5.0
01

Un logo, una canción, un slogan o una bandera. Todas las comunidades o grupos de personas que comparten con unas características diferentes al resto, utilizan un símbolo para identificarse y demostrar su orgullo de pertenecer a tal o cual grupo. Algunos son más o menos conocidos que otros como los himnos nacionales o los escudos de los clubes, pero seguramente has visto con mayor recurrencia últimamente un símbolo relativamente joven: la bandera gay. Acompáñanos a descubrir en Supercurioso la interesante historia de esta bandera y su significado ¡Comencemos!

La historia detrás de la bandera gay | Liberación, orgullo y unión

Existen muchas teorías acerca de dónde salió la inspiración para la bandera que hoy conocemos como el estandarte de la comunidad LGBTI: que si la idea salió de la bandera Wiphala de los pueblos indígenas, también conocida como “bandera de la raza” o que surgió como inspiración de la canción “Somewhere over the rainbow” de la película El mago de Oz. Cómo surgió la idea, no lo sabemos con exactitud, tal vez sea una mezcla de todas estas teorías, pero lo que sí podemos contarte es de quiénes la llevaron a cabo.

Un movimiento de paz que le abre paso a otro

Bandera gay 2

Entre los años 60’s y 70’s, en EEUU estaba tomando auge el movimiento hippie, cuyo mensaje de tolerancia era claro: paz y amor. Este movimiento promovía la unión de las personas en contra de las hostilidades (como guerras y demás conflictos armados, liderados en buena parte por EEUU), sin distinción de sexo, raza o ideologías. La apertura social que promovía el movimiento hippie sirvió para motivar a otra comunidad a salir a la luz, a quienes hoy conocemos como LGBTI, que entonces se reconocían como comunidad Queer.

Durante esta época, Harvey Milk, diputado electo de California por San Francisco, fue el primer servidor público abiertamente gay de EEUU. Estos eran tiempos de muchos disturbios, donde las personas homosexuales eran constantemente perseguidas por la policía no solo en EEUU, sino en todo el mundo (y aún hay lugares donde lo son).

Hasta entonces, la comunidad gay poseía un símbolo, sí, pero estaba marcado por dolor y sufrimiento: se trataba del triángulo rosa con el que los nazis les identificaban, obligándoles a coserlo en sus ropas en los campos de concentración. Se necesitaba pues una identificación propia, que se identificara con la alegría y el orgullo.

El orgullo hecho bandera

Tras la celebración de los 200 años de independencia de EEUU (en 1976) y con motivo de la celebración del Festival del orgullo en San Francisco, Harvey Milk solicitó a Gilbert Baker, diseñador y artista manual, que confeccionara un símbolo que representa a toda la comunidad Queer, del cual se pudiera sentir orgullosa y que le levantara el ánimo frente a las dificultades que enfrentaba.

Fue así como el 25 de junio de 1978 Gilbert Baker presentó, en la Plaza de Naciones Unidas de San Francisco, una bandera con los 8 colores del arcoíris: rosado, rojo, naranja, amarillo, verde, turquesa, azul y púrpura; teñida y cocida a mano por colaboradores de la comunidad. Un poco después, la bandera fue reducida a 6 franjas por cuestiones técnicas (era difícil conseguir los colores rosado y turquesa en telas).

Años después, cuando en la entrevista del MoMA le preguntaran por la inspiración, Gilbert respondería:

“El arcoíris es tan perfecto porque en verdad encaja con nuestra diversidad en temas de raza, género, edad, todas esas cosas… además, es una bandera natural ¡Viene del cielo! Aunque el arcoíris ha sido usado de otras formas en la vexilología, este uso ha eclipsado cualquier otro que ha tenido.”

Bandera gay 1

Luego de la presentación de la bandera…

Harvey Milk fue asesinado en 1979 por Dan White. Sin embargo, su lucha por la garantía de todos los derechos humanos para todas las personas trascendió su vida y le dio aún más ánimos al movimiento LGBTI y más auge a la bandera gay. Por su parte, Gilbert Baker continúa realizando obras de arte, asistiendo a labores de activismo y dando entrevistas sobre los inicios del movimiento LGBTI, desde su residencia en Nueva York.

Hoy la bandera gay es un elemento de la historia que trascendió las fronteras estadounidenses para convertirse en un símbolo global del orgullo de las personas de la comunidad LGBTI y sus reclamos por un trato equitativo, basado en sus méritos y no en su orientación sexual. Es eso lo que representa su bandera: unión e igualdad que se reconocen dentro de la diversidad.

Cuéntanos ¿Ya conocías la historia de la bandera gay? ¿Te ha gustado esta nota? ¿Existe algún otro dato curioso o hecho que quieras agregarle a esta historia para enriquecerla y que todos aprendamos más? ¡Déjanos un comentario! Nos gustaría mucho contar con tu opinión, estaremos a la expectativa. 😊

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here