Si has tenido a un gato o a un perro en tu vida, sabrás muy bien sobre el amor que podemos llegar a sentir hacia estas pequeñas criaturas. Amigos y compañeros que se convierten en nuevos miembros de nuestra familia. Las curiosidades de los gatos nos presentan a un animal elegante y misteriosos, un tanto esquivo y muy independiente, que no suele regalar su afecto a menos que te lo sepas ganar. Por su parte, los perros son de naturaleza más social y amistosa, juguetean, ladran y mueven la cola cada vez que te ven llegar. La esencia de ambas especies es totalmente diferente, pero ambos representan una preciosa compañía. Ahora bien, es mucho lo que se ha dicho sobre si los gatos son más inteligentes que los perros, así que hoy en Supercurioso nos animamos a contarte qué dice la ciencia al respecto. ¡Acompáñanos!

¿Los gatos son más inteligentes que los perros? Descubre la verdad

diferencias entre perros y gatos

Hablar de que los gatos son más inteligentes que los perros, o viceversa, es simplemente comparar peras con manzanas. Cada especie es única en sus características, así que la comparación de la inteligencia resulta un tanto difícil. Sin embargo, al ser las mascotas más populares a escala mundial, sus amantes siempre tienden a equipararlos. Tan es así, que la ciencia se ha ocupado en realizar diferentes estudios que pretenden medir las capacidades de ambos animales para dar con una respuesta final.

Los amantes de los felinos defienden a capa y espada la idea de que los gatos son más inteligentes que los perros. Por el otro lado, los que prefieren a estos últimos se sostienen en ideas desarrolladas en el campo de la investigación, en las que se ha concluido que la inteligencia de un perro podría ser similar a la de un niño de dos años de edad.

Entonces, ¿Quiénes ganan la peculiar batalla? Pues, para comprenderlo es necesario saber que la inteligencia animal se suele dividir en tres grandes áreas a partir de las cuales se hace una evaluación general. Estas serían la capacidad que tenga el animal para la resolución de problemas, la formación de conceptos generales a partir de experiencias concretas específicas, y la inteligencia social. Sabiendo esto, vayamos a ver qué dice la ciencia al respecto.

¿Qué dice la ciencia sobre la inteligencia de perros y gatos?

¿Son más inteligentes los perros o los gatos La ciencia responde

1. Los perros tienen más neuronas

Son varias las hipótesis que defienden que los gatos son más inteligentes que los perros, pero te comentaremos de una que parece apuntar a lo contrario. Se trata de un estudio, realizado y publicado en la revista Frontiers in Neuroanatomy, en el que se llegó a la conclusión de que los perros tienen muchas más neuronas que los gatos, lo que sugiere que pueden ser más capaces cognitivamente. El estudio fue realizado por un equipo de investigadores de seis universidades diferentes en los Estados Unidos, Brasil, Dinamarca y Sudáfrica.

Los científicos se dieron la tarea de analizar los cerebros de tres animales: uno de un gato, uno de un perro de raza Golden Retriever y uno de un pequeño perro de raza mixta. En el cerebro de los perros, a pesar de la variación en tamaño, había alrededor de 500 millones de neuronas, más del doble de los 250 millones que se encuentran en el cerebro del gato. Esto significa que los perros pueden ser dos veces más capaces cognitivamente que los gatos. Con este descubrimiento, los investigadores pudieron comparar la inteligencia de los canes a otros animales y afirmaron que los perros tienen aproximadamente la misma inteligencia que los mapaches y los leones, mientras que los gatos domésticos tienen una inteligencia comparable a la de los osos.

La base de este estudio que tira por la borda la idea de que los gatos son más inteligentes que los perros se sustenta en que, aunque la inteligencia sea difícil de cuantificar, la mejor manera de hacerlo sería contando la cantidad de neuronas, pues estas son las unidades básicas de procesamiento de información, según explicó la neuróloga del estudio, Suzana Herculano-Houzel. A mayor cantidad de unidades se hallen en el cerebro, más capacidad cognitiva tendrá el animal.

Ahora, para medir las neuronas, los investigadores debieron convertir el cerebro de los animales en una especie de sopa, que proporcionó una cantidad de núcleos suspendidos de las células neuronales para que los investigadores estimaran el número de neuronas. Este estudio analizó las neuronas de la corteza cerebral porque esa es la parte del cerebro que impulsa la toma de decisiones y la resolución de problemas, entre otras funciones.

Otro estudio, esta vez publicado por la revista New Scientist, parece concluir algo diferente en relación con el número de neuronas de ambos animales. Lo que defiende esta investigación es que los gatos tienen un promedio de 300 millones de neuronas, mientras que los perros tendrían un promedio de 160 millones. Aún así, la conclusión afirma que los perros seguirían superando a los gatos en inteligencia, aunque en una medida pequeña.

2. El proceso de domesticación

La medición de si los gatos son más inteligentes que los perros o viceversa, no pasa tan solo por el número de neuronas, sino por la integración que ambas especies han tenido con los seres humanos. Y en este sentido, la historia de domesticación de ambos animales es determinante. Si comparamos el ADN del perro con el de su ancestro más cercano, el lobo, encontraremos que los inicios de su domesticación pueden rastrearse hasta hace unos 16.000 años en promedio. Si nos vamos a evaluar el mismo proceso en los felinos, tendremos que los gatos entraron a los hogares del hombre por primera vez hace unos 9.500 años.

Este proceso de domesticación podría influir en la forma en la que ambas especies se relacionan con las personas que integran su círculo cercano. Los perros son animales de grupo, de manada, por lo que se sienten en confianza estando con su familia, como un miembro más. Mientras los lazos afectivos que se crean entre un perro y su dueño pueden ser tan cercanos incluso como los de un padre y su hijo, los gatos suelen ser animales que, aunque puedan llegar a ser muy afectuosos, necesitan de su espacio propio y del manejo de cierta independencia.

Ahora bien, aunque la ciencia dice que aquello de que los gatos son más inteligentes que los perros no es tan así, y que serían los canes los que superan en capacidades cognitivas, hay un consuelo para quienes pertenecen al equipo felino. Otros estudios consiguieron que aunque los gatos pueden ser un poco menos inteligentes que los perros, los amantes de los gatos son más intelectuales que los amantes de los perros.

Y tú, ¿Sabías estos detalles sobre la inteligencia de las dos grandes mascotas de las personas? ¿Consideras que eres más de perro o de gato? ¡Déjanos todas tus opiniones en un comentario! ¡Estaremos deseando leerte! Si eres del team de los canes, te dejamos con esta selección de las mejores frases de perros. Pero si más bien prefieres a los solitarios felinos, también tenemos geniales frases sobre gatos. ¡Disfrútalas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here