«Un escritor puede escribir lo que le dé la gana siempre que sea capaz de hacerlo creer», probablemente esta es una de las frases de Gabriel García Márquez que mejor encierra la definición de lo que es el realismo mágico. Un término que ha sido utilizado para definir un género literario propio de América Latina a mediados del siglo XX. Si estás familiarizado con novelas como «Cien años de soledad» de Gabriel García Márquez o «La Casa de los Espíritus» de Isabel Allende, entonces ya te has asomado por algunas de las obras maestras del realismo mágico. En Supercurioso queremos contarte todo sobre el género literario que funde lo fantástico con lo cotidiano. ¡Acompáñanos! 🙂

¿Qué es el realismo mágico? Un mundo entre lo verdadero y lo maravillosorealismo magico

Después de la colonización, América Latina inició un proceso de occidentalización desde su lenguaje hasta sus costumbres, pasando por la religión y la literatura. Ver América desde una perspectiva europea fue el punto clave para desarrollar lo que ahora conocemos como realismo mágico. A principios del siglo XX, escribir y explicar en América Latina desde una cultura propia se convirtió en algo necesario. Por ello, uno de los datos curiosos de la literatura fue tomar al realismo mágico como un estilo particular que servía para mostrar a Latinoamérica frente al lector regional y universal.

El realismo mágico se nutre en gran medida de los impactos que tuvo y tiene la cultura occidental europea en el «Nuevo Mundo», haciendo especial énfasis en las realidades sociales, económicas y políticas de los países latinoamericanos. Te invitamos a explorar el origen del realismo mágico, sus características y algunos autores que han dejado huella en su historia.

1. Origen del realismo mágico

Preguntémonos: ¿Cuál es el origen del realismo mágico?, ¿Dónde está el extraordinario mundo en el que nos sumergimos cada vez que leemos obras de este género?, y ¿Por qué el escritor está dispuesto a escribir y revelar la realidad mediante lo maravilloso? De hecho, aunque no lo creas, el término «realismo mágico» tiene su origen en el seno de la cultura europea, cuando el crítico de arte alemán Franz Roh lo utilizó para referirse a la pintura vanguardista en 1923. Este curioso dato es para muchos desconocido, puesto que desde la percepción del lector, el realismo mágico en la literatura ha sido un término propio de Latinoamérica.

No obstante, el realismo mágico hace mucho tiempo está ligado a la literatura latinoamericana, gracias a que los escritores y críticos lo adoptaron para caracterizar sus producciones artísticas. De acuerdo con los registros documentales, el primero en utilizar el término fue el escritor venezolano Arturo Uslar Pietri, en 1948, con su ensayo «El cuento venezolano». Según este escritor, «lo que vino a predominar en el cuento y a marcar su huella de una manera perdurable fue la consideración del hombre como misterio en medio de datos realistas. Una adivinación poética o una negación poética de la realidad«.

Así, el realismo mágico irrumpió en la escena literaria para invadir el pensamiento colectivo. Se expandió con éxito debido a lo que se vivía en el mundo. En momentos de cambios acelerados, la revolución tecnológica y grandes descubrimientos, los lectores comenzaban a dudar de sus sentimientos ancestrales y, en este género, encontraron una manera de reconectarse con sus raíces espirituales.

2. Características principalesque es el realismo magico

Las características del realismo mágicos siempre estarán condicionadas a la realidad histórica donde se creen los textos literarios, sin embargo, existen bases fundamentales que lo hacen definirse como género, veamos algunas de ellas:

1. El realismo mágico debe su nombre a la relación entre lo real y maravilloso, por lo que en este género aparece la realidad y lo cotidiano como algo extraordinario. Es decir, que lo increíble parece natural, y lo natural, increíble.

