En el mundo de la literatura nos encontramos con figuras de inmensa relevancia. Pero si nos vamos a las más antiguas bases de nuestra civilización, nos encontramos con un poeta cuyas obras, aún con el peso de los siglos transcurridos, siguen siendo la base fundacional de la literatura. Te hablamos de Homero, quien, con sus poemas La Ilíada y La Odisea, marcó la historia de la humanidad. Justo en el primero encontramos una de las más potentes historias de amor que haya tenido lugar en las páginas de un libro: el romance de Aquiles y Briseida.

Es mucho lo que se ha contado sobre cómo era Aquiles, el potente héroe griego, semidios de fuerza descomunal, que solo en el talón tenía su punto débil. Incluso llegó a ser vinculado sentimental y sexualmente con Patroclo. Pero Briseida de Troya sigue siendo para muchos un personaje poco conocido. Hoy en Supercurioso nos proponemos profundizar en la relación pasional que unió a Aquiles y Briseida. Las vidas de estos dos famosos personajes se cruzaron cuando, tras la muerte de los tres hermanos y el marido de Briseida, Aquiles la raptó. Esta relación pudo tener consecuencias trágicas para los griegos, como veremos a lo largo de estas líneas. Acompáñanos a descubrir la historia.

La historia de amor entre Aquiles y Briseida

Aquiles y Briseida

La figura de Briseida en la mitología griega aún tiene muchas sombras desconocidas. Lo que marcó sin duda su existencia fue el intenso romance que, aún en condiciones particulares, unió su vida con la del guerrero Aquiles. Sobre ella se tejen misterios que abarcan hasta su propio nombre. Según una costumbre que existía en la antigua Grecia, Briseida tomó el nombre de su padre, el rey Brises. Su verdadero nombre, era Hipodimia. Se le describe como una mujer morena y espigada, muy alta y de una hermosura destacada, que capturó la atención de Aquiles desde la primera mirada.

Ahora bien, el romance entre Aquiles y Briseida no tuvo un comienzo romántico. ¡Todo lo contrario! La pareja se conoció cuando Aquiles la tomó secuestrada, después de que ella perdiera a toda su familia debido a la guerra de Troya. Estos secuestros eran cosa habitual en la época. Los guerreros victoriosos acostumbraban a tratar a las esposas de los soldados derrotados tal como si fuesen una simple mercancía, haciendo con ellas lo que se les antojase.

Pero lo que se volvió inusual fue el trato que Aquiles le dio a Briseida. Tanto el héroe griego como Agamenón capturaron a una mujer como esclava, pero la relación de Aquiles y Briseida cambio al instante, ya que ambos se enamoraron perdidamente. Al mismo tiempo que vivían su romance, Agamenón era despojado de su esclava por culpa de un oráculo que se lo recomendó, si no quería caer derrotado en la guerra de Troya. Ante esta decisión que se vio obligado a tomar, Agamenón separó a la pareja, tomando a Briseida para sí, como su esclava.

El romance que cambió el curso de la guerra

Aquiles y Briseida

Tan apasionado era el amor entre Aquiles y Briseida, que cuando el héroe griego la perdió por culpa de Agamenón, entró en cólera y decidió abandonar la batalla. La ausencia de Aquiles mermaba en grado sumo las fuerzas griegas. Pero a pesar de ello, Agamenón, que era un hombre de mucho orgullo, se negaba a devolverle a su amada. Justo antes de que Aquiles partiera, dejando atrás la guerra, su compañero Patroclo, con el que muchos investigadores coinciden en que también mantuvo un romance, robó su armadura y decidió tomar la playa de Troya junto con los guerreros mirmidones que luchaban a las órdenes del semidios.

Con todo el aspecto de ser Aquiles, Patroclo infundió respeto y coraje en sus tropas, enfrentándose en una ardua batalla. Pero sus fuerzas físicas distaban mucho de las de su compañero, así que terminó herido y muerto. Este hecho, que representaba un desastre para las tropas griegas, encendió en Aquiles los deseos de venganza. Regresó entonces al campo de batalla, para cobrar su muerte. En este sentido, la prohibición por parte de Agamenón, de que Aquiles y Briseida pudieran estar juntos, fue el hecho inicial que provocó las cosas que sucedieron después y que, con un Aquiles iracundo, terminarían con la definitiva derrota de los troyanos.

¿Pudo existir una dualidad amorosa?

Aquiles y Briseida

La relación amorosa entre Aquiles y Briseida puede llevar al traste una de las teorías más famosas que tienen que ver con el semidios griego. No es otra que la de defender la existencia de una relación amorosa entre Aquiles y Patroclo. Esto nada habría tenido de escándalo, pues en aquella época eran comunes y aceptadas las relaciones homosexuales, al punto de que en grandes guerreros esto podía llegar a ser apreciado como una característica positiva. Es por ejemplo, el caso del Batallón Sagrado de Tebas, un cuerpo élite integrado en su totalidad por guerreros homosexuales.

Ahora bien, si la relación entre Aquiles y Briseida fue, tal como cuenta la historia original y las leyendas que sobre ella se han tejido, una pasión que nació al primer contacto visual, y que fue intensificándose en el tiempo, resulta difícil cree que existiera un enamoramiento hacia dos personas en el mismo espacio de tiempo. Los estudiosos no coinciden en una versión definitiva, sin embargo, el romance apasionado y complejo entre estos dos personajes, marcó el rumbo no solo de sus vidas, sino del resultado final al que se llegaría en la legendaria Guerra de Troya.

Ahora, como siempre, nos gustaría que nos dieras tu opinión acerca de este tema tan fascinante. ¿Cuál crees que fue la relación entre Aquiles y Briseida? ¿Opinas que en realidad tuvo tanto que ver en el desenlace de una de las batallas más conocidas en la antigüedad? ¿Qué piensas del papel de Patroclo en todo esto? ¡No dudes en dejarnos tus comentarios, estamos deseando leerte! Y si quieres profundizar un poco más en las lecciones de La Ilíada, una de las grandes obras maestras de la literatura universal, no te pierdas esta selección de las mejores frases de La Iliada.

1 Comentario

  1. No creo que Aquiles haya tenido un romance con Patroclo porque Patroclo conversa con Briseida y le dice que Aquiles le hará su esposa. Si hubiese tenido algo que ver con Aguiles no hubiese hablado así. Sólo que como Aquiles y Patroclo se conocían desde niños, tenían un cariño muy fraterno y la muerte de Patroclo habiendo tomado el lugar de Aquiles lo marcó para siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here