En cualquiera de las tres religiones monoteístas más importantes, judaísmo, cristianismo e islam, encontramos la figura de los ángeles. La palabra “ángel”, como ya hemos visto en otros artículos de Supercurioso sobre el tema angeológico, significa “mensajero”. Sin embargo en la literatura judía bíblica existe un grupo de ángeles a los que se conoce como los “guardianes” o “vigilantes”. Dentro de estos seres celestiales, se identifica a un grupo de 200 conocido como los “Grigori”, que desobedecieron a Dios convirtiéndose en Ángeles caídos. Acompáñanos a conocer a los Grigori, los que se unieron a “las hijas del hombre”.

Ángeles caídos: los Grigori

El vocablo “grigori” proviene del griego “egrḗgoroi” y significa vigilantes o guardianes. A este grupo de ángeles caídos se los conoce también como los “hijos de Elohim”. Estos ángeles que actuaban según la voluntad de Dios, tenían en muchas ocasiones la función de vigilar a personas concretas. Según cuenta la tradición judía, especialmente la recogida en el Libro de Enoc, los Grigori fueron enviados a la Tierra para vigilar a los hombres y enseñarles la justicia y la verdad. Sin embargo, ellos se enamoraron de las “hijas de los hombres” con las que se casaron.

Ángeles caídos: los Grigori, los que se unieron a "las hijas del hombre"

Esta unión tuvo dos consecuencias, la primera que tuvieron descendencia y sus vástagos formaron una raza de gigantes híbridos y salvajes, conocidos como los Nefilim. La segunda, que transmitieron a los hombres una serie de conocimientos que no debían. El desequilibrio que estas enseñanzas y la violencia de los Nefilim produjeron, llevaron a los hombres a la guerra y la corrupción. Dios, enfadado, expulsó a los Grigori del cielo convirtiéndolos en ángeles caídos.

Ángeles caídos: los Grigori, los que se unieron a "las hijas del hombre"

Según algunos escritos de la tradición judía, debido a las tragedias que los Grigori provocaron, los hombres empezaron a clamar ayuda al cielo. Para limpiar la Tierra de gigantes, Dios envió el Diluvio Universal. Únicamente Noé y su familia, que habían sido avisados por el arcángel Uriel, y todos los animales del Arca sobrevivieron.

A pesar de ser 200 los ángeles caídos que formaban parte del grupo de los Grigori, únicamente se conoce el nombre de 11 y lo que éstos enseñaron a los hombres.

Araqiel : enseñó a los hombres a leer los signos de la tierra, es decir la geomancia. 

Armaros : mostró qué hacer para rechazar los hechizos.

Azazel : fue el maestro de la cosmética.

Barqel : enseñó los principios de la astrología.

Chazaqiel (o Êzêqêêl): a él se deben los conocimientos sobre las nubes y la lluvia.

Gadreel : Es el que instruyó a los hombres sobre cómo fabricar armas para la guerra. 

Kokabeel :  Explicó a los hombres el misterio que encierran las estrellas.

Penemuel : Fue el maestro del arte de escribir.

Sariel : Reveló todos los conocimientos sobre la Luna.

Semeyaza : Comunicó a los hombres como utilizar las hierbas y todos los hechizos que podían hacer con ellas.

Shamshiel : El último de los ángeles caídos de los Grigori del que sabemos el nombre, enseño el conocimiento del Sol.

Ángeles caídos: los Grigori, los que se unieron a "las hijas del hombre"

Este grupo de ángeles caídos es diferente del que, antes de que existiera el hombre, se reveló contra Dios a las órdenes de Lucifer. ¿Conocías a los Grigori? ¿Qué te ha parecido su historia?

Si te ha interesado este artículo y quieres conocer más nombres de ángeles, te invitamos a leer:

– Nombres de Ángeles. Los sirvientes de Dios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here