Las curiosidades del Imperio Romano nos llevan en un viaje por una de las épocas de mayores glorias en la historia de la humanidad. Emperadores, lujos y suntuosidad, se combinaban con las más sangrientas batallas de un poderío en constante expansión. Entre los símbolos de la antigua Roma, pocos resultan tan despampanantes como el Coliseo. Pero más allá de haberse convertido en un eje de la historia, el turismo y la cultura local, si lanzamos la vista unos milenios atrás, descubriremos que lo qué se hacía en el Coliseo Romano era verdaderamente estremecedor. Hoy en Supercurioso navegaremos por la historia de esta estructura que está considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. De hecho, es una de las 7 maravillas del mundo moderno. ¿Nos acompañas a descubrir para qué se usaba el Coliseo Romano? Pues, ¡Empecemos!

La historia del Coliseo Romano

Qué se hacía en el Coliseo Romano

Entre las curiosidades del Coliseo Romano nos encontramos con datos del todo interesantes. Sabemos que fue una de las estructuras más importantes e imponentes del Imperio Romano y que era el escenario en el que se desarrollaban peleas de gladiadores, cuadrigas y fieras. Pero, al profundizar en para qué se usaba el Coliseo Romano, nos encontramos con actividades poco conocidas y verdaderamente alucinantes. En primera instancia, habremos de mencionar que el pueblo de Roma era muy aficionado a los espectáculos, el placer y en entretenimiento, y los Emperadores gustaban de mantener a su pueblo con fuentes de diversión.

Fue el emperador Vespasiano, en el año 72 d.C. quien ordenó la construcción de esta imponente estructura que estaría lista en pocos años. Es el anfiteatro más grande e importante de la historia. Pocos saben que su nombre oficial es Anfiteatro Flavio y su inauguración, en el año 80 d.C. durante el mandado del Emperador Tito, dio lugar a unas fiestas que se extendieron por cien días, y a las que llegaron curiosos de todos los confines del Imperio. Pero, ¿Qué se hacía en el Coliseo Romano realmente? ¿Por qué se convirtió en un símbolo tan potente de aquella época imperial? Acompáñanos a descubrirlo.

¿Para qué se usaba el Coliseo Romano? Descubre estos eventos insólitos

1. Animales salvajes que emergían del suelo

para que se usaba el coliseo romano

Iniciamos este recorrido para contarte qué se hacía en el Coliseo Romano, con una de las actividades más alucinantes. Bien sabemos que las fieras salvajes eran protagonistas en las jornadas que allí tenían lugar. Pero lo más curioso al respecto era que los animales no entraban encerrados en jaulas al Coliseo . ¡Salían del suelo de manera repentina, sin que se dieran cuenta! La construcción tenía un sorprendente sistema de 24 ascensores, que podían levantar ¡270 kg! Así, soportaban leones, lobos, leopardos e incluso osos. Para conseguirlo se necesitaban ocho hombres para que todo funcionara la perfección. Si fallaban, se les condenaba a luchar en la arena.

2. El emperador Cómodo luchó desnudo contra los animales

Las luchas de los diferentes tipos de gladiadores romanos se han vuelto épicas. Poderosos hombres entrenados para matar, se enfrentaban incluso con sus propias manos. Y esta actividad que era una auténtica oda a la violencia más desmedida, se tenía como la mejor fuente de entretenimiento para el pueblo romano. En efecto, al hablar de qué se hacía en el Coliseo Romano, las luchas de gladiadores son protagonistas. Pero, entre las cosas más curiosas de la historia del lugar, se destaca el hecho de que el propio Emperador Cómodo participaba en esas luchas.

Arrastrado por su fascinación por los juegos del Coliseo Romano, bajaba desnudo y peleaba para divertir a su gente. La mayoría de las veces, aniquilaba animales exóticos como leones, avestruces, elefantes y jirafas, en medio de una multitud a la que se le ordenaba el aplauso. En otras ocasiones, combatía con personas, aunque no los mataba. Bastaba con que se rindieran. La cosa era distinta en privado: practicaba para los juegos, asesinando a personas. Entre las cosas para qué se usaba el Coliseo Romano no estaba la pelea de emperadores, pero Cómodo bien supo como hacer sus propias reglas.

3. Los enanos luchaban con cuchillos de carnicero

Ya hemos visto para qué se usaba el Coliseo Romano. Las luchas entre hombres fornidos y la suma de bestias salvajes eran un asunto cotidiano. Pero hay otro dato realmente abismal sobre lo que se hacía en el Coliseo Romano. En la época del Emperador Cómodo, los criminales no eran los únicos condenados a muerte. También los discapacitados y las personas con enanismo. El Emperador hacía que los buscasen por cielo y tierra para llevarlos al Coliseo Romano. Una vez allí, se les proporcionaba un cuchillo de carnicero para que se enfrentaran entre ellos, hasta que solo quedara uno. Una práctica cruel, despiadada y que hablaba del gusto de los romanos por la violencia.

4. Animales de todas las partes del mundo

Como hemos visto, los animales eran protagonistas de la cultura de entretenimiento romana. Al hablar de lo que se hacía en el Coliseo Romano, nos encontramos con una diversidad de fauna alucinante que vivió y también murió entre sus muros. Al menos 684 especies diferentes se reunieron allí. La primera jirafa que puso un pie en Europa se exhibió allí. Fue Julio César quien la capturó y la llevó a la arena, arrastrada por una cadena atada a su cuello. La impresión de la multitud era increíble, se quedaban atónitos ante aquellos seres exóticos. Pero estamos hablando de Roma. Mostrar los animales no era suficiente. Por tanto, unían a estas especies, incluyendo elefantes o hipopótamos, y los obligaban a luchar entre sí. En otras ocasiones, eran los cazadores los que se enfrentaban a ellos.

5. Se reproducían muertes mitológicas

Antigua Roma

El teatro fue una de las artes que mejor supieron desarrollar los romanos. Pero, parte de lo que se hacía en el Coliseo Romano era reproducir muertes mitológicas, no con actores sino con guerreros reales. Se trataba de verdaderas masacres, con criminales desempeñando los papeles que les asignaban. Uno de los espectáculos más recordados es la tortura de Prometeo. Imagina cómo sería contemplar cómo un hombre arañaba el estómago abierto de otro. Por si esto no fuera poco, ¡un oso terminaba la faena!

6. Combates entre mujeres

El papel de las mujeres en la Antigua Roma era, cuando menos, controversial. Estaban consideradas como seres secundarios y obligadas a hacer familia para ampliar el número de los ciudadanos del imperio. Pero, curiosamente, entre lo que se hacía en el Coliseo Romano también tuvieron lugar las féminas. Un espectáculo de combate entre mujeres en el Coliseo podría empezar con una mujer disfrazada de Venus, frente al Emperador Tito, diciendo «no basta con que Marte te sirva, César. Venus también te sirve». Esto era mucho más que una ceremonia, era una señal para el público. Aquel día no iban a ver solo a hombres golpeándose sin sentido. También verían a mujeres haciendo lo mismo. Domiciano, el hermano de Tito, era un gran fan, de hecho, celebró él solo más luchas de este tipo que cualquier otro emperador.

Desde la perspectiva actual, la verdad sobre para qué se usaba el Coliseo Romano puede parecernos una auténtica oda a la violencia. Pero solo reconociendo el pasado y los actos de los que se ha derivado nuestra civilización, tendremos las herramientas para construir una mejor sociedad. Te dejamos con esta selección de las mejores frases de historia, un excelente inicio para reflexionar sobre el pasado de las sociedades que nos preceden.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here