En muchas ocasiones los comportamientos de los seres humanos se asimilan a los de algunos animales y, funcionando como una analogía, se bautizan con el nombre del animal y su actividad o son el sustrato de refranes populares. Todos conocemos algunos de ellos como «El perro viejo, si ladra, da consejo» o «Suegra y nuera, perro y gato, no comen en el mismo plato». En esta ocasión, en Supercurioso, hemos querido saber más sobre una situación compleja que afecta a los seres humanos y que se conoce como el Síndrome de la rana hervida. Es la NO percepción de las amenazas graduales y se asimila a estos animales ya que existe la leyenda de que las ranas en una olla de agua calentada poco a poco no se dan cuenta de que aumenta la temperatura y mueren. Acompáñanos a averiguar qué es el Síndrome de la rana hervida y si realmente las ranas actúan así.

Todo sobre el síndrome de la rana hervida

Síndrome de la rana hervida | NO percepción de las amenazas graduales

El fenómeno conocido como Síndrome de la rana hervida es una analogía o una metáfora que se utiliza para explicar lo que ocurre cuando un cambio o un problema se produce muy lentamente y por ese motivo no existe una conciencia de que se está produciendo. Esta falta de percepción produce que no exista ninguna reacción o sea tan tardía que la situación ya no tenga remedio. El mal ya está hecho y es imposible revertir los efectos.

Si se habla en estos casos de síndrome de la rana hervida es por la creencia, muy común en el siglo XIX, de que si se pone una rana en un recipiente y se calienta el agua muy lentamente, la rana no se dará cuenta y morirá hervida sin intentar escapar. Si por el contrario, la ponemos repentinamente en un recipiente con agua hirviendo, la rana escapará de un salto.

El significado del Síndrome de la rana hervida

Síndrome de la rana hervida | NO percepción de las amenazas graduales

Cuando se habla del Síndrome de la rana hervida se quiere ejemplificar a través de esta metáfora o analogía que las amenazas graduales en lugar de repentinas pueden conducir a las personas a perder la capacidad de reacción o a dejar de ser consciente del peligro.

En la actualidad se emplea en múltiples casos, entre ellos:

  • En el caso de enfermedades que son consecuencia de malos hábitos (alimentación, tabaco, alcohol, falta de ejercicio…) y cuyas consecuencias tardan mucho tiempo en hacerse patentes.
  • En psicología se utiliza para referirse a personas que no reaccionan ante situaciones de maltrato o de estrés que empiezan siendo sutiles y van aumentando de nivel a la vez que el individuo sufre un lento deterioro y un desgaste mental progresivo que lo llevan a situaciones de apatía y falta de incentivos. Se aplica a menudo a casos de relaciones de dependencia o de violencia doméstica.
  • Recientemente ha sido también utilizado para hablar del cambio climático. Comparan el Síndrome de la rana hervida con el calentamiento global. La humanidad se ha ido adaptando a unos cambios que se han producido lentamente y se han normalizado. Si no se reacciona a tiempo, será algo irreversible.

Origen de la expresión

Síndrome de la rana hervida | NO percepción de las amenazas graduales

El nombre del fenómeno conocido como Síndrome de la Rana Hervida surge de la analogía establecida pro el filósofo franco-suizo Olivier Clerc. En 2005 publicó un libro en el que recogía una serie de relatos con los que pretendía hacer reflexionar al lector sobre importantes cuestiones relacionadas con la condición humana. El primero de ellos y que además da título al libro «La rana que no sabía que estaba hervida… y otras lecciones de vida«. En ella explica el caso de una rana sumergida en una cazuela con agua a la que lentamente se va aumentando la temperatura. Según Clerc la rana regula su propia temperatura poco a poco para contrarrestar la subida. Finalmente, cuando se de cuenta del peligroso aumento de los grados del líquido, habrá gastado todas sus energía en equilibrar su propio calor corporal y no le quedarán energías para escapar.

La analogía que Clerc establece con los humanos es la ya explicada, no advertimos los cambios en las cosas que nos rodean cuando se producen muy lentamente y esto es lo que ocurre por ejemplo en la pérdida de valores de la sociedad occidental.

¿Que hay de cierto en ella?

rana en una olla
Síndrome de la rana hervida

En la actualidad se considera que la historia de la rana hervida es un mito. Durante el siglo XIX se hicieron numerosos experimentos para ver la reacción de las ranas al calentamiento del agua. En general, las ranas saltaban fuera del agua cuando esta alcanzaba los 25º. Sin embargo, en 1988, algunos estudiosos afirmaron que si se calentaba el agua de una manera suficientemente lenta, la rana no huía y perecía hervida. Establecieron que si el calor aumentaba en una temperatura menor a 0’02º C. por minuto, no se daría cuenta.

La realidad es que, según comprobó el biólogo de la Universidad de Harvard, Douglas Melton, en 1995, si sumerges una rana en agua hirviendo, muere, y si la pones en agua fría saltará fuera del recipiente antes de que se caliente. Se comprobó que calentando el agua a una velocidad de 1’1º C. por minuto la rana aumentará su actividad intentando escapar y al final saltará fuera del recipiente. Eso sí, siempre que pueda escapar.

Son muchos los temas en que realmente se cumple el Síndrome de la rana hervida, tanto a nivel personal como social. El cambio climático o las adicciones son algunos de los temas en los que se suele aplicar la analogía, ¿se te ocurre algún otro ejemplo de Síndrome de la Rana Hervida? ¡Compártelo con nosotros! Estaremos encantados de conocerlos. Si quieres conocer otro curioso síndrome relacionado con la sociedad actual, te proponemos nuestra  entrada: El curioso síndrome de la resignación que solo ocurre en Suecia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here