Si has escuchado a hablar sobre sobre los talismanes, debes saber que son objetos a los que atribuyen propiedades mágicas. También se les confiere algún tipo de fuerza especial, energía o beneficio. En la antigüedad solía admirarse el poder de los amuletos, cuyo poseedor podía llevarlos encima sin ningún problema. Lo más común es que fuese un medallón o un pequeño trozo de tela con una inscripción, que se llevaba en una funda y se colgaba del cuello con un cordón. Sin embargo, también existían talismanes que eran lugares físicos a los que se atribuían influencias y poderes especiales. Uno de los más famosos de la historia fue Uraniborg. Acompáñanos en Supercurioso a descubrir el centro astrológico mágico del s. XVI.

Uraniborg, el centro astrológico mágico

Tycho Brahe

Uraniborg fue un complejo científico que se construyó en el siglo XVI en Dinamarca, siguiendo las indicaciones del astrólogo y alquimista Tycho Brahe. Su diseño y proporciones se hicieron para que actuase, según las creencias de la época, como un talismán astrológico. Para su creador, Uraniborg sería capaz de proporcionar energía y salud a los científicos que trabajaban en él. La causa de este razonamiento es que en el siglo XVI se pensaba que los eruditos tenían tendencia a ser melancólicos y flemáticos, y se atribuía esta característica a que estaban constantemente bajo la influencia del planeta Saturno. Para contrarrestar esto, Uraniborg seguía unas proporciones y orientación asociadas a Júpiter y el Sol, que cambiaría el estado de ánimo y el proceder de los eruditos.

Sin embargo, a pesar de esa aura mágica que lo rodeaba, Uraniborg era un verdadero centro científico. Este lugar unió desde su edificación a eruditos que trabajaban en el campo de la astronomía, así como a aquellos que admiraban los símbolos en la alquimia. Por esta razón, este enigmático sitio atrajo a muchas de las principales figuras relacionadas con la ciencia de la época.

1. Tycho Brahe, científico y astrónomo

El danés Tycho Brahe era considerado el mayor astrónomo de la historia, al menos antes de la trascendental invención del telescopio. Nació en Escania (hoy conocido como Suecia) en 1546, y falleció en Praga en 1601. Tycho creía firmemente que para avanzar en astronomía eran necesarias observaciones sistemáticas con instrumentos precisos. Por eso, con la ayuda del rey Federico II de Dinamarca y Noruega, que estaba impresionado por sus observaciones, el astrónomo diseñó y construyó Uraniborg (y, posteriormente, el castillo Stjerneborg). Además de otras obras, Brahe publicó dos volúmenes de su libro titulado Introducción a la nueva astronomía, en los que explicaba su creencia en un modelo del universo a caballo, entre la concepción de Ptolomeo y la de Copérnico.

Desarrolló nuevos instrumentos astronómicos, catalogó más de 1.000 estrellas con una precisión extraordinaria y logró demostrar que los cometas no eran fenómenos meteorológicos. Tycho Brahe también fue el primer astrónomo que detectó la refracción de la luz e hizo unas tablas para corregirla en sus observaciones. Sus estudios fueron repasados por Kepler y sirvieron como base para formular las leyes del movimiento planetario.

Brahe creía, como muchos eruditos de su época, que el movimiento de los planetas influía en lo que ocurría en la Tierra y en sus habitantes, y por eso Uraniborg no se construyó de manera fortuita, sino con la firme intención de conseguir que actuase como un talismán. Sin embargo, años más tarde, y pese a su renombre y logros científicos, Tycho perdió el apoyo real, debido a que el sucesor del rey Federico II no estaba interesado en su trabajo. Después de este obstáculo, Brahe abandonó Dinamarca y se instaló en Praga, donde siguió trabajando hasta su muerte. Se cree que su fallecimiento se produjo debido a un envenenamiento por mercurio, a causa de las medicinas que él mismo se fabricaba para sus enfermedades y dolencias.

2. El centro astrológico y astronómico

Stjerneborg
Stjerneborg

Uraniborg se construyó en la entonces danesa Isla de Ven. Su nombre fue escogido en honor a la musa de la astronomía: Urania y significa Castillo de Urania. El gran centro astronómico constaba de un lujoso palacio que, además de vivienda, tenía numerosas estancias dedicadas a la ciencia. También tenía un laboratorio de alquimia, balcones para la observación astronómica, una gran biblioteca, imprenta propia, talleres para fabricar instrumental y jardines. Su diseño obedecía a patrones geométricos, y en sus espacios más verdes se cultivaban hierbas y plantas. Fue tan famoso que desde su edificación acudían a este sitio estudiantes y astrónomos de muchos lugares cercanos.

Al finalizar la construcción de Uraniborg, y tras ver que no era suficientemente estable para garantizar la precisión de sus instrumentos, Brahe hizo construir Stjerneborg, el Castillo de Estrellas. En este nuevo espacio, Tycho Brahe se encargó de que la mayor parte del instrumental estuviese situado en un subterráneo.

3. El final de Uraniborg
Durante años, Uraniborg fue un sitio que gozó de reconocimiento y credibilidad. Sin embargo, tanto la edificación como su creador, el astrónomo Brahe, perdieron el apoyo de la monarquía danesa al morir el rey Federico II. Así fue como el mágico lugar fue paulatinamente abandonado hasta que no quedó nadie en sus instalaciones. Los pescadores de la zona lo arrasaron y ya a finales del siglo XVII lo único que quedaba del curioso sitio eran los cimientos.
En la actualidad, en la Isla de Ven, uno de los sitios que ver en Suecia, puedes visitar una recreación de los jardines de Uraniborg. Su recontrucción para los turistas e interesados en su historia, se ha hecho utilizando las semillas encontradas en el lugar donde estaban ubicados los antiguos jardines. Además, existen otras atracciones similares. En el sitio en que había estado el castillo Stejerneborg hay un espectáculo multimedia disponible para los visitantes.
¿Sabías que había existido un observatorio astronómico tan completo en el siglo XVI? ¿Habías oído hablar de Uraniborg? ¿Tienes más datos sobre este lugar? ¿Conoces otros lugares curiosos de la historia que quieras compartir con nosotros? Y, ¿crees que los planetas en verdad pueden influir sobre las personas? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here