El canal de Panamá es una de las obras de ingeniería más importantes de todos los tiempos. Este paso lleno de compuertas y esclusas permite a los navíos de todo el mundo ahorrar días y semanas de trayecto para cruzar América. Es una muestra más de como el ingenio humano es capaz de modificar la naturaleza para su beneficio… aunque esto no sea siempre bueno para ella.

Curiosidades-canal-de-panama
Mapa de Panamá con el canal en el centro

Pero detrás de esta «megaconstrucción» existe una larga historia de dolor y sacrificio. La naturaleza, como era de esperar, se cobró un alto tributo en forma de sudor y sangre de miles de trabajadores. Para construir estos 80 kilómetros de canal, se llegaron a extraer casi 900 metros cúbicos de tierra. Durante el proceso una epidemia de fiebre amarilla mató a miles de constructores locales y franceses que finalmente tuvieron que abandonar el proyecto.

curiosidades-construccion-canal-de-panama
Fotografía tomada durante los avances de la obra

Se gastaron unos 300 millones de dólares y más de 20.000 personas perdieron la vida durante esta parte de la construcción del canal de Panamá. Les llegó el turno a los estadounidenses y estos no estaban dispuestos a fracasar. El doctor William Crawford Gorgas que acompañó al equipo de construcción, investigó el origen de la epidemia hasta darse cuenta que la fiebre amarilla era transmitida por los mosquitos.

muertes-canal-de-panama
Uno de los primeros barcos cruzando el canal

Tras un año de experimentos e investigaciones, consiguió erradicar la enfermedad y de esta forma los norteamericanos consiguieron terminar el canal.

¿Eres de Panamá o has podido visitar el canal? Cuéntanos alguna cosa que te llame la atención

3 Comentarios

  1. Solo acotar que el que descubrio que el mosquito Aedes Aegypti era el que transmitia la fiebre amarilla fue el Doctor Cubano Carlos J. Finlay.

  2. Soy de Panamá, y la historia sigue siendo aun larga. Luego de la historia de la construcción vino la historia de la lucha en contra del colonialismo y represión norteamericana; en esa lucha también se derramó mucha sangre, sudor y lágrimas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here