El basilisco, como es conocido dentro de la comunidad científica, es un tipo de lagarto bastante peculiar que se ha ganado un lugar entre los animales más curiosos del mundo por su particular habilidad de poder correr sobre el agua. Por esta misma habilidad se le conoce en varios países como el Lagarto Jesucristo, o Lagarto Jesús, y durante mucho tiempo se creyó que poseía habilidades sobrenaturales. No obstante, el tiempo y la investigación científica han demostrado que las habilidades de este lagarto, por sorprendentes que sean, no son sobrenaturales, sino todo lo contrario: se trata de un mecanismo de defensa que este lagarto adquirió para huir de sus depredadores. ¿Quieres descubrir cómo es que este lagarto logra caminar sobre el agua? Acompáñanos en Supercurioso a desvelar este misterio.

¿Cómo camina sobre el agua el Lagarto Jesucristo?

¿Cómo camina sobre el agua el Lagarto Jesucristo?

Sin duda alguna, el mundo está lleno de animales raros que tienen las habilidades más peculiares, pero pocos animales logran hacer lo que el Lagarto Jesucristo parece lograr con mucha facilidad. Este lagarto, del género de los basiliscus, es un pequeño geco muy similar a las iguanas, aunque de aspecto más esbelto y más pequeño. Uno de los elementos que los diferencia de sus parientes son las dos crestas que se alzan sobre su cuerpo, una sobre la cabeza y otra sobre el dorso. Además, estos lagartos se mueven a una velocidad extraordinaria y son capaces de muchas hazañas sorprendentes. Vamos a conocer un poco más sobre este especial lagarto y, luego, a descifrar cómo es que este pequeño geco logra caminar sobre el agua.

1. Los basiliscos

Una de las particularidades de este lagarto es su velocidad, la cual puede alcanzar hasta los 10 kilómetros por hora. ¿Te parece poco? Bueno, la verdad es que comparado con el hombre esto no es demasiado, pero si lo vemos desde su perspectiva se trata de una velocidad increíble. Si un hombre tuviera, por ejemplo, el tamaño de uno de estos lagartos nos sería imposible, a todas luces, alcanzar a este animal. De hecho, muy pocos animales podrían alcanzar a este lagarto si tuvieran el mismo tamaño que él.

El hábitat de este lagarto es, predominantemente, América Central, y los podemos encontrar desde México hasta países como Ecuador o Venezuela. No obstante, recientemente se ha descubierto que este lagarto tiene excelentes capacidades adaptativas, y se lo ha descubierto en nuevos entornos. De hecho, algunos lo han considerado una especie invasiva. Este pequeño lagarto ha sido encontrado también en los Estados Unidos, particularmente en Florida, donde ha aprendido a refugiarse del frío de las épocas más gélidas del año escondiéndose entre la hojarasca, donde es capaz de mantener su temperatura corporal.

En cuanto a su tamaño, el Lagarto Jesucristo mide, en promedio, de 70 a 75 centímetros de largo, incluyendo su cola, y suelen crecer hasta muy avanzada edad. Estas lagartijas suelen alimentarse de una gran variedad de alimentos distintos, lo cual le da una ventaja estratégica a la hora de sobrevivir. Pese a todas sus sorprendentes características, lo que más llama la atención de este lagarto son sus mecanismos de defensa, entre los cuales se encuentran el poder caminar sobre el agua, pero que no es el único que destaca. Vamos a conocer un poco más al respecto.

2. Un mecanismo de defensa especial

Un mecanismo de defensa especial

El Lagarto Jesucristo no será de los animales más bonitos del mundo, pero sí es uno de los más hábiles a la hora de sobrevivir. De hecho, este animal recibe su nombre precisamente por su habilidad para poder escapar de sus presas caminando sobre el agua, habilidad que durante años desconcertó a los científicos. Pero, ¿cómo es que este animal logra caminar sobre el agua? Pues, bien, para descubrir esta habilidad diversos científicos han dedicado horas de estudio a observar este animal en movimiento. Como es tan veloz, para estudiar sus movimientos han tenido que grabarlo y observar en cámara lenta todos sus movimientos, lo que le ha permitido a los científicos, finalmente, descubrir cómo es que este lagarto logra caminar sobre el agua sin hundirse.

Resulta que el secreto reside en dos cosas: en primer lugar su gran velocidad, sin la cual no podrían lograr esta hazaña y, en segundo lugar, en sus particulares patas, las cuales pueden transformarse en aletas a conveniencia. Pero, ¿cómo? Pues resulta que las patas de estos lagartos cuentan con lóbulos dérmicos que funcionan como aletas cuando el animal lo requiere. Estas aletas son capaces de enrrollarse cuando este animal se encuentra en tierra firme, pero puede desplegarlos en cualquier momento a muy rápida velocidad si se ve amenazado repentinamente. Cuando este lagarto despliega sus aletas estas le dan un mayor apoyo sobre el agua lo que, aunado a su gran velocidad, le permite andar sobre el agua sin hundirse. No obstante, esta habilidad solo dura un máximo de dos minutos, ya que después de eso les cuesta mucho mantener el mismo ritmo.

Después de un lapso de dos minutos, este animal suele cansarse y hundirse en el agua. Esto, no obstante, no los mortifica pues también son capaces de nadar y tras dos minutos de carrera a toda velocidad suelen encontrarse bastante lejos de sus depredadores. Así como la manera en la que el pulpo cambia de forma y color, o la manera en la que ciertos animales se camuflan con su ambiente, este es uno de los mecanismos de defensa más sorprendentes de la naturaleza. No obstante, no es el único que tiene este animal.

3. Otros mecanismos de defensa

Estos animales solitarios no solo son capaces de caminar sobre el agua, sino que el Lagarto Jesucristo también cuenta con otros mecanismos de defensa sorprendentes que los ayudan a salir airosos de cualquier encuentro con sus depredadores. Por ejemplo, estos basiliscos son capaces de excavar a gran velocidad en la arena y perderse bajo ella de manera que sus depredadores no los puedan encontrar. Este mecanismo, así como su capacidad de andar sobre el agua, se debe a un complejo proceso evolutivo que lo hizo desarrollar músculos alrededor de sus fosas nasales, los cuales les permiten excavar a gran velocidad sin que ningún grano de arena entre por la nariz.

Sin duda, esto los convierte en uno de los animales más curiosos del planeta. Además, su temperamento nervioso y acelerado los convierte en una especie muy cómica. ¿Te gustaría ver a uno en acción? Aquí abajo te dejamos un video en cámara lenta en el que se muestra a una de estas hábiles lagartijas haciendo lo que mejor sabe hacer: huir del peligro a una velocidad sorprendente.

4. En video: ¿Cómo camina sobre el agua el Lagarto Jesucristo?

 

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre el Lagarto Jesucristo? ¿Sabías cómo es que esta lagartija es capaz de caminar sobre el agua? ¿Conoces otras habilidades sorprendentes de este animal? Y, ¿qué otras curiosidades de animales te gustaría conocer más a fondo? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here