En el vasto reino animal, existen criaturas cuya supervivencia depende de la sangre de otros seres. Estos animales vampiros, etiquetados de esa manera, despiertan una mezcla de fascinación y temor. Sin embargo, más allá de los conocidos murciélagos vampiros, hay una variedad de especies que adoptan este intrigante modo de vida. Estos seres, aunque menos célebres, juegan roles cruciales en sus ecosistemas. Su existencia desafía nuestras percepciones y amplía nuestro entendimiento de la naturaleza. Este artículo de Supercurioso explora el mundo poco conocido de los animales chupadores de sangre, revelando aspectos sorprendentes de su biología y comportamiento. A través de un enfoque científico y respetuoso, buscamos iluminar un rincón oscuro del mundo animal, donde la supervivencia se entrelaza con el misterio de la naturaleza.

7 animales vampiros que no conocías

Antes de comenzar con la lista de los animales chupadores de sangre, queremos dejarte con una selección de libros de vampiros. Si bien, estos apelen al género de la fantasía, son fantásticos para complementar esta lista. Ahora sí, vayamos a conocer a los animales vampiros.

1. Polilla vampiro (Calyptra thalictri)

Animales vampiros

La polilla vampiro, un insecto que desafía las expectativas comunes sobre las mariposas y polillas, se encuentra en Europa. Aunque típicamente se alimenta del néctar de las flores o de la savia de las frutas, algunas especies de Calyptra han desarrollado un gusto por la sangre. Utilizan sus lenguas largas y afiladas, evolucionadas para perforar la piel de frutas, para alimentarse de sangre de vertebrados, incluyendo humanos. Quizás sea familia de Drácula.

Solo los machos adultos proceden de esta manera y no representan peligro alguno para las personas. Clava una especie de trompa-aguijón y la misma presión de la sangre del animal, sujeta unos pequeños anclajes que tiene este elemento para no ser expulsado. Estas polillas representan un fascinante ejemplo de adaptación evolutiva, mostrando cómo incluso los seres aparentemente más inofensivos pueden adoptar hábitos alimenticios sorprendentes.

2. Pinzón vampiro (Geospiza difficilis septentrionalis)

Animales vampiros

Este pequeño pájaro, a simple vista similar a su primo comedor de semillas, oculta un comportamiento inusual. Habita en la remota Isla Wolf, en las Galápagos, un entorno de manglares y calor extremo. El Pinzón Vampiro ha desarrollado una dieta peculiar: se alimenta de la sangre de aves más grandes, como el piquero patiazul.

Utiliza su pico para atravesar la piel y las plumas de otras aves y alimentarse de su sangre. Picotean en la cola de sus víctimas como si estuvieran liberándolas de parásitos y en realidad perforan hasta formar un pequeño charco de sangre del que beben. Lo más sorprendente es que sus víctimas apenas reaccionan mientras el pinzón les rasga la piel. Sin duda, uno de los animales vampiros más destacados.

3. Pez vampiro (Vandellia cirrhosa)

Animales vampiros

El Candirú, también conocido como pez vampiro, es un pequeño y translúcido bagre nativo de la cuenca del río Amazonas. Este es uno de los animales chupadores de sangre que se ha ganado una reputación temible debido a su habilidad para introducirse en orificios corporales de otros animales y humanos. Aunque muchas de las historias sobre el Candirú son exageradas o mitos urbanos, su comportamiento parasitario es real. Se adhiere a las branquias de otros peces, alimentándose de su sangre.

Puede llegar a medir 15 cm. y es prácticamente trasparente. Se introduce en la víctima por cualquier orificio corporal: ano, uretra, vagina, pene… se ancla con unas espinas-garfios y se conecta al sistema circulatorio a través de alguna arteria. Este es uno de los animales vampiros que ilustra la extraordinaria y a veces alarmante diversidad de estrategias de supervivencia en el mundo acuático. ¡Es de los animales acuáticos más peligrosos!

4. La araña saltarina keniata (Evarcha culicivora)

Animales vampiros

La araña saltarina keniata es similar a cualquiera de las 4.000 especies de arañas saltadoras que hay en nuestro planeta. Ágiles, veloces y con una visión muy certera, son excelentes cazadoras. Esta araña, habitante de las paredes de las casas alrededor del lago Victoria en África, presenta un comportamiento alimenticio único. Aunque no puede perforar la piel humana, esta araña ha encontrado una manera indirecta de consumir sangre humana, entrando en nuestro listado de animales vampiros.

Se especializa en cazar mosquitos hembra Anopheles gambiae, conocidos por ser portadores de la malaria, pero solo aquellos que están llenos de sangre humana. La araña saltadora keniata es capaz de distinguir estos mosquitos específicos no solo por su postura característica, sino también por su olor, demostrando una adaptación sorprendente y una preferencia alimenticia muy selectiva.

5. Piojo come lengua (Cymothoa exigua)

Animales vampiros

El Cymothoa exigua es un parásito marino con un ciclo de vida asombroso y algo perturbador. Comienza su vida como macho, buscando un pez huésped. Una vez que lo encuentra, entra a través de las branquias y se dirige a la boca del pez. Allí, se alimenta de la sangre de la lengua del pez, creciendo y transformándose en hembra, siendo uno de los animales chupadores de sangre más escalofriantes.

Eventualmente, la lengua del pez se atrofia y cae, y el piojo come lengua toma su lugar, funcionando como una prótesis de lengua para el pez. Este extraordinario ejemplo de parasitismo muestra la complejidad y la diversidad de las estrategias de supervivencia en el mundo animal.

6. Redúvios (Familia Reduviidae)

Chinches asesinas

Conocidos como chinches asesinas, los redúvios son un grupo diverso con unas 7.000 especies. Estos insectos son maestros del sigilo y la estrategia, equipados con una boca picadora-chupadora. Su método de alimentación es particularmente macabro: inyectan enzimas en sus presas vivas, digiriéndolas desde adentro para luego succionar el líquido resultante.

Algunas especies incluso se alimentan de la sangre de murciélagos vampiros. Además, ciertas especies, como la vinchuca o chipo, son conocidas por picar a humanos y pueden transmitir la enfermedad de Chagas. Uno de los animales vampiros con los que hay que tener cuidado.

7. Bacteria Vampiro (Micavibrio aeruginosavorus)

Bacteria vampiro

Aunque no es un animal en el sentido tradicional, la Micavibrio aeruginosavorus merece una mención especial en el reino de los vampiros por su peculiar modo de alimentación. Esta bacteria, con forma de renacuajo, se alimenta de otras bacterias, específicamente del patógeno Pseudomonas aeruginosa, conocido por causar infecciones letales en los pulmones de pacientes con fibrosis quística.

La Micavibrio aeruginosavorus se adhiere a su presa y absorbe sus nutrientes, actuando como un depredador microscópico. Su estudio y comprensión podrían abrir caminos en el tratamiento de infecciones resistentes a los antibióticos, demostrando que incluso en el mundo microbiano, las estrategias de supervivencia pueden ser tan fascinantes como en los animales más grandes.

La naturaleza es increíble y sorprendente, aunque en algunos casos como el de estos animales vampiros, no podemos evitar pensar que parece una película «gore«. Si te interesa este tipo de temas, te invitamos a conocer al ciervo vampiro, una especie que se encuentra en peligro de extinción.