10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad | Impactantes
5 (100%) 8 votos

La Navidad es una época de buena voluntad y parece que las personas están más predispuestas que en otras épocas del año a sacrificarse o a hacer algo por sus semejantes. Así no es de extrañar que abunden los ejemplos de estas acciones. En Supercurioso hemos recopilado algunas y te las ofrecemos en estas 10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad. 

Hemos recopilado estas historias de Navidad cortas de diversas fuentes y esperamos que te conmuevan tanto como han conseguido impactarnos a nosotros. Lo que vemos en películas y leemos en libros, algunos de cuentos de Navidad clásicos, puede suceder de verdad. Así que no siempre es lo malo lo que supera la ficción, también la parte más bondadosa de las personas lo hace. ¡Compruébalo!

10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad

1. La tregua de Navidad de 1914

10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad | Impactantes

Es posible que hayas visto esta historia en alguna película o serie sobre la primera guerra mundial. Es un hecho muy conocido, pero que no deja de conmover a pesar de los años que han pasado. Tuvo lugar durante la Primera Guerra Mundial en la Navidad de 1914 y se conoce como la “Tregua de Navidad”. Fue un breve alto el fuego que de manera no oficial se estableció entre las tropas del Imperio alemán y el Imperio británico estacionadas en el frente occidental. Hubo intercambio de villancicos, de tabaco y comida e incluso se llegaron a jugar partidos de fútbol entre las fuerzas de uno y otro bando.

Además, durante el tiempo de la tregua se permitió recoger los cadáveres de los caídos e incluso hubo enterramientos conjuntos en los que se leyeron salmos en honor a los caídos por parte de los dos bandos. La oposición de los mandos de ambos ejércitos y la crudeza al avanzar la guerra hicieron imposible que esta situación de tregua se produjera en las Navidades sucesivas.

2. La Navidad de 1917

La segunda de estas historias de Navidad cortas también está relacionada con la Primera Guerra Mundial. Los hechos ocurrieron en un pueblo de Dakota del Sur la Navidad de 1917 cuando la Primera Guerra Mundial aún estaba en marcha. Según relató el hermano de un combatiente llamado Archie Clikeman, en esa fecha hacía tiempo que no sabían nada del soldado y toda la familia pensaba que había fallecido en acción. La celebración de Navidad se presentaba tristísima cuando recibieron una llamada. El jefe de correos estaba en la oficina la víspera de Navidad ordenando la correspondencia que se repartiría el día 26 cuando cayó en sus manos una postal para la familia Clikeman; era de Archie y en ella explicaba que estaba prisionero, pero se encontraba bien. El jefe no lo dudó un instante y llamó a casa de los Clikeman para hacérselo saber sin esperar al reparto del primer día laborable, consiguiendo que lo que se presentaba como una triste fiesta se convirtiese en una auténtica celebración. Archie regresó al finalizar la contienda.

3. La sombrerera (1931)

La víspera de Navidad de 1931, el matrimonio compuesto por Ed y Julia Stewart iban en automóvil camino de su casa cruzando una zona desértica a las afueras del pueblo de Superior en Arizona cuando pincharon una rueda. Mientras el marido cambiaba la rueda la esposa se alejó un poco para orinar cuando vio una caja parecida a una sombrerera. Se acercó a mirar y cual no sería su sorpresa cuando en su interior descubrió un bebé recién nacido. Estaba abandonado, pero completamente sano. Era una niña.

El matrimonio la recogió y la entregó a las autoridades para que fuera legalmente adoptada. Las probabilidades de que alguien encontrase al bebé en la zona desértica en que fue abandonado eran mínimas, así que puede hablarse de un verdadero milagro de Navidad.

4. La Guerra de Corea (1950)

10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad | Impactantes

En diciembre de 1950 miles de coreanos se agolpaban en los muelles de Hungnam esperando ser evacuados por los barcos aliados para ser llevados a un lugar más seguro. Lamentablemente, no había barcos suficientes. Finalmente, solo el SS Meredith Victory al mando del capitán Leonard LaRue estaba en el puerto para dar cabida a los que quedaban. Era un barco de carga pequeño diseñado para que viajaran en él no más de 60 personas. Al parecer LaRue, no quiso dejar a nadie en tierra, vació la carga, y embarcó a cerca de 14.000 personas. Las condiciones y la estrechez eran inenarrables, el peligro inmenso ya que el mar estaba plagado de minas, pero a pesar de todo lo que tenía en contra, el 25 de diciembre consiguieron llegar a la Isla Geoje, no tan solo con todo el pasaje, sino con 5 pasajeros más ya que 5 mujeres habían dado a luz en esos días que estuvieron navegando.

Se considera la mayor operación de rescate humanitario realizado por una sola nave en la historia de la humanidad. Finalizada la guerra, Leonard LaRue se hizo monje benedictino y fue conocido como “Hermano Marinus”.

