Las curiosidades de la Navidad nos dibujan una de las épocas más lindas del año. El tradicional árbol, las comidas típicas, los villancicos y la llegada de Santa Claus ponen el ritmo de la alegría que se comparte en las familias durante diciembre. Pero además de ello, un punto extra en la ternura que se respira en el ambiente navideño son los cuentos clásicos de Navidad, esos que compartimos con los niños antes de dormir o al pie del árbol. Estas historias, muchas de las cuales son muy antiguas y han sido heredadas de generación en generación, guardan en su interior importantes moralejas y valores. Acompáñanos en Supercurioso, a conocerlas.

5 cuentos clásicos de Navidad enternecedores

1. “La pequeña cerillera” de Hans Christian Andersen

Cuentos Clásicos de Navidad

Entre los cuentos de Navidad para niños, hay uno que se roba el corazón de todo el que lo escucha. Se trata de La pequeña cerillera, de Hans Christian Andersen, repleto de hermosas enseñanzas y frases de Navidad. También conocido como La niña de los fósforos, nos narra la historia de una pequeña que se dedicaba a la venta de fósforos para subsistir. La joven, quien estaba sola, deseaba vender algunas cerillas en la última noche del año, para poder comer. Pero aquella noche estaba helada. Las calles estaban prácticamente desiertas, pues todos se resguardaban en sus hogares junto a sus familias.

La cerillera empezaba a notar cada vez más el frío, motivo por el que tuvo la necesidad de encender uno de los fósforos que vendía para calentarse. Esto le permitió sentirse más a gusto, así que empezó a encender más cerillas y, mientras lo hacía, imaginaba todos aquellos lugares en los que le gustaría estar. Lamentablemente, a la mañana siguiente, la pequeña fue hallada muerta a consecuencia del frío que sufrió a lo largo de aquella noche helada. Sin duda que uno de los más entrañables cuentos clásicos de Navidad.

2. “Cuento de Navidad” de Charles Dickens

historias navideñas

El siguiente entre los cuentos clásicos de Navidad ha sido llevado también al cine, y es uno de los más populares. Su autor es el legendario Charles Dickens, y en sus páginas encontramos a un peculiar personaje que seguramente debes recordar: Ebenezer Scrooge. La historia narra la transformación de Scrooge, un hombre que se caracterizaba por ser sumamente egoísta y que, además, odiaba la Navidad. A lo largo de las páginas de este cuento veremos cómo el protagonista rechaza absolutamente todo lo que se relacione a fiestas o celebraciones navideñas e incluso no está de acuerdo con ayudar a los más necesitados.

Sin embargo, en la noche del 25 de diciembre, Scrooge se encuentra con un fantasma, el cual llevaba una larga cadena que representaba todo el daño que hizo en vida. Dicho espíritu le anuncia al protagonista de “Cuento de Navidad” la visita de otros fantasmas: el fantasma de las Navidades Pasadas, de las Navidades Presentes y de las Navidades Futuras. Los espíritus en cuestión le hacen saber a Scrooge lo que pasará si continúa con su actitud negativa frente a la Navidad y al trato de las personas, enseñanza que el protagonista capta rápidamente y, al día siguiente, se convierte en una persona generosa.

3. “Las cartas de Papá Noel” de John Ronald Reuel Tolkien

Historias navideñas

Y otro gran hito entre los cuentos clásicos de Navidad es Las cartas de Papá Noel, de John Ronald Reuel Tolkien. En esta preciosa historia hallamos una recopilación de las cartas que el autor del libro le escribía a sus hijos. Lo más interesante es que lo hacía bajo el papel de Papá Noel, así que estaban escritas como si él fuera este característico personaje navideño de barba blanca. A lo largo de las cartas, evidenciamos diversas aventuras por las que Santa Claus atraviesa junto a sus ayudantes, los elfos, en el conocido Polo Norte.

4. “El expreso polar” de Chris Van Allsburg

Cuentos clásicos de Navidad

Aunque posiblemente el título de “El expreso polar” te recuerde más a una película, la historia en la que está basada proviene de uno de los cuentos clásicos de Navidad más conocidos. Este fue publicado en el año 1985 y, desde entonces, ha sido leído año tras año por padres y niños a nivel mundial. En el texto encontramos la historia de un niño que se encuentra a la expectativa de qué regalo recibirá en la noche de Navidad.

Sin embargo, para que el joven pueda descubrir qué será su regalo navideño deberá subirse a un tren que lo espera en la puerta de su casa. El destino de dicho transporte es el Polo Norte, lugar al que el pequeño se dirige, en compañía de muchos otros, para tener no solo una de las mejores navidades de su vida, sino también para descubrir aquello que tanto tiempo había soñado: la fábrica de Santa.

5. “Cómo el Grinch robó la Navidad” de Dr. Seuss

El Grinch

Así como Ebenezer Scrooge es uno de los personajes más conocidos de la Navidad por su rechazo a estas festividades, El Grinch también forma parte de la lista de aquellos que odian las fiestas decembrinas, y protagonista de uno de los más populares cuentos clásicos de Navidad. En este caso, la historia presenta a una criatura de color verde, muy peluda, conocida bajo el nombre de El Grinch, que vive en una cueva junto a su perro, Max. Durante Navidad, El Grinch suele expresar su odio y rechazo a las celebraciones que se realizan, debido a que siente envidia de la alegría que los pueblerinos presentan. Por este motivo, la criatura verde desea dirigirse al pueblo que se encuentra bajo la montaña en la que habita y, así, robar absolutamente todos los regalos que consiga, con el fin de impedir que se pueda celebrar la Navidad.

Por fortuna, durante el plan de robo de El Grinch, este característico personaje de los cuentos de Navidad se entera de que las fiestas decembrinas van mucho más allá de los objetos materiales. En las últimas páginas del libro podemos observar a un Grinch completamente diferente, ya que se vuelve afectivo y comparte con la comunidad los días navideños.

Antes de finalizar es importante que tomes en cuenta que, a pesar de que algunos de los cuentos clásicos de Navidad que te presentamos narran historias tristes, están escritos para dejar enseñanzas realmente importantes que, en ocasiones, pueden olvidarse durante los días festivos. La compasión hacia los más necesitados, el compartir con quienes nos rodean y el expresar cuán importantes son para nosotros debe ser parte de las celebraciones que están próximas a llegar.

Y tú, ¿Conocías estos cuentos clásicos de Navidad? ¿Te leyeron alguno cuando eras niños? ¿O lo haces tú con tus hijos, primos o hermanos pequeños? Sin duda que estas historias son un mar de ternura, dirigidas a fortalecer los valores más lindos, en una época en la que lo más importante es la unión familiar. Y si eres más bien de los que prefieren el cine, no te pierdas esta selección de las mejores películas de Navidad, para animar tu Nochebuena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here