A todos nos ha pasado alguna vez, ¿no? Estudiamos para la exposición, nos aprendimos bien el discurso, hemos repasado frente al espejo, sin embargo, cuando llega el momento de hablar, algo falla. Nos inunda la ansiedad, hay algo en ese montón de ojos que nos miran fijamente, se nos traba la lengua, nos confundimos y actuamos torpemente. Para algunos no es más que un pequeño lapsus, pero hay quienes lo sufren a lo largo de toda su vida. Ese miedo a hablar en público se denomina Glosofobia, y es una de las fobias más comunesSi la padeces, o si simplemente sientes curiosidad, te recomendamos que no dejes de leer los trucos que te damos a continuación para superar el miedo a hablar en público.

Glosofobia, cómo superar el miedo a hablar en público

Glosofobia, cómo superar el miedo a hablar en público

1. ¿Por qué tenemos miedo a hablar en público?

Como veníamos comentando, la glosofobia es el miedo irracional a hablar en público. Se trata de una ansiedad que nos domina a la hora de pronunciar un discurso o simplemente contar un chiste frente a más amigos de los que estamos acostumbrados. En resumen: a la hora de convertirnos en el centro de atención. Pero, ¿de dónde proviene este miedo tan común a todos nosotros?

Si bien es cierto que no se ha determinado a ciencia cierta, se han detectado ciertos factores o sucesos que pueden terminar desencadenando este miedo. Entre ellos destacan, por ejemplo, incidentes traumáticos durante la niñez, como es el caso de la sobreprotección excesiva por parte de los padres, desarrollando el temor del niño a la hora de ser autosuficiente.

En general, esta fobia viene muy asociada con personas introvertidas, que sufren de inseguridad y que tienden a preocuparse mucho por lo que dicen los demás. En todo caso, la glosofobia es una de las fobias a las que se le puede hacer frente, y siempre vale la pena intentarlo.

2. Los síntomas de la glosofobia más comunes

Usualmente, las personas que padecen de glosofobia suelen presentar diversos síntomas. Entre ellos, los que se presentan más comúnmente son los siguientes:

  • Ansiedad (tanto antes de hablar en público como durante el acto mismo), que inhibe a las personas a la hora de expresarse, impidiendo que lo logren con naturalidad.
  • Sensación de pánico.
  • Palpitaciones aceleradas.
  • Sudoración.
  • Náuseas.
  • Pérdida de conciencia (en casos extremos).

3. ¿Cómo hacer frente al miedo a hablar en público?

Cómo hacer frente al miedo a hablar en público

Pese a la gravedad de este problema, la verdad es que hay muchas maneras de hacerle frente. En primer lugar, lo que necesitamos es voluntad para afrontarlo, y reconocer que, en caso de que el problema sea muy grave, debemos buscar ayuda profesional para mejorar los hábitos de habla. Psicólogos, profesionales de la oratoria e incluso expertos del mundo del espectáculo son algunos de los especialistas que podrán echarte una mano para mejorar tus hábitos a la hora de hablar en público.

Más allá de la ayuda profesional, que siempre es buena y bien recibida, también hay muchos hábitos que puedes poner en práctica y que te serán de gran ayuda a la hora de hablar en público. Por ejemplo, un consejo que puedes poner en práctica es organizarte muy bien antes de tu presentación. Tener bien claro lo que se quiere decir y el orden en el que se tiene que mencionar los datos es uno de los hábitos que adquieren todos los oradores exitosos.

Otro de los hábitos positivos a la hora de hablar en público es el practicar tu presentación frente al espejo. De hecho, todos los grandes oradores practican muy bien sus presentaciones e incluso cada una de las posturas que hacen durante ellas. Además, practicar frente al espejo te ayudará a aumentar tu seguridad a la hora de hablar en público, puesto que estarás más seguro de ti mismo, de cómo te ves y de tus movimientos, lo cual te quitará varias preocupaciones de encima.

Otro de los tips que te pueden ayudar mucho a superar la glosofobia es centrarte más en el material y en el contenido de tu presentación que en la audiencia. De hecho, lo recomendado es mirar a un punto neutro de la audiencia, sin fijarte en las personas, con esto te concentrarás más en lo que estás haciendo y menos en los que te están viendo.

Finalmente, te recomendamos practicar actividades que te ayuden a mejorar tu concentración. Este, por ejemplo, es uno de los beneficios de la meditación. Esta práctica, además, no solo te ayudará a concentrarte mejor, sino a sufrir menos de ansiedad. De hecho, este es solo uno de los múltiples beneficios que te puede ofrecer la meditación. En todo caso, también hay diversos deportes que te pueden ayudar a concentrarte más, como saltar la cuerda.

En todo caso, si sufres de glosofobia, ya sabes que hay mucho que puedes hacer para superar poco a poco tu fobia. Eso sí, con paciencia: Roma no se hizo en un día, y superar fobias que causen ansiedad y niveles de estrés tan altos es algo que se logra poco a poco y con constancia. ¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre cómo superar el miedo a hablar en público? ¿Sufres de glosofobia? ¿Te animarías a intentar superar tu miedo? ¡Vamos! Anímate. Y no te olvides de dejarnos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here