Los deportes han sido una parte fundamental de la historia de la humanidad. Las actividades físicas han formado parte de la cultura humana desde sus inicios: ya en la Grecia Antigua los encontrábamos como parte integral de la sociedad. De hecho, la palabra olimpiadas viene, precisamente, del Olimpo, hogar de los dioses, ya que las primeras olimpiadas tuvieron lugar en la Grecia de la antigüedad. Pero, ¿y qué hay de los deportes durante las épocas posteriores? Especialmente en el renacimiento, el deporte vivió una transformación interesante. En Supercurioso te contamos todo lo que debes saber sobre los deportes del Renacimiento.

¿Qué deportes se practicaban en el Renacimiento?

¿Qué deportes se practicaban en el Renacimiento?

El Renacimiento fue el nombre que se le dio al movimiento cultural que se produjo en Europa durante los siglos XV y XVI, un movimiento de gran importancia artística que compensaría los siglos de oscurantismo del medioevo. Además de estar marcado por grandes artistas como Da Vinci, Miguel Ángel o Rafael, el Renacimiento también se caracterizó por varios cambios culturales significativos. En anteriores ocasiones, te hemos hablado de algunas de las obras de Leonardo Da Vinci, y hoy nos centramos en los deportes del renacimiento más populares.

Eso sí, antes de ahondar en ellos, es importante que tengamos en cuenta el contexto cultural del que hablamos. Cuando hablamos del Renacimiento, nos encontramos en una época en gran medida marcada por las disputas entre distintas casas reales o, cuanto menos, por el recuerdo de estas disputas.

A su vez, estamos hablando de la época en la que comenzaron a aparecer las armas de fuego, las cuales suplantaron a los grandes caballeros que antes se batían en batalla. Algo que también influiría, en gran medida, en el mundo del deporte. En este sentido, los deportes pasarían de ser  una forma de prepararse para la batalla a una manera de demostrar destrezas. Conozcamos algunos de los deportes del renacimiento más populares.

1. Tiro con arco

Otras de las disciplinas que se practicaban durante el renacimiento era el tiro con arco. Así como los duelos de caballeros, también podemos encontrar algunas escenas de esta disciplina en la película Corazón de caballero (A knight’s tale) protagonizada por Heath Ledger. Esta es una de las disciplinas de la época que sobreviven en la actualidad, y consiste en apunta con arco y flecha hacia un objetivo, y dar un tiro certero. Por supuesto, esto también tenía mucho que ver con las batallas, pues era una manera de hacer practicar a los arqueros y de destacar a los que estuvieran en mejores condiciones y tuvieran mejores habilidades. Sin duda, este fue uno de los deportes del renacimiento más populares, y también garantizaba gran gloria para los mejores atletas.

2. Duelos de caballeros

Duelos de caballeros

El duelo de caballeros fue uno de los deportes más populares de esta época. Este tenía como finalidad, en su origen, mantener a los hombres siempre preparados para la batalla, y pulir las destrezas de los soldados. En estos duelos dos hombres se batían en distintas disciplinas como la lucha con espada, lanzas, equitación e, incluso, peleas de dagas. Además de preparar a los hombres para la batalla y pulir las destrezas de estos en las distintas disciplinas, estos torneos también garantizaban grandes premios y gloria. Sin embargo, a medida que los caballeros fueron perdiendo importancia en las batallas (por la llegada de las armas de fuego), estos torneos fueron perdiendo su lugar entre los deportes del renacimiento y derivaron hacia eventos más teatrales en los cuales se replicaban las grandes batallas de las novelas de caballería.

3. Golf

Seguramente el golf es uno de los deportes del renacimiento que no te esperabas, pero la verdad es que también fue bastante popular durante esta época. De hecho, el golf empezó su desarrollo durante el siglo XV, y se hizo tan popular en países como Escocia que más de una ocasión se debatió en el parlamento las consecuencias negativas de este deporte que alejaba a los jóvenes de otras prácticas más útiles como el tiro con arco. Por supuesto, el golf de la época no era tan elaborado ni contaban con las herramientas que tenemos en la actualidad, pero sin duda fue una disciplina muy popular. Así como el golf, también fueron populares en la época otros deportes individuales como la natación, el lanzamiento, el salto y varios juegos de bolos. Aprovechando que hablamos de golf, ¿alguna vez te has preguntado por qué las pelotas de golf tienen hoyuelos?

4. Esgrima

Esgrima

La esgrima también se comenzó a popularizar durante el renacimiento, y por causas específicas. Con el tiempo, las armaduras se habían ido haciendo más resistentes y dejaban cada vez menos espacio para que las espadas hirieran al contrincante. Fue debido a esto que durante el renacimiento las espadas se empezaron a hacer más finas y se exigió a los caballeros pulir sus habilidades con esta. Por eso la esgrima era el escenario ideal para hacerlo, pues en esta disciplina se demostraba la habilidad que tenía cada quien para alcanzar esos escasos puntos débiles que dejaban las armaduras que utilizaban los caballeros. Aunque posteriormente las armas de fuego empezaron a hacer las armaduras innecesarias o estorbosas, el uso de una espada de hoja fina para defensa personal se mantuvo durante mucho tiempo más y, por lo tanto, también esta disciplina.

5. ¿Fútbol?

¿Durante el renacimiento se jugaba al fútbol? Sí y no. La verdad es que el fútbol tal y como lo conocemos hoy fue muy posterior, pero ya durante el renacimiento se practicaban diversas disciplinas que guardan una gran relación con este deporte. El «calcio» y «la soule a pied» fueron deportes del renacimiento muy populares que guardan una gran relación con el fútbol que conocemos hoy en día, aunque también mantengan grandes diferencias. Para empezar, eran deportes que concentraban una gran multitud de persona y que tenían muy pocas reglas, por lo cual casi todo era permitido. Esto hizo que estos deportes se tornaran muy violentos y peligrosos, lo que al final terminó jugándole en contra a estas prácticas. Con el tiempo la iglesia, que gozaba de gran poder durante esta época, terminó prohibiendo estas disciplinas.

En todo caso, estas prácticas marcaron el origen de otros deportes, como el caso del violento deporte florentino que inspiró el fútbol moderno. Mientras algunas prácticas mutaron, otras se mantuvieron, como la equitación y la esgrima, las cuales siguen formando parte de las disciplinas deportivas practicadas hoy en día, aunque su evolución haya marcado ciertas diferencias.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre los deportes del renacimiento? ¿Ya sabías que el golf había nacido en esta época? Y, ¿cuál de las disciplinas deportivas de la época te hubiese gustado practicar? ¿Conoces otro deporte del renacimiento que debamos incluir en nuestra lista? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here