de esta cultura capitalista en decadencia, las cosas como son ya no más vendas ni mentiras por todos lados vemos la fuente del mal que es el sistema socioeconómico entero cuanta gente sufre por culpa del 1%, la estructura cultural individualista/materialista del cual somos esclavos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here