5. La perrita Daisy (2006)

Aquí tienes la quinta de estas historias de Navidad cortas. Quizá a algunos esta historia no les parezca importante, pero seguro que para la dueña de Daisy sí lo fue, y los que hemos tenido mascotas podemos entenderlo. En abril de 2006, la perrita Fox Terrier de Vonda Lundstrom, una mujer que vivía en Colorado se escapó. La buscaron infructuosamente pero no la encontraron. Su sorpresa fue mayúscula cuando, la víspera de Navidad recibieron la llamada de una mujer de Tenneesse. Había encontrado a Daisy. Gracias al collar con la identificación de sus vacunas habían localizado al veterinario y posteriormente a Vonda. Nadie sabe cómo la perrita logró recorrer los casi 2.000 km. que separan ambos hogares, eso sí, Vonda pasó las Navidades más felices de su vida.

6. Despertar del coma (2007)

10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad | Impactantes

El 7 de diciembre de 2007, Alcides y Edgar Moreno estaban trabajando como limpiadores de ventanas en la Torre Solow de Nueva York. Cuando estaban en el piso 47, el andamio cayó y ellos se precipitaron sobre el suelo. Edgar murió en el acto, pero Alcides estaba vivo cuando llegaron las ambulancias. Fue sometido a varias intervenciones quirúrgicas, pero el hombre entró en coma y no parecía que fuera a sobrevivir al accidente.

Asombrosamente, el día 25 de diciembre, Alcides se despertó del coma perfectamente lúcido. Todo el hospital hablaba de un suceso extraordinario, máxime cuando incluso al cabo de un año volvía a caminar.

7. Tormenta de Nieve en Canadá (2008)

La semana previa a Navidad del año 2008, Canadá sufrió una de las peores tormentas de Nieve que se recuerdan. A pesar de ello, un ama de casa canadiense de 55 años, la Sra. Donna Molnar, decidió coger su vehículo para acercarse al supermercado para hacer unas compras. Al ver que no regresaba su familia avisó a la policía que no consiguió dar con ella. Tres días después apareció el coche vacío en un parking y cuando ya la daban por muerta, un perro llamado Ace la encontró enterrada bajo la nieve en un campo cercano al aparcamiento. Estaba viva y consciente a pesar de que la temperatura de su cuerpo había bajado a 30 grados. Fue llevada a un hospital para que se recuperara de la hipotermia. Regresó a su casa a tiempo de celebrar la Navidad con su familia.

8. La mujer que regresó a la vida (2008-2009)

10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad | Impactantes

La siguiente de estas historias de Navidad cortas sucedió la víspera de Navidad del año 2009 y también parece tratarse de un milagro. La señora Tracy Hermanstorfer estaba de parto ingresada en un hospital de Colorado Springs cuando le sobrevino un ataque de corazón y a pesar de los intentos de recuperarla, éste se paró. El equipo médico decidió practicarles una cesárea de urgencia y extraer al bebé. El niño nació muy débil y casi sin pulso. Se lo entregaron al padre, para que lo tuviera en sus brazos, pero pensando que no sobreviviría.

Sin embargo, ocurrió el milagro. El corazón de la madre, tras más de 4 minutos parado, volvió a latir y el pulso del bebé se normalizó. Ambos se recuperaron sin ningún tipo de secuelas.

9. La aerolinea y Santa Claus (2013)

La penúltima última de estas historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad, no deja de ser una anécdota, pero seguro que hizo muy feliz a sus protagonistas. Sucedió en un vuelo de la aerolínea canadiense WestJet. La compañía creó un Santa Claus virtual y los pasajeros, al escanear sus pasajes podían decirle el regalo que querían recibir. Los deseos iban desde calcetines hasta televisores o tabletas. Nadie pensó que fuera más que una diversión, pero la sorpresa del pasaje fue mayúscula cuando, al desembarcar e ir a recoger su equipaje, vieron en la cinta transportadora los regalos que habían pedido. Si no lo crees aquí te dejamos el vídeo que publicó la aerolínea.

10. Gente bondadosa en todos los tiempos y lugares

Para finalizar estas Historias de Navidad cortas, queremos explicar una que seguro habrás escuchado en versiones similares porque siempre hay gente de buen corazón en todos los lugares y en todas las épocas. En este caso es la historia de una familia que estaba pasando apuros económicos y estando cerca la Navidad, los padres no sabían como conseguirían pasar unas buenas fiestas con sus hijos. Estando todos reunidos llamaron a la puerta de la casa y al abrirla un desconocido les hizo entrega de una caja y se fue. Al abrirla encontraron un fajo de billetes. No era mucho dinero, pero con él la familia pudo comprar lo necesario para disfrutar esas Navidades.

Esperamos que te hayan gustado estas 10 Historias de Navidad cortas que sucedieron de verdad. ¿Conoces alguna más? ¡Compártela con nosotros! Estaremos encantados de ampliar esta lista. Si quieres conocer otros datos curiosos sobre la Navidad, te invitamos a leer el post: La historia de San Bonifacio y el primer árbol de Navidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here