Hace apenas tres años aparecían varios estudios realizados por dos empresas de referencias legales estadounidenses llamadas Attorne’s Fee y Avvo.com que corroboraban lo que muchos psicólogos ya sabían: las rupturas de pareja sufren un incremento brutal, del 40%, cada 15 de Febrero. Nos hacemos eco de algunas de las interpretaciones que realizó en su momento Richard Komaiko, el cofundador de Attorney’s Fee y agregamos algunas consideraciones actuales acerca de los motivos que llevan a miles de parejas a romper su relación justamente después de San Valentín.

¡Cuidado con el día después de San Valentín si tienes pareja!

«En el día de San Valentín (muchas parejas) hacen balance de su relación.»

A algunos de nosotros nos sorprende que existan parejas que no evalúen su relación en conjunto cada cierto tiempo, que no mantengan abiertas las vías de comunicación, pero según Attorney’s Fee es bastante habitual que los miembros de una pareja en crisis se mantengan en estado de espera hasta que un detonante, como puede ser el día de San Valentín, evidencie claramente que algo va mal en la relación.

chica molesta

San Valentín es una fecha en la que aquellos que mantienen una relación supuestamente monógama y estable y que están siendo infieles a sus parejas se sienten especialmente culpables: «la persona que engaña a la otra queda atrapada en medio, tiene que satisfacer a su pareja y al amante». Asimismo, tienden a sentir más remordimientos acerca de su situación personal.

sentirse culpable

El día de San Valentín es una de esas fechas en las que se supone que tenemos que demostrar el amor (quizás sea ese el motivo por el que, al día siguiente, el 15 de Febrero se sucede uno de los picos más altos de rupturas de todo el año) pero, ¿qué hay del resto del año? Una relación duradera no se basa en un día maravilloso de cada 365, sino en una demostración constante de afecto. ¿Complicado? Bueno, nadie dijo que fuera fácil.

 

Y es que para muchas parejas el día de San Valentín se convierte en ese momento de reflexión en el que el balance de la relación sale «a pagar». Como si de una declaración anual de la renta se tratara, los miembros de la pareja se miran a los ojos y descubren que están juntos por mil motivos que no tienen nada que ver con ellos mismos.

pareja enfadada

Parece mentira que esto suceda en pleno siglo XXI, con tal cantidad de información pero lo cierto es que ahora más que nunca nos casamos porque nos enamoramos y, cuando pasa el enamoramiento, muchos ya nos hemos encargado de encadenarnos a cientos de propiedades juntos para que sea más difícil separarnos. Algunos ya tenemos hipoteca, perros o, incluso, hijos en común.

No nos damos cuenta de que por muchas propiedades que compartamos, si nuestra evolución como individuos nos aleja de la otra parte de la pareja, ni un millón de hipotecas, ni el amor de mil hijos, podrá arreglarlo. Cultivar el amor no es cosa de un día ni tiene que ver con adaptarse (tanto), ceder o aguantar, sino amarse, respetarse y comunicarse, siendo agradecido y llevando a cabo todas esas acciones positivas que llevan a cabo las parejas duraderas a diario.

¿Te ha gustado el artículo? Tenemos más sorpresas para ti ya que si quieres que tu día de San Valentín dure toda la vida, estos son nuestros consejos para que tu pareja dure.

Imágenes: mindof / 123RF Foto de archivo, kzenon / 123RF Foto de archivo, fabianaponzi / 123RF Foto de archivo, nd3000 / 123RF Foto de archivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here