¿Te acuerdas de…? Si eres de los que tiemblan al escuchar esa frase porque no sueles tener muy buena memoria para recordar cosas, ni a corto ni a largo plazo, el siguiente artículo de Supercurioso es para ti. No tenemos la fórmula para aumentar tu memoria a largo plazo, pero si podemos darte algunos trucos que te ayudarán a mejorar la memoria a corto plazo.

El psicólogo cognitivo de la Universidad de Princeton George A. Miller publicó, en 1956, uno de los artículos que se convertirían en fuente de consulta en este campo.

Sus teorías se hicieron tan populares que estamos más que seguros que es muy probable que hayas escuchado alguna de ellas aunque no te suene su nombre. Es el autor de lo que se conoce como Ley de Miller que establece que el ser humano promedio solo es capaz de tener siete elementos en su memoria a corto plazo.

Mejorar la memoria a corto plazo con el número 7

El papel pionero de Miller fue además divertido en referencia a sus publicaciones académicas.

mejorar la memoria a corto plazo

Títulos como: «El mágico número siete, más o menos dos: algunos límites en nuestra capacidad para procesar información» donde escribía:

«Mi problema es que he sido perseguido por un número entero. Durante siete años este número me ha seguido, se ha inmiscuido en mis datos más privados, y me ha asaltado de las páginas de nuestras revistas más públicas … O realmente hay algo inusual en el número o si no estoy sufriendo delirios de persecución «.

El número entero al que hacía referencia y sobre el que escribió, por supuesto era el 7. Sus observaciones le llevaron a concluir que, sin tener importar el tema sobre el que se hablara, la mayoría de la gente solo era capaz de recordar 7 unidades de información, 2 arriba 2 abajo, lo cual quería decir que se podían llegar a recordar entre cinco y nueve cosas.

También explicó que si pedía a personas que identificaran tonos musicales individuales, la cosa iba estupendamente cuando solo tenían dos o tres tonos a elegir, pero se complicaba considerablemente y empezaba a causar confusiones a medida de el número ascendía a 6.

Con listas de palabras ocurría lo mismo, eran capaces de recordar una lista aleatoria en orden pero a partir de la séptima palabra empezaban a confundirse. De nuevo, ocurría lo mismo con listas de dígitos. Miller constató que las personas tendían a alcanzar su límite de precisión alrededor de 7, siempre más o menos 2.

¿Cómo aplicamos esa teoría para aprender a memorizar?

Ese límite de 7 elementos es lo que hizo famosa la teoría y de lo que acabó hablando todo el mundo. Pero lo que no se conoce tanto es como aplica Miller esa teoría para darte ese truco que te permita mejorar la memoria a corto plazo. Lo que sugería Miller era dividir en 7 “trozos” la información que se nos da. Si “divides” la información en unidades familiares, podrás recordarlas como elementos individuales.

Por ejemplo, un número de teléfono tiene 9 dígitos, eso está en el límite de lo que la ley de Miller dice que podemos recordar con facilidad. Si aplicamos su teoría, y la mayoría de la gente lo hace de manera inconsciente, separaremos los dígitos en bloques para facilita la memorización (ej: 91-555-84-63) de eso modo se recuerda el número de teléfono en fragmentos con guiones. Lo mismo ocurre con el DNI, con frases, etc.

Mejorar la memoria a corto plazo

La agrupación por bloques familiares es clave para superar los límites de la ley de Miller.Si necesitas memorizar una lista larga de objetos, otro truco basado en la misma teoría consiste en crear una frase con las iniciales de cada uno de los elementos. Imaginemos que debe memorizar rápidamente los ocho planetas; Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Esta lista estaría en el límite superior de Miller, pero si lo convertimos en una frase con más o menos sentido como por ejemplo “Mi Vecino Tomás Murió Junto a Su Unicornio Navideño”. Es solo una frase, lo que resulta mucho más fácil de recordar que el nombre de 8 planetas. Si recuerdas esa frase, tendrás el orden y la primera letra por la que empiezan cada uno de los planetas. ¡Es un truco infalible! Tu memoria a corto plazo pasa a ser como una maleta donde aprovechará el máximo espacio siempre y cuando aprendas a maximizarlo.

En este punto del artículo, ¿recuerdas cómo se titulaba? Si lo has recordado con facilidad te damos la enhorabuena porque seguramente gozas de una buena memoria. Si por el contrario has tenido que ir a mirarlo, te recomendamos que empieces a poner en práctica estos trucos que te hemos explicado. ¿Cómo llevas lo de recordar datos a corto plazo? ¿Crees que puede serte útil la teoría de Miller para mejorar la memoria a corto plazo? ¡Cuéntanos tus trucos para recordar cosas con facilidad! ¡Estamos deseando compartirlos contigo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here