Los singulares árboles albinos: vampiros de la naturaleza
5 con 1 voto[s]

¿Árboles albinos? Sabemos que hay personas con esta singular característica: ausencia de melanina en la piel, cabello y ojos, una condición genética que afecta a la pigmentación y que también está presente en muchos animales. Pero ¿sabías que también existen árboles albinos? Así, es. Se trata de una singular maravilla que ofrece una pincelada de mágica extrañeza en densísimos bosques donde de pronto, aparece un espécimen de blancura absoluta.

animales-albinos
Ejemplo de Cocodrilo Albino

El misterio de los bellos árboles albinos

El albinismo está presente en una pequeña parte de la población mundial. Se debe básicamente a una mutación genética donde la melanina deja de cumplir su función, deja de incluirse en nuestro organismo para dotar a nuestra piel de esa tonalidad característica de nuestra raza, o esos ojos que heredamos de nuestros padres y el cabello de nuestras madres. Códigos genéticos que quedan alterados para esa clara ausencia de color. Por el albinismo.

arbol-albino-vampiro
Diferencia entre rama de árbol albino y árbol normal

Se trata de una mutación de carácter recesivo, es decir, cabe la posibilidad de que haya personas – incluso tú mismo- que puedan tener este gen mutado sin que manifiesten el albinismo físicamente. Pero lo curioso del caso es que pueden  transmitirlo a sus hijos si la mutación la presentan ambos progenitores. Como ves, se trata de algo muy singular y casual, de ahí que la incidencia sea tan baja.

Algo curioso también es que, mientras en las personas el efecto del sol puede ser peligroso, en los animales el riesgo no es tan acentuado. Pero… ¿qué pasa con las plantas? En nuestras plantas el fenómeno es mucho más singular. Tan, tan extraño que seguramente nunca te hayas preguntado si existen árboles albinos. Pero existen, y por curioso que te parezca se trata de plantas, de árboles que no pueden producir su pigmento fotosintético, es decir, la clorofila.

Pero entonces ¿cómo puede sobrevivir si no pueden realizar la fotosíntesis? te preguntarás. Y es que, como ya sabes, las plantas necesitan trasformar la energía luminosa del sol en energía para poder sobrevivir, de lo contrario están condenadas a una muerte más que segura. Pero aunque te sorprenda, los pocos árboles albinos que existen, como es el caso de las secuoyas, lo consiguen mediante un fórmula, una estrategia de dependencia absoluta: el vampirismo.

Arbol-albino
Ejemplo de sequoia albina (no crecen tanto como las normales)

Los árboles albinos chupan la savia de otros árboles a través de sus raíces, una dependencia que en general no hace daño al ejemplar «benefactor», a no ser que el bosque esté pasando en sí una época de sequía o de deterioro en la región. Si es así, ambos mostrarán una decrepitud muy característica en su apariencia, pero eso sí, en cuanto las condiciones vuelven a mejorar, tanto el árbol albino como el que ofrece su savia sin quererlo, vuelven a recuperarse. Realmente curioso.

Imagen: midimanJoão André O. Dias

6 Comentarios

  1. …. ¿ No es similar a cuando un cuerpo humano, nace sin algún miembro de su cuerpo, los demás se desarrollan más..?… ¿Entonces que son las formas-cuerpos- tanto, humanos, como de otra naturaleza, que nos están diciendo?..porque existe otra forma de lenguaje.. ¿que nos trata de decir, nuestra mente.?, la naturaleza es una gran maestra, aunque pasa desapercibida..en algunos casos…

  2. […] Albinismo. Puede que ahora mismo estés pensando en esas personas, siempre llamativas a nuestras miradas por su extrañeza pero a su vez, por su singular belleza. Pieles blanquísimas, cabellos casi blancos y ojos claros, en ocasiones hasta rosados. Como ya sabes no es un hecho exclusivo de los seres humanos, también es habitual entre los animales e incluso entre el mundo vegetal. De hecho, en Supercurioso ya te hablamos en una ocasión de los curiosos árboles albinos. […]

  3. […] Albinismo. Puede que ahora mismo estés pensando en esas personas, siempre llamativas a nuestras miradas por su extrañeza sin embargo a su vez, por su singular belleza. Pieles blanquísimas, cabellos casi blancos y ojos claros, en situaciones hasta rosados. Como ya entiendes no es un hecho único de los seres humanos, además es usual entre los animales e inclusive entre el planeta vegetal. De hecho, en Supercurioso ya te contamos en una ocasión de los curiosos árboles albinos. […]

  4. […] Albinismo. Puede que ahora mismo estés pensando en esas personas, siempre llamativas a nuestras miradas por su extrañeza pero a su vez, por su singular belleza. Pieles blanquísimas, cabellos casi blancos y ojos claros, en ocasiones hasta rosados. Como ya sabes no es un hecho exclusivo de los seres humanos, también es habitual entre los animales e incluso entre el mundo vegetal. De hecho, en Supercurioso habla en una ocasión de los curiosos árboles albinos. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here