Valora este post

La emperatriz rusa era particularmente famosa por sus tórridas aventuras y gustos carnales, durante la segunda guerra mundial un grupo de soldados soviéticos descubrieron en uno de los palacios de Tsárskoye Selouna una habitación repleta de todo tipo de mobiliario y juguetes eróticos.

Catalina “La Grande”

Catalina “La Grande” fue una emperatriz rusa que reinó durante 34 años, su apodo se debe a que durante ese período logró cambios muy significativos en la política y cultura Rusa consiguiendo la expansión y modernización del país.

Así mismo la emperatriz también fue famosa gracias a la gran cantidad de amantes que tuvo durante el extenso período en el que reinó. Algunos de los más famosos son: Gregorio Potemkin, militar y político ruso; Francisco de Miranda, importante prócer de la independencia venezolana y el príncipe Zúbov, quien sería su último amante,  un hombre 40 años menor que la zarina. Se dice que Catalina era sumamente generosa con sus amantes, les otorgaba grandes riquezas y puestos claves en la política rusa, inclusive después de terminar la relación con los mismos.

El cuarto de Catalina

Durante la segunda guerra mundial un grupo de soldados soviéticos descubrió en uno de los palacios de Tsárskoye Selouna una habitación muy diferente a las demás. Se trataba de una estancia que mandó a construir Catalina “La Grande” y todo lo que allí se encontraba era erótico y pornográfico, tal fue la impresión de los soldados que, lejos de destruir el sitio, documentaron el descubrimiento mediante una buena cantidad de fotografías.

catalina1

Lamentablemente, muchas de esas fotografías se perdieron durante el conflicto bélico. Sin embargo, se pudieron rescatar algunas y en años posteriores los expertos del Museo del Hermitage confirmaron su existencia.

catalina2

Una de las paredes de la habitación estaba decorada en su totalidad por falos de diversos tamaños y formas. El mobiliario de la estancia, como las sillas y los escritorios, estaban tallados con formas pornográficas, también se pudieron encontrar diferentes pantallas y pinturas con imágenes sumamente eróticas.

catalina3

Esta emperatriz rusa fue tan famosa por sus escándalos sexuales, que inclusive se llegó a decir que falleció mientras era penetrada por un caballo, aunque esta historia nunca pudo confirmarse. Lo que sí es cierto es la existencia de esta estancia, que deja en evidencia los particulares gustos eróticos y placeres que caracterizaron a Catalina “La Grande”.

¿Qué te ha parecido la historia de la Emperatriz Rusa?

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here