Si has escuchado hablar de las arañas gigantes del Congo es probable que también hayas escuchado también sobre la criptozoología, una rama de la cultura que estudia a los críptidos, animales considerados por la ciencia como seguramente inexistentes.

Las misteriosas arañas gigantes del Congo: J’ba Fofi

Los críptidos, un término acuñado por John Wall en 1983 para referirse a animales no confirmados por la ciencia, incluye célebres personajes como el monstruo del lago Ness, o cualquier otro dinosaurio superviviente al meteoro de hace 65 millones de años, Pie Grande, el Yeti, el chupacabras y otros animales menos conocidos mundialmente, pero presentes en casi todas las culturas y civilizaciones del globo, y entre los que se encontraría la J’ba Fofi, mejor conocida como araña gigante congoleña, un animal con un tamaño de unos dos metros de diámetro que habitaría principalmente en las selvas del Congo.

Las misteriosas arañas gigantes del Congo: J’ba Fofi

Algunas traducciones literales hablan de arañas de seis metros, pero se trataría de una confusión causada por la unidad de medida anglosajona, ya que se habla de cinco a seis pies de diámetro, que equivaldrían precisamente a dos metros.

De existir las arañas gigantes del Congo serían notablemente mayores que la tarántula Goliath (Theraphosa blondi), considerada como la mayor araña del mundo, con un diámetro aproximado de cincuenta centímetros.

Las misteriosas arañas gigantes del Congo: J’ba Fofi
Theraphosa blondi, tarántula Goliath

¿Pero es posible un arácnido de semejante tamaño? La J’ba Fofi sería de color amarillo brillante y con un abdomen color púrpura en su juventud, y predominantemente marrón al llegar a adulta; viviría en cuevas hechas bajo las raíces de grandes árboles, haría nidos de hojarasca y extendería telarañas entre dos grandes árboles, capaces de capturar grandes mamíferos, como venados, jabalíes y hasta seres humanos.

Poseería grandes colmillos, preparados para atravesar el cuello de una persona, y sus numerosos huevos tendrían el tamaño de un maní.

Durante las primeras exploraciones de las selvas del Congo se mencionaron varios avistamientos de estas arañas por parte de los nativos, que fueron disminuyendo con los años, aparentemente debido a la desaparición de los bosques a causa de la expansión de la agricultura y la ganadería. Pero ciertamente no hay fotografías ni restos de un arácnido de semejante tamaño que puedan confirmar la existencia de la J’ba Fofi.

El reporte más reciente de un avistamiento de arañas gigantes del Congo habría sido en 2013, cuando una cámara de vigilancia nocturna captó la silueta de una posible J’ba Fofi de un par de metros cerca de un pozo de agua.

Sin embargo, esta araña con la que nadie querría tropezar, sigue perteneciendo más al mundo de la criptozoología popularizada en las redes sociales, que al de la biología moderna.

¿Conoces algún otro animal igual de misterioso? Compártelo con nosotros, y seguro que te gustará leer sobre 5 bichos gigantescos de nuestro planeta y el pirosoma, una criatura realmente extraña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here