El latín, las leyes, el cristianismo, los periódicos, las carreteras y autopistas y el calendario juliano, son algunos de los principales aspectos que el Imperio Romano dejó a la humanidad como legado. Entendido como la cuna de la civilización, este imperio ha sido el objeto de estudio de los investigadores a lo largo de los siglos, profundizando en personajes como sus célebres tiranos, sus extravagantes costumbres o sus crueles maneras de matar. El cine no podía estar exento de caer en la fascinación por Roma y su grandeza. Entre las cientos de películas que se han hecho sobre el tema, la de Máximo, el general romano, es una de las más populares y taquilleras. Hoy nos hemos querido aproximar a las curiosidades y errores de la película Gladiador. Si bien los errores en Gladiator no opacan su calidad, seguro te sorprenderá conocerlos.

El universo del cine es tan amplio como la creatividad humana, pero las películas que se proponen abordar temas históricos, tienen un reto doble. Deben destacar en dirección, guión y actuaciones, pero también en la verosimilitud de las ideas, la escenografía, el vestuario y el resto de elementos relacionados. En este sentido, los errores en Gladiator, aunque no extremadamente notorios, son percibidos por un ojo crítico y documentado. La historia narra las vivencias del general Máximo y su deseo de regresar a casa. El emperador Marco Aurelio desea que herede el imperio, y esto despierta la ira de Cómodo, quien ordena matar a su familia. Máximo escapa de la muerte y regresa a Roma como gladiador, para vengar a su familia. Acompáñanos en Supercurioso a explorar los principales errores de la película Gladiador.

Los principales errores en Gladiator

Los errores en Gladiator no impidieron que esta cinta dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Russell Crowe se hiciera con una victoria rotunda en taquilla y en los premios Oscar, ganando un total de cinco estatuillas doradas. Sin embargo, tal como pasa con los filmes de época, algunos detalles de contexto fueron pasados por alto.

1. Un carruaje fuera de época

Errores en la película Gladiador

La historia se ubica en el año 180, en pleno auge del Imperio Romano. En una de las escenas aparece un carruaje típico de la época, que cae al suelo aparatosamente en medio de un enfrentamiento. Lo curioso es que el vehículo deja ver en su interior una bombona, artefacto que no sería inventado sino hasta milenios después. Lo mismo ocurre con otros pequeños detalles, como una botella de plástico que una mujer del público mueve en una de las escenas.

2. Conversación en el campo de batalla

Los errores en Gladiator son en su mayoría solo capaces de detectar por personas que permanezcan extremadamente atentas. Si bien los vinculados a contextos de época son los más abundantes, hay algunos pequeños detalles de producción que también se pasan por alto. Es el caso de la escena en la que se muestra una de las batallas principales. En medio del cruento ataque, dos extras que personificaban a enemigos en la película, son captados charlando tranquilamente en el campo de lucha.

3. Pantalones en el Imperio

Errores en Gladiator

Otro de los más curiosos errores de la película Gladiador, queda visible en una de las primeras escenas de Máximo. Si observas con detalle y suficiente atención, verás que detrás de la figura de un caballo hay un hombre de pie. Se trata de un empleado de la producción, que viste unos pantalones de mezclilla completamente acordes con la modernidad, y muy distantes de la moda romana.

4. Una muerte… ¿confortable?

La escena en la que Máximo parece caer muerto en plena arena, también se cuenta entre los principales errores en Gladiator. El protagonista se desploma abruptamente, pero su caída parece ser amortiguada por una especie de cojín. Sería en todo caso, un elemento muy poco realista que contamos entre los errores de la película Gladiador.

5. Un detalle de maquillaje

fallos Gladiador

También se suman a los errores en Gladiator, algunos pequeños detalles de maquillaje. Es el caso de una escena en la que aparece Máximo en plena lucha como gladiador. Luego de un movimiento del combate, la sangre de su enemigo le salpica abundantemente en el brazo y la espalda. En la siguiente toma, la sangre desaparece sin dejar rastros.

Datos curiosos de la película Gladiator

1. Realismo a toda prueba

datos curiosos de la película Gladiador

Además de los errores en Gladiator, son muchas las curiosidades fascinantes que encontramos en la producción de esta aclamada película. Por ejemplo, los tigres que aparecen en la escena en la que Máximo lucha contra Tigris al Gaul, ¡son reales! Durante la grabación estuvo siempre presente un veterinario, equipado con dardos tranquilizadores en caso de que se presentara una situación de riesgo.

2. El peligro bajo control

Los errores en Gladiator pudieron haber sido por asuntos de contexto o pequeños descuidos de producción, pero las escenas de riesgo y violencia fueron logradas con maestría. Sin embargo, el director decidió no excederse en los peligros. El guión original de la cinta contenía una escena en la que Máximo debía luchar contra un rinoceronte. La dificultad de entrenar a un animal para recrear esta batalla, hizo descartar la idea. También resultó difícil hacer el rinoceronte con efectos especiales, así que simplemente se eliminó esta batalla de la cinta.

3. Un cambio en el guión

Otro de los datos curiosos que encontramos en la película Gladiador, es uno relacionado con un cambio en el guión original. En el primer planteamiento, Cómodo no ordenaba el asesinato de la familia de Máximo, pero sin este elemento, la venganza perdía fuerza emocional. Por este motivo es que se decidió añadir la muerte de la familia, para dar más potencia a la historia de Máximo.

4. El Coliseo, de Roma a Malta

fallos en Gladiator

Las escenas de la película ambientadas en el célebre Coliseo Romano, fueron grabadas realmente en una réplica que fue construida en Malta. Sólo fue necesario alzar un tercio del anfiteatro, de unos quince metros de altura. El resto de la construcción fue agregada de forma digital.

Las curiosidades y errores en Gladiator nos demuestran dos cosas fundamentales. La primera es que cuando tenemos un buen guión, actuaciones potentes y un director con visión, una película puede sortear estos pequeños fallos. La segunda, es que ni los directores más aclamados, son totalmente infalibles. Si te cuentas entre los amantes del séptimo arte, no te pierdas esta inolvidable selección de las más célebres frases del cine de todos los tiempos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here