La historia del diluvio universal no solo está presente en la Biblia, aunque naturalmente es más conocida por esta versión. Distintos pueblos ancestrales tienen sus propias interpretaciones de este relato del libro del Génesis que forma parte de su milenaria mitología. Uno de ellos es el contado por los indígenas venezolanos.

Amalivaca, el mito de los indígenas venezolanos sobre el diluvio universal

Los tamanacos, un pueblo indígena que habitaba en la ribera del río Orinoco, considerado como el río padre de Venezuela por ser el más extenso, creían en la existencia de tres mundos. El primero era el plano superior donde moraba el Dios Sol y los demás dioses celestes: el Trueno, el Rayo, la Lluvia y el Viento.

En segundo lugar, estaba el plano medio, donde vivían los hombres, las plantas y los animales que habitaban la Madre Tierra. Finalmente, había un plano subterráneo donde residían los demonios, los duendes, los muertos, los dueños de las aguas, y los animales acuáticos.

amalivaca, la historia de los indigenas venezolanos sobre el diluvio universal
En este último plano vivía una gigantesca anaconda llamada Lalikilpará que, cansada del ruido de las personas que habitaban las riveras de su dominios, provocó un terrible diluvio que inundó toda la tierra, llevándose todo a su paso.

La destrucción causada por el diluvio fue tal que los únicos lugares que quedaron como espacios seguros fueron las montañas, que eran ubicaciones sagradas por estar sus cumbres más cerca del cielo.

Amalivaca y su hermano Uochi, dos jóvenes que sobrevivieron a este cataclismo, preguntaron a los dioses qué debían hacer para repoblar la tierra y estos les explicaron que debían usar las semillas de moriche que llevaban en su canoa.

Los jóvenes siguieron las órdenes de los dioses y de sus semillas de moriche nacieron hombres y mujeres que repoblaron la tierra. Además también crearon los ríos, incluyendo al Orinoco, para que las aguas desembocaran en el mar, llenaron los ríos de peces y la tierra de animales y aves.

Asimismo, los descendientes de las semillas cambiaron su actitud hacia la naturaleza. Plantaron cacao, maíz, papas, yuca y otros alimentos, sin maltratar la Madre Tierra.

amalivaca, la historia de los indigenas venezolanos sobre el diluvio universal

Una historia que guarda gran similitud a la historia del diluvio en el antiguo testamento de la Biblia, aunque en este relato el pecado de los hombres fue su abuso hacia el ambiente.

En la Biblia, Dios castigó a la humanidad por sus pecados con un diluvio que inundó el mundo entero, pero antes advirtió a Noé, un hombre justo entre pecadores, que construyó una gigantesca arca. Bajo órdenes de Dios, Noé llenó el arca con su familia y una pareja de cada especie animal, quienes serían los encargados de repoblar la tierra.

Como te decíamos, esta historia se encuentra presente en la cultura de muchos pueblos, no sólo en el cristianismo y la mitología indígena, sino también en la mesopotámica, china, hindú y griega. Hay algunas corrientes de pensamiento que respaldan la posibilidad de que exista alguna base histórica para este mito. ¿Tu que opinas?

Si te ha interesado este artículo sobre Amalivaca y el diluvio universal, descubre:

– 3 Pasajes de la Biblia apoyados por hallazgos arqueológicos

– El síndrome de Noé

Imágenes: Wikimedia Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here