La interesante cultura japonesa ha despertado el interés de muchas personas a lo largo de la historia, las curiosidades de Japón incluyen desde bebidas trasparentes, hasta comida nunca antes vista. Los platos típicos en Japón se han visto desplazados por una tendencia gastronómica innovadora: la comida miniatura japonesa. ¿Quieres conocer más sobre esta curiosa forma de experimentar la comida? En Supercurioso te contamos todo sobre esta tendencia que está causando furor en el mundo y, sobre todo, en internet. ¡Acompáñanos! 🙂

Historia de la comida miniatura japonesacomida miniatura japonesa

La historia de la comida miniatura japonesa comienza con el origen de las marcas niponas que estaban centradas en la creación de juguetes y figuras de acción, en particular con la empresa Bandai. Aunque esta empresa es una de las más famosas y reconocidas a nivel mundial, de seguro que no la habías escuchado antes. Sin embargo, es probable que, en algún momento, hayas llegado a jugar con alguno de sus productos. Bandai no solo es la creadora de lo que ahora conocemos como la comida miniatura japonesa, es también la que produjo objetos como el Tamagotchi y Pac-Man. ¿Te suenan?

A inicios de los 2000, Bandai inició a crear y diseñar juguetes de cocina pequeños, pero funcionales, con la intención de que los niños mayores de 8 años pudieran seguir el gusto por la cocina pero con experiencias reales. ¡Al parecer esto resultó ser una sensación para los adultos! En la actualidad, esta tendencia gastronómica sigue siendo fascinante tanto para los japoneses como para el resto del mundo. Ahora, gente de todas las edades se sienta frente al ordenador, la tableta o el móvil para seguir las evoluciones de un cocinero que ejecuta recetas reales con baterías de cocina encantadoras.

¿A qué se debe su popularidad?comida miniatura japonesa

La comida miniatura japonesa comenzó a ganar reconocimiento cuando los adultos empezaron a descubrir todo un arte en los alimentos miniatura. Se necesitan, al menos, tres aspectos importantes para poder realizar estos platillos tan bien elaborados: paciencia, habilidad y minuciosidad. Las más de 4.000.000 de visitas que tienen algunos de estos vídeos indican que la comida miniatura japonesa es todo un éxito y que los chefs son verdaderamente extraordinarios.

No fue sino hasta que la gente inició a subir videos en YouTube, que este tipo de comida (algo extravagante) se popularizó en Japón y el mundo. La viralización de los videos sobre cómo es la comida en Japón dejó impactado a más de uno. En realidad, no es que la dieta sea así, sino que la comida miniatura japonesa se ha convertido en una nueva especie de cocina experimental que, además, otras personas en el mundo están replicando.

Parte de la popularidad que tienen estos videos radica en que las personas afirman que son realmente relajantes y muy adictivos. ¿Has visto alguno de estos videos? No es de extrañarse que todo lo que vemos allí sea miniatura, no solo la comida en sí, también las sartenes, cacerolas, platos, cuchillos e ingredientes. Podríamos decir que la comida miniatura es una de las nuevas tradiciones en Japón. Pero júzgalo tú mismo, aquí está uno de los mejores videos de comida miniatura japonesa.

Comida miniatura japonesa real y artificial

Antes de continuar, debemos hacer una distinción entre la comida miniatura japonesa real de la artificial. Debido a la popularidad de este tipo de cocina, se desarrollaron diferentes versiones para que todos, desde niños hasta adultos y desde aficionados de la cocina hasta verdaderos expertos la pudieran disfrutar. Y, aunque no lo creas, la comida miniatura artificial también alcanzó un gran éxito en la industria y es conocida como Popin’ Cookin’. Este curioso invento también ha creado gran impacto en internet.

Por su parte, la comida miniatura japonesa real es la que se prepara con ingredientes naturales y que tiene todo un proceso de cocción y decoración consigo. Algunos expertos de la comida miniatura han revelado que no todo es sencillo. Entre las recetas de este tipo de cocina, hay preparaciones bastante complejas y que requieren de una mayor habilidad con los instrumentos y utensilios. ¡Al observar su diminuto tamaño, nos queda clara la dificultad y experticia que se necesita! Un claro ejemplo de esto, lo vemos con el sushi. Su preparación implica una variada serie de ingredientes que deben ser enrollados en diminutos trocitos de algas.

Así mismo, los conocedores de la comida miniatura explican que la preparación de las carnes también es compleja, pues necesitan de gran destreza para manejar instrumentos como el cuchillo y la espátula. Además, también es necesario cortar con precisión los vegetales para la preparación de ensaladas. Como puedes ver, la comida miniatura japonesa no es solo un arte de precisión, también es una pasión que requiere de dedicación y minuciosidad. 

Por otra parte, si no crees ser capaz de convertirte en un “mini MasterChef”, existe una opción más fácil, entretenida y que, además, se puede compartir con los más pequeños de la familia. Estamos hablando del Popin’ cookin’; como te lo mencionamos, esta es la versión artificial de la comida miniatura japonesa. Consiste en crear pequeños platos que replican la apariencia de la comida real, pero que suelen tener un sabor a golosina o simplemente no tienen sabor (aunque desde luego no son tóxicos) y son totalmente comestibles.

Para hacer tus creaciones de Popin’ cookin’ debes comprar la caja con todo lo necesario. Generalmente, esta se vende como un juguete más y, si lo quieres hacer aún más interesante, este tipo de comida miniatura artificial también tiene helados y pasteles que puedes comprar por aparte. Los elementos comestibles del juego vienen en forma de polvo que, disuelto en agua, amasado y, en algunos casos, pasado por el microondas, da lugar a los diferentes elementos: patatas, hamburguesas, arroz, entre una gran variedad de comidas. 

El furor por la comida miniatura japonesa es tanto que incluso apela a quienes no gustan de cocinar. Hay quienes no tienen el interés de consumir este tipo de comida, sino que lo ven como un pasatiempo curioso y encuentran extremadamente relajante su proceso de elaboración. Por esto mismo, otro producto se popularizó e introdujo en la tendencia de la comida miniatura: la arcilla de polímero o la pasta para modelar. Con esta arcilla y un poco de pintura, se pueden recrear infinidad de platos que parecen de casa de muñecas. Además de lo relajante, esta técnica apela a la parte artística que conlleva el proceso de la comida miniatura japonesa. Como ya hemos dicho, el truco es simplemente paciencia y habilidad.

Hemos llegado al final del artículo, esperamos que después de leerlo tengas ganas de hacer tu propio experimento con la comida miniatura. Sabemos que esto, definitivamente, no es un hobby sencillo de practicar, pero ver los videos resulta ser algo muy entretenido y divertido. Cuéntanos, ¿te gustaría hacer comida miniatura japonesa? Recuerda que te leemos. Y, por si quieres saber más sobre este interesante y llamativo país, te recomendamos conocer todo sobre la obesidad en Japón.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here