Como si La Última Cena ya no fuera lo suficientemente famosa, en el 2003 Dan Brown publicó su novela El Código Da Vinci y el mundo entero volcó su vista hacia las obras de este autor. ¡Tiempo después le hicieron una película! Pero bueno, al caso, muchas personas quisieron empezar a seguir las pistas y entró un afán por develar los secretos de estas obras. Hoy en Supercurioso, si bien no vamos a revelar la ubicación del Santo Grial (Aun si la supiéramos, tampoco te la diríamos. Es un secreto de la Órden del Temple), descubriremos algunas de las mas emocionantes curiosidades de La Última Cena del genio italiano Leonardo Da Vinci.

Curiosidades de La Última Cena de Leonardo Da Vinci

Curiosidades de La Última Cena: I. Introitus

Curiosidades de la Última Cena | I. Introitus

Primero, debemos quitarte la venda de Dan Brown, sí, es emocionante, interesante y demás, sin embargo no se trata más que de ficción, por tanto, muchas de las hipótesis que se hallan en sus libros, no son más especulación fantasiosa de no muy buena calidad literaria. Todos sabemos quién fue Leonardo Da Vinci y conocemos muchas de sus pinturas y algunos conocerán algunos de sus inventosLa Última Cena es uno de sus obras mas célebres, junto a La Gioconda, tanta es la fama de estas que incluso es posible hallar personas que no tengan la más remota idea de la pintura o de sus exponentes, sin embargo conservan el referente de estas obras.

Al hablar de curiosidades de La Última Cena, es muy fácil atrapar a un amplio espectro de lectores sedientos de misterio, por lo que propenderemos aquí a señalar algunas curiosidades que no estén dentro del marco de lo común. Antes de llegar a eso, será preciso mencionar particularidades de la elaboración de esta que son ampliamente conocidas.

La Última Cena fue pintada entre los años 1495 y 1498, a esto se le llama período de ejecución. En la actualidad (y esta sí es una verdadera curiosidad de La Última Cena) se halla en la misma pared donde fue pintada por primera vez, en el refectorio del convento dominico de Santa María delle Grazie en Milán. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1980 y fue elaborada para el patrón de Da Vinci en la época, quien era Ludovico Sforza de Milán. No se trata de un fresco tradicional, sino que consiste en un mural en la que Da Vinci utilizó técnicas de temple (reducir el pigmento con agua o, en otras palabras, témpera) y óleo sobre dos capas de yeso de yeso sobre enlucido. Finalmente sus dimensiones son de 460 centímetros de alto por 880 de ancho.

Ahora sí las verdaderas curiosidades: V. Sequentia

Curiosidades de la Última Cena | V. Sequentia

1. ¿Por qué se trata de una composición tan destacada?

La primera de las curiosidades de La Última Cena que debemos mencionar es la razón de su particular trascendencia en la historia del arte. En primer lugar, porque los discípulos muestran emociones muy humanas e identificables. Escenas como esta ya se habían pintado antes, pero Leonardo fue el primero en representar a personas reales que actúan como tal. En segundo lugar, destaca la perspectiva, que es increíble. Se puede ver que cada elementos de la pintura dirige la atención directamente a la cabeza de Cristo, en el centro de la misma.

2. ¿Qué describe la escena?

Aunque parezca evidente, muchos no conocen el momento preciso que describe la escena, por lo cual lo incluimos en este listado de curiosidades de La Última Cena«; representa su propia interpretación visual de lo que se narra en los evangelios, de hecho, para mayor precisión, se ha llegado a aceptar que es en específico en el Evangelio de Juan (13:21) bajo la suposición del influjo dominico. En concreto, «La última cena» muestra los instantes siguientes al momento en el que Cristo dijo que sabía que uno de los discípulos lo traicionaría antes de la salida del sol, cuando cada uno de los doce reacciona la noticia con diferentes grados de horror, ira y conmoción.

3. ¿Quiénes están representados?

La primera de las curiosidades de La Última Cena que uno anhela descubrir es, ¿quién es quién? Pues bien, mirando de izquierda a derecha, en primer lugar aparecen Bartolomé, Santiago y Andrés forma un grupo de tres. Todos están horrorizados. A continuación aparece otro grupo de tres formado por Judas, Pedro y Juan. Judas, agarrando una bolsa, se da cuenta y tiene el rostro en sombra. Pedro está visiblemente enojado. Juan, con aspecto afeminado, parece estar a punto de desmayarse.

Después aparece la figura de Cristo, en el centro, manteniendo la calma. Después aparece otro grupo formado por Tomás, Santiago el Mayor y Felipe. Tomás está claramente agitado, Santiago se muestra aturdido y Felipe parece que está pidiendo explicaciones. En el último grupo aparecen Mateo, Judas Tadeo y Simón.

4. ¿Por qué “La última cena” se cae a pedazos?

En esta obra, Leonardo utilizó una técnica nueva en vez de la que se empleaba habitualmente para hacer los frescos. En vez de utilizar yeso húmedo usó una técnica de su propia invención a base de yeso seco. Obtuvo una gama de colores más amplia de lo habitual, pero poco después empezó desprenderse. Desde entonces se está buscando una solución, aunque esto no impide que los trabajos de restauración hayan retrasado significativamente el proceso de degeneración. Entre las curiosidades de La Última Cena, es esta una muy instrumental y procedimental.

5. ¿Por qué Jesús no tiene pies?

