Si alguna vez has leído el cuento de “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry, sabrás que había una cosa a la que le tenía un miedo especial: Los Baobabs. El suelo de su pequeño planeta estaba infestado de semillas de este árbol. Y, según él, si un baobab no se coge a tiempo, ya no es posible liberarse de él jamás. Pero… ¿Por qué el Principito le temía tanto a este árbol? De hecho, en una de las frases del Principito se dice que “los baobabs comienzan por ser muy pequeñitos” pero, a pesar de esto, crecían como monstruos gigantes con sus brazos enormes y, si un planeta era tan pequeño como el suyo, entonces lo hacían estallar…

Lo que pretendía sencillamente Saint Exupéry con esta imagen, era demostrarnos que siempre era mejor cultivar los pensamientos positivos. Resulta sin duda un dato curioso. En este caso, el Principito solo debía ocuparse de hacer crecer a su rosa, dejando a un lado esas ideas negativas y esos miedos que representaban, en esencia, los baobabs. Semillas terroríficas a las que ignorar, a las que no se debían dejar crecer. Seguro te preguntarás ¿por qué eligió precisamente Saint Exupéry a los baobabs? En Supercurioso te tenemos la respuesta, y estamos seguros de que te va a encantar. ¡Acompáñanos a descubrir qué son los baobabs! 🙂

¿Qué son los baobabs?arbol del principito

Posiblemente, Saint-Exupéry no solo eligió a los baobabs por ser árboles raros, sino por todos los mitos construidos alrededor de este árbol en el continente africano. Tal vez los vio desde arriba en sus múltiples vuelos durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial. Vistos desde el cielo, se asemejaban, sin duda, a gigantes inmensos emergiendo de una tierra árida, como bellas e imponentes criaturas de otro mundo. Sin embargo, aunque el Principito viera este árbol como una amenaza, lo cierto es que los baobabs son árboles sagrados y dotados de una fuerza natural muy poderosa.

1. Características del Baobab

Si nunca has visto en persona a los baobabs, te diremos que pueden llegar a medir 25 metros de altura y que cuentan con troncos de 10 metros de diámetro. Los baobabs son unas criaturas naturales que habitan en esa África continental tan llena de bellezas y contrastes. Se sabe que, a lo largo del siglo XVIII, muchos colonos decidieron llevar a sus países de origen semillas de baobab. Así pues, es frecuente verlos también en algunos lugares de Australia e incluso en Barbados.

Pero hay que tener cuidado con el árbol del Principito, pues sus semillas pueden llegar a ser muy poderosas. De hecho, el nombre de los baobabs tiene su origen en la palabra árabe Buhibab que significa padre de muchas semillas. Estas son grandes, muy grandes, y con forma de riñón. Son de color crema y están revestidas de una especie de pulpa carnosa. Puedes conservarlas de esta forma, hasta cinco años. Es increíble. Además, existen hasta ocho especies distintas de baobabs y cada una de ellas es realmente impresionante. Muchos de estos árboles dan una especie de frutos carnosos, a modo de melón alargado, que es muy apreciado por los africanos, y al cual llaman comúnmente “pan de mono”.

Cuando los baobabs alcanzan los 200 años, empiezan a adquirir forma de botella. Es la clásica imagen que todos conocemos. Siempre que el clima sea adecuado y con un suelo bien arenoso, este árbol puede llegar a vivir hasta 1000 años. No es entonces sorpresa que el árbol del Principito fuera tan temido, porque su monumental escala puede llegar a asombrar a cualquiera.

2. ¿Por qué son tan longevos?arbol del principito

Una de las curiosidades de El Principito es que este árbol era excesivamente grande, pero poco se habló de su longevidad. Es hora de conocer más sobre ello: si bien se dice que pueden alcanzar una vida de 1000 años, existen algunos reportes científicos de que algunos baobabs han alcanzado los 5000 años. Aun así, existen mitos en torno a la longevidad del árbol del Principito.

Según algunas leyendas africanas, los baobabs eran admirados por los dioses gracias a su hermosura, y es que los baobabs siempre han sido unos árboles demasiado orgullosos por su imponente estatura. Así fue como los dioses les concedieron el don de la larga vida, no obstante, cuando lo tuvieron, comenzaron a crecer desmedidamente intentando desafiar a los dioses. Los dioses, enojados por su prepotencia, les lanzaron un castigo… La lección que recibieron fue que los plantaron al revés. De ahí, que los baobabs, vistos desde lejos, se asemejen a árboles con sus raíces fuera de la tierra. Asombroso, ¿verdad?

Ahora bien, la razón científica de su longevidad cree conocerla Adrián Patrut y su equipo, que, de acuerdo con investigaciones en campo, establecen que los baobabs tienen una larga vida gracias al crecimiento periódico de sus tallos que, con el tiempo, se van fusionando con la estructura de anillos, creando así cavidades en el interior. Y al estar sembrados en tierras tan áridas, son capaces de almacenar más de 120.000 litros de agua para periodos de sequía.

3. Leyendas de los baobabsque son los baobabs

Como sabes, el árbol del Principito ha dado lugar a mitos, leyendas y menciones en la cultura durante mucho tiempo. No es de extrañarnos que existan parques temáticos de El Principito con estos grandes ejemplares de la naturaleza en diversas partes del mundo. Sin embargo, los baobabs son símbolos importantes en diferentes culturas:

  • El árbol del Principito forma parte del escudo de Senegal y de los rituales ancestrales de los senegaleses.
  • ¿Habría viajado Antoine de Saint-Exupéry a Madagascar antes de escribir El Principito? La Avenida de los Baobabs en Madagascar es un callejón catalogado como el primer monumento natural de la isla. Este paraje es uno de los lugares más visitados de la región por sus impresionantes y hermosos baobabs.
  • Para los nativos, los baobabs encierran en su corteza tanto el bien como el mal. Se dice que quien bebe agua de una zona donde hay semillas de baobab, jamás será atacado por un cocodrilo. Pero, si osas arrancar una flor de sus ramas, morirás devorado por un león.

Sea como sea, forman parte de la vida de muchos africanos, para ellos son también “los árboles de la vida”, por esos frutos maravillosos y medicinales que les aportan cada año. En los últimos años, los baobabs han iniciado a caer y morir, algunos biólogos han explicado que todo se debe al cambio climático, pues de manera natural es casi imposible que una cantidad tan grande de viejos y grandes baobabs mueran en un periodo de tiempo tan corto. Como curiosidad te diremos que, en Johannesburgo, existe un bar construido en el interior de una corteza de baobab. Dentro, caben hasta 30 personas. Increíble.

Como ves, lejos de ser aterrador, el árbol del Principito es asombroso. Siempre y cuando, tu planeta no sea tan pequeño como el del Principito, en ese caso, deberás luchar para que esas semillas no crezcan jamás… Si te ha gustado conocer qué son los baobabs, te invitamos a descubrir algunos de los lugares extraordinarios del mundo, todos son paisajes de encanto.

8 Comentarios

  1. Este pequeno, interesante y enriquecedor libro ” El Principito”, de Antoine de Saint Exupery, fue mi especial trofeo recibido en 1971 en Apia, Risaralda, Colombia, en mi Colegio, Normal Sagrada Familia, por haber Ganado el Primer Torneo de Ajedrez. Lo recuerdo como el mayor Tesoro recibido de aquella lid como la que tuvo que enfrentar el Principito con los boababs. Mis respetos a la organizadora Sor Cecilia y Sor Alicia Directora de mi grupo. Dios las tenga aun con vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here