Las curiosidades sobre el Año Nuevo son tan variadas, como matices hay en las culturas del mundo. Apenas se aproxima el fin de un año, las reflexiones y los balances aparecen y se ponen a flor de piel. Pero, también hay un gran lugar para el ambiente festivo, la comida típica de Navidad, los villancicos y la alegría de la celebración. Y, junto a ello, aparecen también un sinfín de pintorescas tradiciones. Seguro que habrás escuchado aquella de vestir ropa interior de un color en particular, de acuerdo a tus deseos de año nuevo. O quizás la de salir con la valija para atraer nuevos viajes. Pero, en esta oportunidad te contaremos de una costumbre que no falta en los hogares de muchísimas familias alrededor del mundo. Quédate con nosotros en Supercurioso y descubre por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo.

¿Por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo?

¿Por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo?

Seguramente que tú también te has visto en un escenario como éste: comer las uvas una tras otra, a ritmo de depredador voraz y tratando de seguir el ritmo de las campanadas. Son muchos los que adoran esta tradición y otros más los que simplemente preferirían pasarla de largo. Sea cual sea tu caso, habremos de reconocer que es una de las tradiciones más populares en Año Nuevo y que lleva muchas generaciones arraigada en la cultura de muchos países del mundo. Pero, ¿Alguna vez te has preguntado por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo? ¿Dónde está el origen de esta curiosa costumbre?

Pues, la explicación a por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo parece encontrar su origen en territorio español, por allá en el lejano año de 1880, aproximadamente. De España, la costumbre se extendió rápidamente, volviéndose usual en países como México, Bolivia, Venezuela, Chile, Colombia, Perú y Costa Rica. Son varias las teorías que se comparten sobre el origen de esta costumbre tan vigente en nuestros días. Veamos las más populares.

Las teorías que explican por qué se comen las 12 uvas en Año Nuevo

1. Burlémonos de la burguesía… ¿Adoptando sus costumbres?

comer uvas en año nuevo

La primera de las teorías que buscan explicar por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo es la vinculada con una burla a la burguesía. De hecho, cuenta la leyenda, que la tradición empezó como una burla ocasionada por el enfado de los madrileños respecto a un bando municipal del alcalde de Madrid —José Abascal y Carredano— en 1882.

Al parecer, el día en que llegaban los Reyes Magos, el día 5 de enero, era un día de fiesta en que se permitía beber en la calle y hacer mucho ruido con la excusa de recibir a los Reyes. ¿Qué decía el bando? Que todos aquellos que quisieran salir a las calles a hacerlo deberían pagar 1 duro (5 pesetas). Un precio bastante elevado para la época. Aquello provocó que muchos madrileños no pudieran acudir a este evento.

¿Qué hizo un grupo de ciudadanos enfadados? Tomaron como referencia la costumbre burguesa (grupo social al que pertenecía el alcalde y aquellos que podían permitirse las 5 pesetas) de beber champán y tomar uvas en la cena de Nochevieja y acudieron a la Puerta del Sol para imitarlos mientras sonaban las campanadas. Al parecer, este hecho empezó a repetirse. De forma que en 1897 los periódicos madrileños ya hablaban de la tradición madrileña de tomar doce uvas al son del reloj que marcaba la llegada del próximo año. ¡Muy curioso!

2. ¿Imitación de la aristocracia francesa?

Otra de las teorías que explican por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo es la que habla de un proceso de imitación de la más alta aristocracia francesa. Al parecer en el año 1907 la prensa española se quejó del origen de esta tradición, ya que se suponía llegó desde Francia o, quizá, Alemania. Concretamente de los aristócratas que celebraban la entrada del año de esta forma. Se dice que los ciudadanos de estratos sociales más humildes también decidieron burlarse de este acto, hasta que, sin quererlo, terminó extendiéndose y convirtiéndose en una tradición.  

3. Una cosecha de uvas excepcional

Y quizás, entre las explicaciones más coherentes a por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo, aparece la de la cosecha de uvas. En el año 1909, parece ser que hubo una cosecha de uvas abrumadora, que generó excedentes. Lo que cuenta la leyenda es que los productores decidieron aprovechar para vender las uvas, otorgándoles el poder de la «buena suerte». Este hecho, mezclado con la tradición de los burgueses madrileños, pudo provocar que las clases más humildes tuvieran acceso a esta forma de celebración y de este modo se extendiera por el territorio.

¿Cuál es el significado de las 12 uvas de Año Nuevo?

tradiciones de fin de año

Ya te hemos contado por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo, pero es probable que lleves años siguiendo esta tradición sin conocer a profundidad su significado. Realmente, se trata de una simbología bastante sencilla. Se cree que las uvas deben simbolizar un deseo o propósito a cumplir en el venidero año. También se habla de que representan los doce meses por venir. No es tarea fácil acabarlas todas en un minuto, pero se cuenta que quien lo logra tendrá la buena ventura de su lado, para alcanzar las metas o deseos que se haya propuesto.

Otras tradiciones en Nochevieja

Ya hemos visto por qué se comen las 12 uvas, pero más allá existen otras tradiciones de año nuevo extrañas, que debes conocer. Veamos…

1. Prendas rojas o amarillas

En algunos países es costumbre llevar prendas, especialmente ropa interior, rojas y en otras amarillas para tener un año afortunado. Esta tradición también se ha expandido y se realiza en muchos lugares del mundo, pero su origen sigue debatiéndose.

2. Besar, besar mucho

En algunas culturas, especialmente la estadounidense, tienen la costumbre de besar justo al llegar el Año Nuevo. Hay quienes creen que si intentas besar a alguien en ese preciso instante, pero no lo consigues, significa que tendrás un año de soledad. Otros dicen que los solteros deben besar a alguien que pertenezca al mismo género de la pareja que desea para poder encontrarla durante ese año.

3. Pie derecho para empezar bien el año

Algunos creen que, para iniciar el año con buen pie, hay que salir fuera de la casa y volver a entrar pisando primero con el pie derecho para asegurarse buena suerte durante el próximo año.

Y tú, ¿Sabías por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo? ¿Eres de los que siguen al pie de la letra esta tradición? ¿O más bien pasas de ella? ¡Déjanos tus opiniones en un comentario! Y mientras tanto, te dejamos con esta linda selección de las más inspiradoras frases de Año Nuevo.

1 Comentario

  1. Soy andaluza, tierra de las supersticiones.
    Mi familia en la cena de año viejo pone bajo el mantel tres cintas muy largas; amarilla (dinero), roja (amor), azul (salud). Una vez teminada la cena se corta en trocitos y se reparte entre toda la familia para guardarla en la cartera durante todo el año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here