Esta es otra de las curiosidades de La Última Cena que valen oro. ¿Te has preguntado dónde rayos están los pies de Jesús? ¿Da Vinci no los pintó? ¿Qué razón simbólica tendría para o hacerlo? Pues no, resulta que Leonardo sí pintó los pies, pero hacia 1650 a algún listo se le ocurrió la idea de que en esa pared debería haber una puerta y se llevó los pies de Cristo por delante. En algunos lugares comentan este hecho con humor dando gracias porque a este individuo no se le ocurriera abrir una ventana.

6. ¿Se autorretrata Leonardo en “La última cena”?

Se dice que Leonardo se pintó a sí mismo en la figura de Judas Tadeo, se argumenta esto a partir de las similitudes que presenta la figura retratado por Leonardo y sus propios autorretratos, sin embargo esto no guarda más que especulación y no hay estudios concluyentes al respecto.

7. ¿Realmente está María Magdalena?

Esta es otra de esas verdaderas curiosidades de La Última Cena, en sentido estricto y canónico se podría afirmar que quien se halla a la derecha de Jesús es el apóstol Juan, sin embargo, por las facciones femeninas y el cabello algunos teóricos han llegado a argumentar que se trata de María Magdalena por algunas actitudes un poco contestarias de Da Vinci, sin embargo, al tener en cuenta que el entorno en el que se genera este mural es en un ambiente plenamente dominico, no deja de ser una hipótesis no concluyente.

Así finalizamos nuestro artículo sobre curiosidades de La Última Cena, muchos son los misterios que envuelven este mural de Da Vinci y muchos los estudios que se han hecho sobre esta obra, pero en muchos casos es complejo avanzar un paso más hacia allá. No obstante, por esta misma particularidad es que la imaginación puede tomarse la libertad de hacer las suyas frente a esta legendaria pieza que es y seguirá siendo el estandarte de las artes pictóricas.

19 Comentarios

  1. De acuerdo con Sebastian…al ser una noticia actualizada esperaba algo mas…cal destacar que los que los que posaron hay un individuo que repite…. que es Pedro y Judas. Da Vinci buscaba gente concorde a cada uno de los apóstoles según características no solo físicas, sino, también en el ámbito personal, de ahí su pasión. A Pedro le pidió que posara para él … Da Vinci le pregunto que que le cobraría…y éste le dijo que nada…le bastaba con salir en su obra y punto….y un dia «X» buscaba a Judas… éste era un borracho callejero que en el cual Da Vinci veía con claros acordes para su papel…éste le preguntó antes que nada, cuanto cobraría por posar para su obra, antes que posar, para saber si valía la pena o no. en definitiva, era el mismo que posó como Pedro, un tipo noble tranquilo, solidario y amable. Está claro que en la vida un día puedes ser Pedro y otro…Judas.

  2. Tiene usted razón amigo Sebastián el autor de este artículo omite la presencia de María Magdalena, será para no crear polémica entre el público ya que algunas personas tienen una idea diferente en relación a MM

    • ¡La ignorancia es atrevida!
      La autora omitió a María Magdalena… porque MM no aparece en el cuadro. Dan Brown no es un historiador.

      1. Jesús tuvo 12 discípulos, si María Magdalena está en el cuadro… entonces falta un discípulo.
      Tan grandes y no saben ni sumar.
      2. El «Santo Grial» forma parte del imaginario medieval, no es teológico, ni mencionado en la Biblia ni una sola vez.
      3. No le podía dejar «el poder» de una iglesia que aún no existía. La iglesia de Jerusalén no comenzó sino aprox. 50 días después de la crucifixión.
      4. ¿Por qué le daría un poder a una mujer? Ninguna evidencia dice que tuviera esposa. En cambio, Jesús se formó con los esenios (judíos que vivían célibes, sin esposa y se bautizaban en agua).

      Les dejo un video de un historiador verdadero (con doctorado) que por cierto, no es religioso:
      https://www.youtube.com/watch?v=0JFh_XoXbTY

      • No vale la pena analizar las estupideces de Brown.
        El Cenaculo es una obra filosófica, inspirada en De amore de Ficino, quien aparece dialogando con Platón en la primera triade platónica. El tema es la concordancia del amor pagano (Platón, Simposio) y el cristiano. Por ello la segunda tríade significa: El amor es el deseo de la belleza que se perfecciona en Dios.

  3. Hace algunos años encontré un libro llamado «La música escondida» de Giovanni Maria Pala. En él, el autor cuenta paso a paso cómo descubrió música escondida en esta obra de Da Vinci, además de algunos símbolos y mensajes religiosos. Si bien a veces las teorías pueden sonar un poco forzadas se los recomiendo, es muy intresante

  4. Una de las grandes curiosidades es que el modelo que hizo de Jesús fue luego contratado por Da Vinci que andaba buscando a un hombre con facciones toscas para pintar a Judas, pero luego Leonardo intrigado le preguntó al modelo si ya lo conocía y este le dijo que era el mismo que había usado para pintar a Jesús pero que se había dedicado al vicio y esto le había endurecido sus rasgos y su vida.

  5. La leyenda que cuenta que jesus y judas es el mismo, solo es fantasia creada por algun romantico parasito, en esa leyenda dice que Da Vinci tardó 11 años en terminar el cuadro… Haganme el favronsisimo cabor! Tan solo tardó 3 años en culminar su obra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here