Desde la primavera de 1938, el régimen nazi exigió a médicos, enfermeras y parteras de los hospitales austríacos que notificasen cualquier alteración mental que detectasen en recién nacidos y niños que pasasen por sus instalaciones. El motivo fue la aplicación del llamado «Aktion T4», el programa de eutanasia nazi. Acompáñanos a conocer lo que ocurría en Am Spiegelgrund, la despiadada clínica infantil dirigida por nazis.

Am Spiegelgrund, la clínica infantil dirigida por nazis

Aktion 4 fue un plan creado y llevado a cabo durante el régimen nazi, en el cual médicos y enfermeras eran responsables de la eliminación de aquellas personas consideradas «improductivas, enfermos incurables o en el caso de niños, aquellos que tuvieran taras hereditarias». Se cree que fueron asesinados más de 200.000 seres humanos. La propaganda nazi presentaba a estas personas como «iruidas indignas de ser vividas» y justificaba su asesinato como un acto de compasión hacia el enfermo y a la vez un beneficio para la comunidad.

Am Spiegelgrund, la despiadada clínica infantil dirigida por nazis

El Am Spiegelgrund era el área infantil de la institución psiquiátrica conocida como «Am Steinhof” que se encontraba en el distrito 14 de la ciudad de Viena y estuvo en funcionamiento entre 1940 y 1945. Estaba compuesto por dos pabellones, uno que actuaba como reformatorio para niños y un sanatorio. En esta clínica se «ocupaban» de niños considerados enfermos, discapacitados, irrecuperables o ineducables.

Entre sus paredes murieron asesinados al menos 789 niños. Los cerebros de los cuales fueron conservados en frascos en formol para su posterior estudio. Algunos tuvieron la suerte de morir por una inyección letal o gaseados, ya que muchos de sus compañeros sufrieron muertes atroces víctimas de experimentos de médicos nazis.

Am Spiegelgrund, la despiadada clínica infantil dirigida por nazis

Fueron utilizados como conejillos de indias para investigar enfermedades como la tuberculosis de las que se les inyectaba la bacteria o el virus para que contrajeran la enfermedad o se les dejó morir de inanición o víctimas de las inclemencias del tiempo, ya que se les abandonaba en un balcón, a la intemperie, hasta que enfermaban y posteriormente morían. A las familias se les notificaba que su hijo había sufrido un empeoramiento en su estado o que había contraído una enfermedad y unos días después recibían una sentida carta en la que se les decía que había fallecido a pesar de haber recibido los mejores cuidados.

Am Spiegelgrund, la despiadada clínica infantil dirigida por nazis

Muchas enfermeras se negaron a llevar a cabo las indicaciones del programa «Aktion 4» y fueron acalladas con amenazas o despedidas de sus puestos. Las familias protestaron y tanto la iglesia católica como la protestante elevaron quejas al gobierno nazi por lo que veían como asesinatos encubiertos. Consiguieron que el Aktion 4 fuera suspendido oficialmente en 1941, pero realmente el plan se siguió llevando a cabo hasta finalizada la guerra.

Am Spiegelgrund, la despiadada clínica infantil dirigida por nazis

La clínica infantil fue dirigida durante los años que duró la Segunda Guerra Mundial por los doctores afiliados al partido nazi Ernst IllingHeinrich Gross. Ernest Illing fue capturado al finalizar la contienda y condenado a muerte, pero Heinrich Gross, al que se consideraba directamente responsable de al menos 9 muertes de niños, fue condenado únicamente a dos años de prisión de los que se libró por un tecnicismo legal. Vuelto a juzgar muchos años después, se suspendió el juicio ya que se consideró que estaba senil debido a su avanzada edad, cosa que se comprobó más adelante que no era cierta.

Desgraciadamente, Am Spiegelgrund no fue la única clínica en la que el régimen nazi se cebó con los más débiles para conseguir lo que ellos consideraban una «higienización de la sociedad».

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras leer:

El terrible fin de las 15 chicas obligadas a catar la comida de Hitler

Imágenes: TazasBundesarchiv_Bild_152-04-28, _Heilanstalt_Schönbrunn, _Kinder.jpg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here