A estas alturas, no se sabe quién fue el primero en señalar que el perro es el mejor amigo del hombre, pero lo cierto es que fue un comentario bastante acertado. Sin duda, todos nos hemos enamorado alguna vez de uno de estos amigos peludos, y es que están llenos de amor para repartir y nada es más gratificante que llegar a la casa y que tu perrito salga a recibirte, y eso es algo que saben muy bien todos aquellos que tienen perros.  Ahora bien, más allá de que sean hermosos y unos compañeros leales, todo aquel que ha tenido perros se ha preguntado alguna vez: ¿Mi perro piensa? Y, si es así, ¿en qué piensan los perros? Pues bien, en Supercurioso nos hemos puesto a investigar un poco al respecto y, aunque no exista una respuesta universal, aquí te decimos todo lo que debes saber al respecto.

Descubre en qué piensan los perros: ¿pueden razonar?

Para todo aquel que ha tenido perro es muy fácil imaginarse no solo que su perro piensa, sino que este tiene conversaciones largas y tendidas con uno. Esto no es algo inconcebible, después de todo siglos y siglos de evolución en conjunto han hecho que ambas especies nos entendamos muy bien en casi cualquier contexto. De hecho, bien entrenado un perro puede llegar a entender lo que su amo le quiere decir con el simple hecho de hacerle una seña o un amague.

Pero, ¿esto en sí mismo ya es pensar? La verdad es que estas dudas no solo nos han embargado a nosotros, sino que ya desde hace mucho han inquietado a científicos y expertos en la materia que se han dedicado a estudiar el comportamiento de los perros, nuestros mejores amigos. De hecho, temas como la cara de culpa que ponen los perros, la empatía e incluso lo que sienten son cosas que se han estudiado a profundidad, lo que no quiere decir que no sigan habiendo algunas incógnitas al respecto.

1. Siglos de convivencia

El perro y el hombre son amigos de larga data. De hecho, esta amistad lleva unos doce mil años, desde el momento en el que, según se cree, el primer lobo se acercó hasta algunos hombres y estos hombres, en vez de espantarlo o de atacar la amenaza, les ofrecieron los restos de comida. Desde entonces ambas especies han convivido en armonía, más o menos. Y no solo eso, sino que el desarrollo y crecimiento en conjunto de los humanos y los perros ha hecho que cada vez nos entendamos mejor. De hecho, es dentro de ciertos contextos que se han desarrollado ciertas razas con mejores o peores habilidades para tales o cuales tareas.

Esto mismo hizo que empezaran a diferenciarse de los lobos y que empezaran a cobrar una personalidad propia como especie. De hecho, hoy en día los perros son muy diferentes a los lobos y, de hecho, sí piensan. Incluso se han realizado estudios completos para identificar cuáles son las razas de perros más inteligentes, comparando cientos de razas según su capacidad de aprender órdenes y obedecerlas. No obstante, los perros saben mucho más que eso, y aunque la mayoría de sus capacidades vengan del puro instinto, comparten con el ser humano la capacidad de aprender cosas nuevas, aunque esta habilidad no esté, por supuesto, al nivel del ser humano.

2. Investigaciones acerca de los pensamientos perrunos

Como te dijimos más arriba, se han realizado múltiples investigaciones acerca de en qué piensan los perros. De hecho, el neurocientífico Gregory Berns fue uno de los primeros científicos en interesarse profundamente por el pensamiento de su amigo canino, por lo cual lo entrenó para que se mantuviera quieto mientras le hacían una resonancia magnética para lograr descubrir en qué pensaba. ¿Qué descubrió? Varias cosas interesantes.

En primer lugar, Berns logró desmentir un mito: el de que los perros solo reconocen a través del olfato. Berns logró descubrir que los perros sí son capaces de reconocernos a través de la vista. No obstante, este es uno de los descubrimientos más aburridos que hizo respecto a los perros. Lo más interesante que descubrió Berns fue que los perros estaban capacitados con altos niveles de inteligencia emocional y social. En este punto coincidió Alexandra Horowitz, una psicóloga cognitiva que de repente se vio investigando la conducta y las curiosidades de los perros. Ella descubrió que nuestros perros no solo son sumamente empáticos, sino que, además, son también tremendos manipuladores sociales, resultados que coincidían con los que había obtenido Berns.

3. ¿Nos aman o nos manipulan?

En qué piensan los perros, nos aman o nos manipulan

Entonces los perros no solo poseen inteligencia emocional, sino también inteligencia social. Esto significa que si bien los perros no tienen la capacidad de resolver complejos problemas matemáticos, por ejemplo, pero sí son capaces de interpretar cosas a partir del contexto social y actuar en función a ellas. Entonces, ¿en qué piensan los perros? Pues bien, lo que estos científicos, y otros que se han dedicado a investigar el tema, descubrieron, es que los perros tienen la capacidad de analizar cosas como nuestras posturas, los gestos de nuestro rostro, lo que decimos e incluso nuestro tono de voz. De hecho, al parecer, este último punto es particularmente importante para ellos, pues sacan más conclusiones según la manera en la que le digamos algo, que propiamente lo que les decimos.

En este sentido, nuestro perro es muy capaz de interpretar el contexto en el que se encuentra, y actuar en función de ello. Otra de las cosas que descubrieron estos investigadores es que nuestras caricias son muy significativas para ellos y que, de hecho, se mantienen en un estatus similar a la comida a la hora de darles recompensas, lo que, para estos científicos, significa que nuestros perros nos aman tanto o casi tanto como a la comida: es decir, estamos al mismo nivel que una de sus necesidades más básicas.

4. ¿En qué piensan los perros?

Pues bien, entonces en qué piensan los perros. La respuesta a esta pregunta es compleja y, en gran parte, sigue sin respuesta. No obstante, según lo que hemos logrado aprender de estos encantadores animales, según las investigaciones más recientes, es que los perros tienen una gran capacidad para interpretar su entorno. Entienden lo que decimos, pero también el tono en el que se lo decimos, y los gestos que hacemos mientras se los decimos. Incluso, los perros son capaces de obtener, mediante el olor, cosas como nuestro estado anímico, por lo cual pueden ser incluso buenos detectores de mentiras.

No obstante, esto no quiere decir que todo lo que hace nuestro perro esté perfectamente planificado, pues hay reacciones y comportamientos que son meramente rasgos evolutivos que conservaron, como su manera de arquear el rostro al momento de pedir disculpas, lo cual es algo que, incluso, se puede observar entre la interacción de los lobos con su manadas en la actualidad.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre qué piensan los perros? ¿Crees que tu perro te pueda manipular emocionalmente? Tranquilo, puede que te engañe para que le des un poco más de comida, pero te aseguramos que tu perro te ama. Recuerda dejarnos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here