En Supercurioso te hemos hablado de la Navidad y de sus curiosidades, en esta ocasión queremos hablarte de una tradición que tenemos muy asumida y que llevamos a cabo durante la Nochevieja y que, sin embargo, no terminamos de saber de dónde proviene: las doce uvas antes de la llegada del Año Nuevo.

¿Por qué tomamos las uvas en Nochevieja?

La tradición de tomar doce uvas con las doce últimas campanadas de un año para celebrar la entrada del siguiente tiene su origen, supuestamente, en España, se cree que sobre el año 1880 (aproximadamente), y se extendió hasta llegar a países como México, Bolivia, Venezuela, Chile, Colombia, Perú y Costa Rica.

Teorías del origen de la tradición

Existen muchas teorías que intentan explicar por qué realizamos un acto tan simbólico en Nochevieja. ¿Quieres conocerlas? ¡Te las presentamos!

1. Burlémonos de la burguesía… ¿Adoptando sus costumbres?

Al parecer esta tradición se empezó como una burla ocasionada por el enfado de los madrileños respecto a un bando municipal del alcalde de Madrid -José Abascal y Carredano- en 1882. Al parecer, el día en que llegaban los Reyes Magos, el día 5 de Enero, era un día de fiesta en que se permitía beber en la calle y hacer mucho ruido con la excusa de recibir a los Reyes. ¿Qué decía el bando? Que todos aquellos que quisieran salir a a calle a hacerlo deberían pagar 1 duro (5 pesetas). Un precio bastante elevado para la época que provocó que muchos madrileños no pudieran acudir a este evento.

¿Qué hizo un grupo de ciudadanos enfadados? Tomaron como referencia la costumbre burguesa (grupo social al que pertenecía el alcalde y aquellos que podían permitirse las 5 pesetas) de beber champán y tomar uvas en la cena de Nochevieja y acudieron a la Puerta del Sol para imitarlos mientras sonaban las campanadas.

Uvas en copas

Al parecer este hecho empezó a repetirse. De forma que en 1897 los periódicos madrileños ya hablaban de la tradición madrileña de tomar doce uvas al son del reloj que marcaba la llegada del próximo año. ¡Muy curioso!

¿O quizá de la aristocracia francesa?

Al parecer en el año 1907 la prensa española se quejó del origen de esta tradición, ya que se suponía llegó desde Francia o, quizá, Alemania, concretamente de los aristócratas que celebraban la entrada del año de esta forma. Se dice que los ciudadanos de estratos sociales más humildes también decidieron burlarse de este acto, hasta que, sin quererlo, terminó extendiéndose y convirtiéndose en una tradición.  

2. Una cosecha de uvas excepcional

En 1909 parece ser que hubo una cosecha de uva abrumadora que generó excedentes. Al parecer los productores decidieron aprovechar para vender las uvas otorgándoles el poder de la «buena suerte». Este hecho, mezclado con la tradición de los burgueses madrileños, pudo provocar que las clases más humildes tuvieran acceso a esta forma de celebración y de este modo se extendiera por el territorio.

Otras tradiciones en Nochevieja

Prendas rojas o amarillas

En algunos países es costumbre llevar prendas, especialmente ropa interior, rojas y en otros amarillas para tener un año afortunado.

Ropa interior roja

Esta tradición también se ha expandido y se realiza en muchos lugares del mundo, pero su origen sigue debatiéndose.

Besar, besar mucho

En algunas culturas, especialmente la estadounidense, tienen la costumbre de besar justo al llegar el Año Nuevo. Hay quienes creen que si intentas besar a alguien en ese preciso instante pero no lo consigues, significa que tendrás un año de soledad. Otros dicen que los solteros deben besar a alguien que pertenezca al mismo género de la pareja que desea para poder encontrarla durante ese año.

Pie derecho para empezar bien el año

Algunos creen que para iniciar el año con buen pie, hay que salir fuera de la casa y volver a entrar pisando primero con el pie derecho para asegurarse buena suerte durante el próximo año.

Comer lentejas

En Italia es muy típico comer lenteja en la cena de Nochevieja. Las lentejas simbolizan riqueza y cuantás más comas, dicen, más conseguirás.

Una copa de cava o champán con anillo dentro

Algunos creen que brindar y beber de una copa de champán o cava con un anillo de oro en su interior atrae riquezas y buena suerte.

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese saber qué tiene que ver el pecho de Maria Antonieta con una copa de champán.

Imágenes: Guillermo RuizChris OakleyJen Waller

1 Comentario

  1. Soy andaluza, tierra de las supersticiones.
    Mi familia en la cena de año viejo pone bajo el mantel tres cintas muy largas; amarilla (dinero), roja (amor), azul (salud). Una vez teminada la cena se corta en trocitos y se reparte entre toda la familia para guardarla en la cartera durante todo el año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here