Es posible que hasta tú mismo lo hayas hecho en más de una ocasión. En esas épocas de exámenes en que estamos llenos de estrés, ansiedad y con escaso tiempo para almacenar toda la información que necesitamos tener al día, muchos estudiantes recurren al famoso método de dormir con los auriculares puestos. Ahí donde se graban parte de ese temario que deben recordar.

Pero ¿esto sirve de algo? ¿podemos asentar conocimientos nuevos mientras dormimos? La respuesta es sí y no. ¿Confundido? No te preocupes, te lo explicamos a continuación.

El aprendizaje y nuestro cerebro

estudiar_660x330

Hubo una época en que esta idea fue bastante popular. De hecho, se realizaron bastantes experimentos en los que, por ejemplo, se ponían cintas en alemán a los niños por la noche para ver si eran capaces de adquirir un nuevo idioma mientras estaban dormidos. Obviamente esto era imposible y no se pudo llegar a ninguna conclusión. No obstante, hay aspectos realmente interesantes que hemos de tener en cuenta:

  • Los neurocientíficos nos dicen que las personas necesitamos dormir para integrar nuevos conocimientos. El cerebro utiliza precisamente estas horas de sueño para trabajar de un modo increíble. Lo que hace básicamente es almacenar, organizar, clasificar e integrar toda la información realizada durante el día en el hipocampo. Es de este modo como todo queda bien integrado en la memoria a largo plazo.
  • Son muchos los experimentos realizados que nos demuestran algo curioso: las personas que duermen entre 6 y 8 horas seguidas suelen tener mejor memoria que aquellas que padecen insomnio, por ejemplo.
  • Otro dato interesante: hacer la siesta es bueno para nuestra salud y nuestra memoria. Pero ojo, esta siesta del medio día debe ser corta, de entre 15 y 20 minutos. Investigadores de la Universidad de Harvard, por ejemplo, nos recuerdan que es algo positivo y claramente demostrado: hacer la siesta es muy beneficioso para las personas.

El cerebro borra por la noche información inútil del día

dormir supercurioso (1)_660x330

Fue el año pasado cuando la revista Sciencie publicó un interesante artículo de la Universidad de Rochester de Nueva York,  donde nos explicaban algo a tener en cuenta. El cerebro es realmente un órgano tan curioso como fascinante y lo que hace por las noches intriga mucho a los expertos. Una de sus funciones es también la de eliminar aspectos de lo que se ha hecho durante el día que nosirven de nada a nuestra memoria a largo plazo. Algo así como sacar la basura a última hora de la noche.

¿De qué nos sirve recordar, por ejemplo, de qué color tenía la camisa el hombre que nos vendió el periódico? ¿O que al pasear esta tarde por el parque, a dos metros de nosotros, había una anciana paseando a un perro pequeño con un collar verde? De nada. Excepto que seas Sherlock Holmes y cada detalle resulte imprescindible para ti.

Dormir para aprender

dormir supercurioso (2)_660x330

Retomemos de nuevo el título de este artículo ¿Podemos aprender cosas nuevas mientras dormimos? Bien, una cosa está clara, no vamos a aprender de pronto todos los verbos irregulares del inglés, ni los ríos de Europa, ni el nombre de todos los pintores del renacimiento estando dormidos. Es imposible adquirir información nueva de modo inconsciente surgida de la nada, pero sí podemos ser más creativos. ¿Y cómo puede ser esto?

  • Lo que hace nuestro sabio cerebro durante la noche es establecer nuevas e intensas conexiones entre recuerdos y conocimientos. Lo que estudiaste hace cinco años vuelve a relacionarse con todo ese material, esas lecturas que hagas cada día. Hará nuevas sinapsis, nuevas interconexiones, originando nuevos conceptos que no teníamos antes de ir a dormir.
  • Muchos artistas suelen decir que las mejores ideas surgen por la noche o en las primeras horas de la mañana. Cuando ya hemos descansado, cuando estamos libres de la presión y la ansiedad. Sólo entonces nuestro cerebro ha podido hacer su trabajo, que es básicamente el de relacionar información nueva con la vieja, y crear nuevos conceptos. Nuevos aprendizajes.

Así que, recuerda, si de verdad quieres mejorar tu memoria o ir bien preparado a un examen, descansa adecuadamente el día antes. La información se integrará más en tu cerebro, la entenderás mejor y pasará a formar parte de tu memoria a largo plazo.

¿Quién dijo eso de que dormir es cosa de vagos? Cualquier neurocientífico te responderá lo contrario. Duerme si quieres ser más sabio, duerme si quieres ser más creativo... No todo el día, pero sí al menos entre 6 y 8 horas diarias.

Imagen: Tambako The JaguarTimothy KrauseJulie FalkMC Quinn

2 Comentarios

  1. […] Estos son por lo general los trastornos de sueño más frecuentes. No suelen ser graves pero si son persistentes en tu día a día y los sufres más allá de un periodo corto, pueden afectar a tu calidad de vida. Te notarás cansado y con dificultades para concentrarte, así que nunca está de más informar de ello a nuestro médico. Aunque todos tenemos alguna que otra anécdota relacionada con el sueño. ¿Cuál es la tuya? ¿Eres sonámbulo, has sufrido alguna vez un terror nocturno? Si es así no dudes en contárnoslo; mientras, te dejamos, si lo deseas, con otro artículo sobre el sueño: ¿podemos aprender mientras dormimos? […]

  2. Hola Valeria!!! Me encantan tus artículos. Me fascinaría leer todos tus libros :-D, se me complica comprarlos 🙁 y no puedo descargarlos por internet..podrían ayudarme?!!. Desde ya muy agradesida 🙂 . Adoro Supercurioso !! Saludos!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here