Muchas son las curiosidades del Antiguo Egipto, pero ninguna como la de su capacidad pictórica y representativa. Para esta civilización, representar a sus dioses y faraones en su viaje al otro mundo tenía una carga simbólica y ritualiza muy fuerte, por ello crearon los famosos colores egipcios, pigmentos establecidos a partir de procesos naturales y químicos para concebir grandes tonos. En Supercurioso somos amantes de la tecnología del Antiguo Egipto, así que, en esta ocasión, te contaremos todo sobre los pigmentos egipcios. ¡Acompáñanos! 🙂

Colores egipcioscolores egipcios

En el antiguo Egipto el color se consideraba una parte integral de un elemento de la naturaleza o de la persona, de tal modo que el término “color” podía referirse indistintamente a la apariencia, el carácter, el ser o la naturaleza. Asimismo, en la actualidad la palabra color tiene diversos significados según el punto de vista desde donde lo observes. Por ejemplo, para el físico el color se relaciona con fotones de cierto nivel de energía, para el fisiólogo el color es un estímulo de la retina y para el químico un colorante. No obstante, aunque la teoría del color sea casi tan grande como el universo, lo cierto es que los colores afectan nuestra mente y los egipcios conocían esto a la perfección.

Los colores egipcios no solo fueron utilizados en representaciones de la vida cotidiana, algunos hacían parte de la arquitectura del Antiguo Egipto, donde, en las fachadas, con los pigmentos mostraban a los dioses egipcios en su panteón. La egiptóloga Margaret Bunson describió a los colores egipcios como: “un elemento integral de todas las representaciones artísticas, incluidas escenas de pared, estatuas, objetos de la tumba y joyas, y se creía que las cualidades mágicas de un color específico se convertían en parte integral de cualquier objeto al que se añadía”.

¿Cómo lograban los pigmentos?

Antes de contarte cómo los egipcios logran sus pigmentos, es necesario hacer una precisión: debemos distinguir entre dos tipos de colores, los orgánicos y los sintéticos. Los primeros han sido trabajados desde el paleolítico porque se obtienen a través de elementos naturales, los primeros fueron creados a partir de rocas blandas, o depósitos existentes en la naturaleza, tales como arcilla o la ilmenita. Por otro lado, los colores sintéticos son el resultado de mezclas complejas, en las que el metal es parte primordial de su obtención. Uno de los datos curiosos de los colores egipcios es que uno de ellos fue el primer pigmento sintético conocido en el mundo: el azul egipcio.

Para obtener los pigmentos egipcios, eran utilizados procesos muy variados, que podían incluir operaciones de disolución, precipitación, filtración, lavado, calcinación y molienda de los materiales.

Colores egipcios más utilizadospigmentos egipcios

Como te comentamos, los colores para los egipcios tenían una gran carga simbólica que va más allá de su función ornamental, por ello, la paleta cromática no era muy amplia. Hoy vamos a conocer algunos de los colores egipcios más utilizados:

1. Rojo

Este color puede ser considerado como el color del desorden y del caos, también era considerado el color del desierto. Su base era el hierro y se obtenía a partir de su oxidación. Era el color del dios Seth, el dios del caos que posteriormente se asoció con la muerte. El rojo también era el color del fuego destructor y el color de la furia, se utilizaba para representar el peligro.

Asimismo, el color rojo se utilizaba en amuletos protectores porque también era el color de la sangre y se consideraba un color de vida y protección. Este es uno de los pocos colores egipcios que los escribas utilizaban cuando debían hablar sobre el mal o en días nefastos del año.

2. Azul egipcio

El color azul era el color de los cielos y representaba el dominio de los dioses del Antiguo Egipto. Como te contábamos, su obtención era un proceso más complejo que el del resto, se obtenía luego de combinar óxido de cobre y de hierro con calcio y silicio. Su significado podía variar dependiendo del tono que se utilizaba; por ejemplo, el azul lapislázuli era utilizado para representar el caballo de los dioses egipcios, mientras que el azul turquesa representa el color del agua. A su vez, el azul egipcio simbolizaba la vida y el renacer.

3. Negro

El color negro significaba fertilidad, vida nueva y resurrección. Era el color del dios Osiris, el dios resucitado de los muertos, como también el de Anubis, de hecho, el negro fue considerado el color del inframundo. De igual forma, este es uno de los colores egipcios más fáciles de obtener pues, se extraía de diferentes medios como el carbón vegetal, los huesos quemados de animales o el hollín. Habitualmente los antiguos egipcios utilizaban el color negro en las estatuas y en los ataúdes para invocar el proceso de regeneración atribuido a Osiris.

4. Blanco

Este era el color de la pureza, la santidad, la sencillez y la limpieza. Por este motivo, la vestimenta en el Antiguo Egipto era blanca, en especial la de los sacerdotes. De igual modo, tanto los objetos sagrados, como las herramientas, las sandalias y los animales sagrados eran de color blanco. El blanco puro era de uno de los colores egipcios con menor frecuencia de encontrar, este se obtenía a partir de la creta y el yeso.

5. Verde

El color verde era el color del crecimiento, de la vegetación y de la vida nueva. Junto al negro, también representaba la resurrección. Para los antiguos egipcios, el verde era un color con poderes curativos y de protección, por lo que también significaba bienestar. Si tuviéramos que atribuirle colores egipcios a la cosmovisión de esta civilización, el negro sería el inframundo, el azul el cielo y el verde el estado terrenal. Este pigmento lo obtenían a partir del cobre y del polvo de malaquita.

6. Amarillo

Desde siempre el amarillo ha sido por excelencia el color de las divinidades, el color del sol era percibido como algo eterno e imperecedero. De hecho, las diferentes figuras de los dioses eran construidos con oro puro, ya que representaba la perfección. Este tono se obtenía del ocre natural o el óxido.

7. Plata

El color plata representaba el color del sol al amanecer y también el de la luna y las estrellas. Como la plata era un metal más raro que el oro en el Antiguo Egipto, su valor era mayor. Este tipo de material era sumamente extraño, pues la plata no existía en Egipto de forma natural, toda era de importación. Adicionalmente, a diferencia de otros colores egipcios, la plata y el oro eran utilizados sobre todo para incrustaciones en sarcófagos o piezas en vidrio.

Otras curiosidades de los colores egipcios

Con frecuencia, los egipcios emparejaban colores que se consideraban complementarios. Por ejemplo, la plata y el oro formaban para ellos una dualidad de los opuestos (como el sol y la luna). El verde y el negro representaban diferentes aspectos del proceso de regeneración. Otros colores que se complementaban entre sí eran el rojo y el blanco. Igualmente, para los egipcios era importante la pureza del color y los artesanos no cambiaban de color hasta que no habían acabado con el que estaban trabajando. Para rematar los trabajos usaban pinceles finos para terminar de delinear y agregar los detalles.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. Cuéntanos, ¿qué más te gustaría saber sobre la civilización egipcia? ¡Te leemos! Y por si quieres saber más, te recomendamos conocer cómo vivían las personas en el Antiguo Egipto, te sorprenderá.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here