5 Formas de crear Plásticos Biodegradables | Te sorprenderán
5 con 3 voto[s]

En los últimos años se han puesto los focos sobre los millones de toneladas de desechos de plástico que hay en el mar y en toda la tierra. Esto genera un gran desequilibrio en nuestro ecosistema, la vida de millones de seres vivos -incluyéndonos- es afectada, ya sea porque lo ingieren o porque altera su entorno, millones de especies mueren cada año por esta causa. Entre las frases de medio ambiente encontramos que para el año 2050 el océano tendrá más plástico que peces, es por ello que han surgido nuevas alternativas que den solución a esta contaminación, y, entre ellas, la creación de plásticos biodegradables que sean amigables con la naturaleza.

Los plásticos comunes suelen tardas muchos años en desintegrarse, algunos tardan hasta trecientos años. Es por ello que científicos han puesto manos a la obra y han descubierto que es posible crear polímeros biodegradables a partir de materia orgánica la cual puede reincorporarse a la naturaleza en corto tiempo. Incluso se han empezado a desarrollar plásticos naturales que tienen la misma resistencia y durabilidad que los polímeros sintéticos. En todo el mundo se están abriendo líneas de investigación para los bioplásticos que abarcan también industria cosmética y farmacéutica. Acompáñanos en Supercurioso a descubrir cuáles son los compuestos a partir de los cuales se puede obtener plástico biodegradable.

5 Sorprendentes formas de crear plásticos biodegradables

1. Aguacate

plásticos-biodegradables

Este es uno de los frutos más cotizados a nivel internacional, conocido por contener grasas y nutrientes muy saludables (descubre los beneficios que no conocías del aguacate). Más allá de esto, el ingeniero químico Scott Munguía preocupado por el impacto ambiental de los plásticos derivados del petróleo inició una investigación donde descubrió que con el hueso del aguacate es posible crear plásticos desechables. A partir de esto empezó a fabricar platos, vasos, cubiertos y los últimamente famosos popotes; productos que de poco en poco van recorriendo el mundo para hacer un llamado a las personas a tomar más conciencia de nuestro entorno.

2. Patata

plásticos-biodegradables

Otro de los importantes materiales vegetales para la elaboración de plásticos biodegradables es la patata o también conocida papa. Es uno de los bioplásticos favoritos pues es uno de los que más se parecen físicamente al plástico común. Entre pruebas y ensayos se ha logrado un plástico de patata que tiene un tiempo estimado de seis meses de duración. Además, son cien por ciento degradables, por su origen puede servir como composta y además son un producto renovable que no contamina, el principal objetivo de su creación. Dado que sólo se utiliza un porcentaje de la patata para su producción, algunos han encasillado este método como un desperdicio de comida, (¿ya estás al tanto de tomtato, la planta que produce tomates y patatas?).

3. Maíz

plásticos-biodegradables

Los plásticos están hechos a base de polímeros, el maíz es uno de los cereales que más contienen almidón, un polímero natural (visita los grandes beneficios de las palomitas de maíz). Al inicio de su producción el inconveniente de este plástico era que al contacto con el agua se deformaba fácilmente, sin embargo, esto ha sido mejorado en los laboratorios químicos y a su vez sus costos comerciales han ido disminuyendo. Desde hace más de diez años la producción de plástico de maíz ha sido incluida en Italia, Argentina, México, Francia, España, Chile, Gran Bretaña entre otros países. Estos bioplásticos representan una gran alternativa para el medio ambiente.

4. Tamarindo

plásticos-biodegradables

Los huesos de tamarindo que para unos podría suponer basura, para investigadores de la Universidad Autónoma de México significa materia prima para crear plásticos biodegradables, como el unicel. Con ellos se busca sustituir el plástico común en la en la elaboración de trastes desechables, empaque de aparatos y equipos, aislantes térmicos, paneles de publicidad, entre otros. Estos bioplásticos tienen una duración estimada de dos a tres meses, periodo durante el cual cumplen su utilidad y luego proceden a degradarse a través de la humedad y la luz solar.

5. Cepas

plásticos-biodegradables

Por último, pero no menos importante tenemos a las cepas como fuente de creación de bioplásticos. Estás bacterias pueden reproducirse en un cultivo para que sea más fácil su obtención y a su vez ser modificadas genéticamente, ya que son distintos tipos de cepas las que han sido sometidas a pruebas y no todas soportan los procesos térmicos que implica la elaboración del plástico orgánico. Por otro lado, también se han encontrado cepas que son capaces de comerse y degradar el Tereftalato de polietileno (PET).

Además cómo crear plásticos biodegradables, no te puedes perder…

Lee más acerca de otras alternativas para conocer más acerca de ecología y el medio ambiente, para esto puedes consultar:

Y estás son los más sobresalientes tipos de plásticos biodegradables con lo que se busca tener un menos impacto en el medio ambiente. Son múltiples las ventajas que tienen en comparación con los plásticos de origen fósil que han sido utilizados durante mucho tiempo. Claro que también está la contraparte que opina que una mejor alternativa son las bolsas de tela de algodón o que su elaboración en algunos casos significa un desperdicio de comida. Es mejor que tú nos cuentes ¿qué opinas? ¿Consideras que los bioplásticos son una buena alternativa? ¿Conoces otra forma de crear plásticos biodegradables? Cuéntanoslo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here