Las curiosidades de la historia de la humanidad simplemente no paran de asombrarnos. Saber qué pasó con el eslabón perdido, cómo realmente se extinguieron los dinosaurios o de qué forma fueron construidas las alucinantes pirámides son temas que han despertado la curiosidad de investigadores y científicos a lo largo de los siglos. En Supercurioso nos declaramos fanáticos de todos aquellos asuntos que retan el entendimiento humano y que nos llevan a explorar líneas de pensamiento poco convencionales. Y justo pensando en eso, hemos querido investigar sobre los objetos fuera de tiempo. Estos curiosos elementos se han convertido en verdaderos rompecabezas para arqueólogos y paleontólogos que, en medio de sus excavaciones, han descubierto artefactos que no encajan en sus líneas temporales, artilugios que no corresponden, en absoluto, con la época del yacimiento por ser «extrañamente modernos». A continuación te contaremos qué son los ooparts. ¿Nos acompañas?

¿Qué son los ooparts?

¿Qué son los Ooparts?

Imagina por un instante este escenario: un equipo de arqueólogos y científicos investigan un terreno en el que se cree hubo un asentamiento humano muy antiguo. De repente aparece, en estratos precámbricos, una esfera metálica bellamente esculpida, que parece venir del futuro. Lo mismo ocurre con monumentos metálicos hallados en épocas prehistóricas, o con alucinantes runas nórdicas del siglo XII en territorio americano. ¿Cómo puede ser? ¿Debemos quizá empezar al corregir nuestro hilo temporal e histórico a la vista de estos objetos fuera de tiempo que tanto llaman la atención?

Al hablar de qué son los ooparts nos referimos, literalmente, a un artefacto fuera de lugar. Se trata de un término con el que la comunidad científica define a ciertos objetos que han sido descubiertos en lugares en los que, según lo esperado, no deberían estar. También se asocia a objetos cuya construcción no coincide con las herramientas y tecnologías con las que se contaba en la época, que define al lugar en el que fueron hallados. El término «oopart» es atribuido al naturalista y criptozoólogo estadounidense Ivan T. Sanderson.

Ahora bien, lo curioso en el concepto de qué son los ooparts, es que pueden ser tanto motivo de sorpresa y alucinación científica, como de decepción. Algunos de ellos han revolucionado la forma de analizar una época histórica, pero otros no han sido más que fraudes muy bien montados para el engaño, pretendiendo justificar con la presencia de estos objetos fuera de tiempo, las teorías más descabelladas.

Los objetos fuera de tiempo ¿Desafíos históricos o montajes?

Sobre qué son los ooparts es mucho lo que se ha dicho y hecho. Incluso, el tema ha dado lugar a bromas divertidas. Cuenta el anecdotario popular que Arthur Conan Doyle realizó una de estas pequeñas bromas a unos paleontólogos que realizaban unas excavaciones cerca de su casa. Era la época en que las formulaciones de Charles Darwin y los evolucionistas se enfrentaban a aquellos que defendían aún la versión «bíblica» del origen del Homo sapiens. Cansado por estas disputas decidió realizar una pequeña e irónica broma: dejó el esqueleto de un primate junto a un palo muy peculiar en la excavación. Quería probar que nuestros antepasados homínidos ya jugaban al golf.

Pero, dejando a un lado las anécdotas, son muchos los científicos que no terminan de aceptar la existencia de estos objetos fuera del tiempo y es que la mayoría de las veces el método de Carbono 14 no sirve para datar los Ooparts, ya que éstos carecen de material orgánico sobre el cual trabaja dicho método.

Algunos de los ooparts más populares

1. El reloj de una antigua tumba china

objetos fuera de tiempo

Cuando hablamos de qué son los ooparts, bien vale la pena hacer un pequeño viaje por la historia, trayendo al presente aquellos que han resultado más revolucionarios. El hallazgo del anillo-reloj Ming es uno de ellos, y supone uno de los misterios más desconcertantes para la ciencia. Fueron unos arqueólogos chinos quienes dieron con él mientras excavaban en unas tumbas de la dinastía Ming. Estaban tratando de retirar la tierra de un ataúd cuando de pronto les cayó un pedazo de roca para chocar con el suelo. El sonido que hizo al caer era muy desconcertante… fue un sonido metálico. ¿Qué podía ser?

Cuando retiraron la tierra poco a poco se dieron cuenta de que era un anillo-reloj, de esos que se usan hoy en día, pero de metal dorado. No podía ser. La cámara donde estaban trabajando y dónde se encontraban desenterrando unos ataúdes de la Dinastía Ming, era un espacio cerrado y sellado desde hacía cuatro siglos. Nadie podía haber entrado allí… Las excavaciones se suspendieron desde entonces con tal de encontrar respuesta a tal desconcertante hallazgo. De momento, no hay respuesta para uno de los Ooparts más desafiantes e interesantes que han encontrado… en ese pequeño reloj metálico marca las 10:06 desde hace más de 400 años. 

2. El penique de Maine

objetos fuera de tiempo

Y seguimos hablando de qué son los ooparts y cuáles son los más sorprendentes de la historia. El siguiente es el penique de Maine, uno de los objetos arqueológicos más raros del mundo. Se trata de una curiosa moneda encontrada en el estado del mismo nombre, en territorio de los Estados Unidos. Este penique escandinavo data del período 1065 al 1080 después de Cristo. Según los investigadores especializados en la materia, la pieza pertenece al reinado de Olaf III de Noruega. Para muchos, este es uno de los objetos fuera de tiempo más interesantes, pues demostraría el hecho de que los vikingos llegaron a América antes de Cristóbal Colón, una idea absolutamente disruptiva. El Museo Estatal de Maine y el Instituto Smithsoniano la han aceptado como auténtica, aunque no faltan científicos que defiendan que aquello no es más que una prueba sembrada en la modernidad.

3. La cabeza de Tecaxic-Calixtlahuaca

objetos fuera de tiempo

Y el siguiente de los objetos fuera de tiempo que queremos mencionarte es la alucinante cabeza de Tecaxic-Calixtlahuaca. Esta pieza fue encontrada en el año 1933, por el arqueólogo José García Payón. Se ubicaba en el interior de un ajuar funerario precolombino o poscolombino en el valle de Toluca. Lo curioso de ella es que es una pieza en terracota que comparte las características y el estilo de las figuras romanas. Vinculando el descubrimiento con el concepto de qué son los ooparts, si este objeto fuese verídico, podría implicar la evidencia de que existieron contactos transoceánicos precolombinos entre Roma y las Américas, de nuevo antes que Colón. No hay acuerdos en la comunidad científica en relación con la autenticidad o no de la cabeza de Tecaxic-Calixtlahuaca, y no falta quien exprese que se trató de una broma pesada que se fue de las manos.

Y tú, ¿Sabías qué son los ooparts? ¿Crees que estos objetos fuera de tiempo puedan tener una base real? ¿O serán tan solo un fraude? Déjanos tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos deseando leerte! Y si te ha gustado este tema, no te pierdas la historia de los ooparts falsos más famosos.

8 Comentarios

    • Estupendo Manuel, muchísimas gracias por tu aporte, nos parece fantástico! La verdad es que es un tema muy jugoso del que vale la pena estar al día. Un abrazo grande desde Supercurioso 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here