Valora este post

¿Hay vida extraterrestre en la galaxia? Es casi seguro que sí, aunque con certeza sólo podemos afirmarlo sobre los alrededores de la Tierra, donde desde fines de la década de los cincuenta ha habido seres humanos yendo y viniendo en distintos vehículos espaciales, o pasando estadías más o menos largas en estaciones y laboratorios espaciales como el Skylab, la estación Mir o la ISS.

Te invitamos a conocer algunos datos curiosos sobre cómo es vivir en un ambiente “lejos de este mundo”, aunque no tanto.

10 cosas que no sabías de vivir en el espacio

1. En la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) puedes ver la salida del sol 16 veces al día. Esto puede ser divertido al principio, hacerte sentir como el Principito en su asteroide, pero eventualmente puede confundirte en torno al desarrollo del tiempo y las actividades diarias.

El horario en la ISS se basa en la hora de Greenwich (una hora intermedia entre Londres, Houston y Moscú) y se trata de realizar una rutina como si fuera similar a una estadía en la Tierra, pero viendo un amanecer cada 90 minutos.

ESPACIO_1

2. La ausencia de los efectos de la gravedad terrestre hace que crezcas entre 5 y 8 centímetros. Esto se debe a que aumenta el espacio entre las vértebras de la columna y a la larga puede tener como consecuencia dolores de espalda.

3. Si eres de aquellos que roncan al dormir tal vez necesites vivir en una estación espacial. Según la NASA, la falta de gravedad parece eliminar o disminuir notablemente las apneas, hipopneas y ronquidos.

4. En la ISS puedes condimentar tu comida con sal y pimienta, pero en forma líquida. En su forma convencional podría flotar y terminar obstruyendo filtros o dañando equipos.

5. El astronauta ruso Valeri Poliakov permaneció en la estación espacial Mir 437 días (1994-1995), convirtiéndose así en el ser humano que ha permanecido mayor tiempo en el espacio. En una misión anterior, en 1989, estuvo en la Mir 240 días.

ESPACIO_2

6. A pesar de los altos riesgos a los que se exponen, en toda la historia de la aventura del hombre en el espacio sólo tres hombres han encontrado la muerte en él. Casi 500 astronautas de distintas nacionalidades –aunque principalmente rusos y estadounidenses–han viajado más allá de los 100 km de altura que nos separan del espacio exterior, y sólo 29 han muerto, 11 en actividades de entrenamiento y 18 en vuelos espaciales.

De estos 18 sólo tres murieron más allá de los 100 km: tres astronautas rusos tripulantes de la Soyuz 11, en 1971.

7. Los primeros días en el espacio casi todos los astronautas sufren el síndrome de adaptación espacial, que incluye dolores de cabeza, náuseas, vómitos, bajo rendimiento en las actividades y desorientación espacial, así como dificultad para controlar las extremidades.

Por suerte, al segundo o tercer día casi todos logran superar este malestar.

8. El regreso a la Tierra después de pasar un tiempo en el espacio no suele ser fácil, el cuerpo debe adaptarse nuevamente a la gravedad terrestre, y la mente también. Cosmonautas rusos han contado que incluso meses después de haber regresado, les sorprendía que un objeto no permaneciese flotando en el aire al soltarlo, lo que provocó el fin de más de una taza.

9. Desde las misiones Apolo en los años 60 ha habido reportes de los astronautas de extraños destellos de luz provenientes del espacio. Posteriormente se determinó que este destello es causado por la radiación espacial y es como estar expuesto a un flash. Al menos 39 ex astronautas han sido operados de cataratas y esto ha sido vinculado a la exposición a estos “rayos cósmicos”, pero no hay certeza de que haya sido así.

10. Para finalizar, no todo es progreso en el espacio: mientras las primeras estaciones espaciales, como la Mir y el Skylab, contaban con ducha, en la moderna Estación Espacial Internacional los astronautas deben asearse con esponjas y productos para limpiarse en seco. Es un modo de ahorrar espacio y agua en esta costosa instalación que lentamente, 16 amaneceres por día, prepara a la especie humana para estadías mucho más largas y definitivas en regiones más alejadas de nuestro planeta.

Si quieres saber más sobre la vida más allá de la Tierra, lee cómo viven los astronautas en el espacio, cómo se alimentan e incluso:

¿Bebidos… en el espacio? Por qué los astronautas no deberían beber allá arriba

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here