Son muchas las tradiciones, en diferentes culturas, que intentan atraer a «la buena suerte». Los humanos, en general, parecemos creer que la suerte, definida como «el resultado positivo o negativo de un suceso poco probable», puede hacerse caer de nuestro costado y convertirse en «buena suerte» siguiendo algunos rituales. En Supercurioso hemos visto casos como el de las Luk Thep, las escalofriantes muñecas tailandesas para la buena suerte, algunas supersticiones mexicanas muy curiosas o los rituales de la Noche de San Juan. En esta ocasión hemos profundizado en una de las Curiosidades de Japón relacionadas con la buena suerte: el Saidaiji Eyo, una tradición para ser el más afortunado de Japón.

No podemos obviar que Japón es un país de profundas y arraigadas creencias. Algunas relacionadas con la religión y otras simplemente con las leyendas o las tradiciones. Vale la pena conocer algunas de estas creencias japonesas para familiarizarse con su interesante cultura.

Saidaiji Eyo: la tradición para ser el más afortunado de Japón

Saidaiji Eyo | La tradición para ser el más afortunado de Japón

En Japón existen un tipo de festivales sintoístas denominados «Hadaka Matsuri», palabras que significa literalmente «Festival Desnudo». La principal característica es que los participantes acuden a ellos semi-desnudos como símbolo de purificación. Su única prenda es el fundoshi, una especie de taparrabos-tanga de origen tradicional que deja las nalgas al aire y unos calcetines llamados «tabi».  Entre los principales Hadaka Matsuri está el Saidaiji Eyo (también Saidai-ji Eyo).

Saidaiji Eyo | La tradición para ser el más afortunado de Japón
Mujer Japonesa ayudando a un hombre a ponerse un Fundoshi (1770)

En el Saidaiji Eyo participan cada año más de 9.000 fieles. Se celebra en el templo Saidaiji de Okayama el tercer fin de semana de febrero y el objetivo es recoger un amuleto que uno de los sacerdotes del templo arroja a la multitud de devotos. El que lo consiga, tendrá un año de buena suerte. Dice la tradición que será el más afortunado de Japón.

1. Historia del Saidaiji Eyo

El Saidaiji Eyo se celebra hace más de 500 años. Nació en el período Muromachi y era el final de una serie de rituales sintoístas para recibir el año nuevo. En la antigüedad el amuleto que lanzaba el sacerdote, llamado Go-o era de papel, pero debido a que no tenía suficiente resistencia para aguantar la competición entre los participantes, fue sustituido por una barra de madera de 20 cm. que recibió el nombre de shinji.

En realidad, el sacerdote lanza no una, sino dos barras de madera que serán recogidas por dos de los participantes en el ritual. Estos dos hombres serán «ex aequo» los hombres más afortunados de Japón si consiguen atravesar la multitud con el «palito» en la mano y clavarlo frente al templo en una caja de medir arroz.

2. El ritual del Saidaiji Eyo

Saidaiji Eyo | La tradición para ser el más afortunado de Japón

A las 4 de la tarde se celebra un Saidaiji Eyo infantil. Muy similar al de los mayores, pero para niños. El ritual de los adultos se inicia un poco más tarde con un concierto de tambor y bailes tradicionales. Acabada esta parte, los participantes se desnudan y se anudan los fundoshi para luego sumergirse en el agua helada del río Yoshii en el mes de febrero como parte de la purificación.

Sobre las 22 horas se apagan todas las luces y tras unos minutos de espera, los sacerdotes lanzan los dos shinji y también un centenar de amuletos de abedul que son considerados premios de consolación. La búsqueda y la carrera se inicia hasta que los dos vencedores plantan en la puerta del templo los shinji y se les nombra los hombres más afortunados de Japón para ese año.

3. Normas para participar en el Saidaiji Eyo

A diferencia de otros festivales tradicionales, en el Saidaiji Eyo pueden participar todos los varones que lo deseen, incluso extranjeros. Las mujeres no participan más que como espectadoras.

  • Debido al peligro que entraña la participación en el Saidaiji Eyo por la gran cantidad de fieles que acuden, es obligatorio esconder bajo el fundoshi algún tipo de documentación. Esta debe recoger obligatoriamente el nombre del participante, su tipo de sangre y un número de contacto al que poder llamar en caso de emergencia.
  • Están prohibidas las peleas. Al menos nominalmente, ya que por el tipo de ritual es prácticamente imposible que no se produzcan algunos encontronazos debido a la ansiedad que se despierta en los participantes.
  • Está prohibido beber bebidas alcohólicas. Hasta hace unos años no existía esta prohibición y los shinji se lanzaban pasadas las 12 de la noche, por lo que muchos de los fieles, que habían pasado la tarde bebiendo, llegaban a la celebración en malas condiciones y en ocasiones con actitudes violentas.
  • No se puede participar con tatuajes. Por ese motivo, los miembros de la yakuza que también participan en el Saidaiji Eyo con fundoshi negros, los tapan con esparadrapo.

Las costumbres y rituales de otros países nos asombran, sorprenden y en ocasiones nos resultan incomprensibles y, sin embargo, si buscamos en nuestras propias tradiciones, seguro que encontramos algunas similares. ¿Conocías el Saidaiji Eyo? ¿Te ha recordado alguna tradición de tu país? ¡Comparte tu opinión con nosotros! Estaremos encantados de leerte. Y, si lo que quieres es visitar Japón, te proponemos la entrada Qué ver en Japón, que seguro te resultará muy útil e interesante.

1 Comentario

  1. Interesante artículo, un ritual bastante extraño, tienen unas costumbres por decirlo de alguna forma «poco comunes», aunque lo que no me gusta es que para variar siempre segregan a las mujeres, siguen siendo machistas a pesar de su desarrollo espiritual. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here