2. En la literatura latinoamericana hay una fórmula de «lo real maravilloso» que durante años ha sido indivisible del realismo mágico; en otras palabras, el realismo mágico afronta dos planos de la realidad: una objetiva, más o menos deformada por el escritor, y otra oculta, ligada al milagro y la magia.

3. La fuente principal de los textos en el realismo mágico generalmente se basan en la cotidianidad de América Latina, exagerándola un poco. Como por ejemplo la naturaleza portentosa cuyas lluvias duran ocho años, o los devastadores huracanes apocalípticos.

4. Otra de las características fundamentales del realismo mágico se puede observar en su narrativa y el uso del lenguaje, generalmente tienden a tener largas y minuciosas descripciones de hechos, personajes o lugares, algo que se ha denominado como ‘barroquismo literario’.

5. Las narraciones del realismo mágico contienen elementos de lo fantástico, no obstante, estos a diferencia de los libros de Julio Cortázar o Jorge Luis Borges, tienen narraciones de lo fantástico que no generan temor o angustia. Asimismo, en estos relatos son frecuentes el uso de personajes como magos y brujos, o sucesos como milagros, levitaciones y desapariciones.

6. Como te contamos, el realismo mágico tiene su base en los problemas estructurales de Latinoamérica, por lo que abarca contextos históricos en relación con los imperios coloniales, la opresión de los pueblos indígenas, el racismo y clasismo latente de un pasado colonial.

7. A su vez, se diferencia entre otras expresiones literarias porque en este las acciones fantásticas, salidas de la imaginación del autor, se describen con naturalidad como si fueran parte de la cotidianidad. En una historia narrada a través del ojo del realismo mágico, los elementos extraordinarios o sobrenaturales son intuitivos y no se explican porque forman parte de la rutina de ese mundo creado por los autores.

3. Principales autoresautores

Algunos de los principales escritores del realismo mágico provienen de países como Colombia, México y Cuba. Algunos de ellos son:

Gabriel García Márquez

El mundialmente conocido premio Nobel de la Literatura es uno de los más grandes exponentes del realismo mágico y el Boom latinoamericano. Nace en Aracataca, Colombia el 6 de marzo de 1927 y muere en México el 17 de abril de 2014. Desempeña su carrera como periodista, guionista y editor. Su obra «Cien años de soledad» es considerada la máxima referencia del realismo mágico. No obstante, libros como «El Coronel no tiene quien le escriba», «Crónica de una muerte anunciada» y muchas más, son ejemplos de cómo las palabras pueden crear mundos en los que nos podemos sumergir en la magia de la cotidianidad.

Elena Garro

Escritora, dramaturga, guionista y periodista, esta mujer logró ser una marcada referencia de la literatura y el teatro mexicano. Garro escribió dentro de sus relatos temas que tocaban la realidad mexicana de la época, como la marginación de la mujer, la libertad femenina y la libertad política. Su trabajo se encuentra catalogado dentro del realismo mágico, aunque ella misma rechazó esa identificación.

Alejo Carpentier

La crítica lo consideró como uno de los escritores más importantes del siglo XX, en particular por contribuir con elementos para crear el género de lo «real maravilloso». Entre sus obras más conocidas se encuentran «El reino de este mundo», «Los pasos perdidos» y «Concierto barroco».

Juan Rulfo

Junto con Elena Garro, fue uno de los exponentes mexicanos del realismo mágico, su obra, de hecho, es considerada como un punto de inflexión en la literatura mexicana. Entre sus trabajos más destacados se encuentra «Pedro Páramo» y «El llano en llamas».

Todo esto resulta en una receta infalible para una lectura interesante que además ofrece una oportunidad al lector de disfrutar una perspectiva poética a situaciones con los que la gran mayoría de las personas pueden identificarse. ¡Eso es lo increíble del realismo mágico! Cuéntanos ¿has leído alguno de los libros del realismo mágico? ¡Te leemos! Y por si quieres saber más de literatura, te recomendamos conocer algunas escritoras con seudónimos masculinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here